A COMER SALCHICHAS DE PESCADO

A COMER SALCHICHAS DE PESCADO

Los colombianos, con tanto pescado en sus dos costas, solo dedican el dos por ciento de su dieta al consumo de este producto. Es decir, un promedio de consumo de cinco kilogramos anuales, frente al promedio mundial de 24. El Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), seccional Valle, puso en marcha un programa de diversificación alimenticia: construyó una planta piloto de procesamiento y almacenamiento de productos marinos, en el Centro Naútico Pesquero de Buenaventura.

14 de enero 1991 , 12:00 a.m.

El programa forma parte de un paquete de planes de cooperación técnica entre Colombia y Japón, a través del Sena y la Agencia de Cooperación Técnica Internacional (Jica).

La planta cuenta con capacidad de seis toneladas en frío, maquinaria para la transformación de pescados y mariscos, y dos carros congeladores que permitirán llevar capacitación en procesamiento de alimentos marinos a cualquier rincón del país.

El potencial pesquero del Pacífico, estimado en 270 mil toneladas por año, contrasta con la captura actual que no sobrepasa las 17 mil toneladas. El resto va a parar a los barcos japoneses y ecuatorianos.

El Sena no solo pretende fomentar el consumo de pescado, sino contribuir con la tecnificación y desarrollo económico de los pescadores artesanales. Y, finalmente, el aprovechamiento del pescado en su totalidad, desde la carne hasta las vísceras y las espinas, para la fabricación de embutidos y nuevas formas de presentación de alimentos marinos como salchichas, jamones, salsas, cábanos, mortadelas, patés y salchichones.

Para ello se aprovechará la rica gama de especies piscícolas del litoral como trucha, cachama, mojarra, carpa, bocachico, palometa, cherna, corvina, róbalo, tilapia, tucunare, camarones y langostinos.

Según estadísticas, cerca de diez mil pescadores artesanales de Buenaventura le reportan al puerto trescientas toneladas de pescado, pero sus ganancias no llegan ni a los dos salarios mínimos.

La intervención de los intermediarios es otro obstáculo: cuando la época es de subienda, los intermediarios bajan los precios de los productos considerablemente. Un kilo de pargo rojo lo adquieren en cuatrocientos pesos al pescador y lo venden por 1.500 al consumidor en los mercados locales.

Sus faenas las realizan con trasmallos, chinchorros, espineles, trolines, atarrayas, chagas y anzuelos. Utilizan chalupas y esquifes, lo que solo les permite actuar en la desembocadura de los ríos donde se concentra la mayor parte de criaderos de peces.

Por ello, uno de los propósitos de la estrategia de capacitación consiste en establecer zonas de pesca hasta aguas intermedias y dotar de embarcaciones a los pescadores para optimizar las condiciones de conservación y procesamiento de los productos, a bordo y en tierra.

La formación profesional se llevará a cabo con cursos-talleres para técnicos y líderes pescadores artesanales en el Centro Naútico Pesquero, en coordinación con la Comisión Permanente del Pacífico. Para ello se contará con el apoyo logístico de los Centros de Servicio al Pescador Artesanal (Cespa), ubicados en Guapi, Bahía Solano y Buenaventura.

El programa contempla aprovechar hasta la última víscera. Esto contribuirá con el mejoramiento de ingresos de los pescadores artesanales. Al crearse una nueva gama de alimentos y productos marinos no tradicionales, como salchichas y mortadelas, el pescador comercializará la totalidad del recurso piscícola, haciendo más rentable su faena , afirmó Humberto Calero, director regional del Sena en el Valle. Infraestructura En la construcción y equipamiento de la unidad de procesamiento de productos marinos se invirtieron quinientos millones de pesos, la mayor parte donados por el Japón.

La unidad cuenta con sala de procesos, de empaques, de ingredientes, área de almacenamiento para materia prima, laboratorio de control de calidad, empacadora, moldeadora, estufas y hornos.

Igualmente, incluye infraestructura para capacitación de personal. Expertos japoneses dirigen un programa de instrucción de técnicos del Valle del Cauca, Magdalena, Atlántico, Chocó y Guajira.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.