EL MISTERIO DE MULHOLLAND DRIVE

EL MISTERIO DE MULHOLLAND DRIVE

David Lynch es uno de los pocos directores que ha logrado crear un universo propio a través de su filmografía. Las perturbaciones mentales, relaciones tormentosas y atmósferas intranquilizantes le pertenecen.

14 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

David Lynch es uno de los pocos directores que ha logrado crear un universo propio a través de su filmografía. Las perturbaciones mentales, relaciones tormentosas y atmósferas intranquilizantes le pertenecen.

Excepción quizá es Una historia sencilla, cuyo título deja entrever un distanciamiento de sus habituales argumentos, que su plácida historia de un anciano que recorre centenares de kilómetros en una podadora para visitar a su hermano confirma.

El aspecto pictórico de esta cinta unido a la atmósfera onírica de Mulholland Drive resumen las obsesiones de Lynch por la imagen, el color y la metáfora, derivadas de su gran afición a la pintura.

Mulholland Drive, la calle de los sueños, su última producción, podría catalogarse como su obra cumbre, reconocida en el Festival de Cannes 2001 con el premio a mejor director (distinción compartida con Joel Coen por El hombre que nunca estuvo), categoría por la que también fue nominado en los Oscar 2002.

Una hermosa y misteriosa mujer (Laura Herring, John Q) sobrevive a un intento de asesinato gracias a un accidente en el que pierde la memoria, ocurrido en el sector de Mulholland Drive. Por un clásico afiche de la película Gilda, protagonizada por la Hayworth, la amnésica mujer se hacer llamar Rita.

Mientras está perdida en los pasajes de su memoria conoce a Betty (Naomi Watts), una rubia que aspira a ser actriz de Hollywood, y quien la ayuda a buscar la salida. Pero en ese afán por encontrar sus recuerdos hacen parte de una intriga criminal de celos, mafia y cine.

Temores y aficiones.

Con maestría, David Lynch elaboró una cinta cuya mayor altura la consigue con su guión deslumbrante, el cual abandona el desarrollo lineal para desenvolverse en espiral y asombrar al público. Tal vez solo una mentalidad como la del escritor Julio Cortázar (debido sus giros narrativos) podría identificar su artificio.

Incluso la crítica siempre ha manifestado su enojo con el director por su incapacidad para explicar sus obras con claridad. Solo el magistral guión de la cinta Antes de la lluvia (1994), del macedonio Milcho Manchevski, que presentaba la disputa entre albanos y ortodoxos durante la guerra de Bosnia podría equiparársele.

En el libro David Lynch por David Lynch, su autor Chris Rodley afirma que "los sentimientos que más le excitan al director son los que se acercan a las sensaciones y los aspectos emocionales de los sueños: los elementos cruciales de la pesadilla que son imposibles de comunicar describiendo tan solo acontecimientos".

Mulholland Drive, además de plasmar ese interés por los sueños, también presenta el temor que Lynch manifiesta por la ciudad -debido a los submundos que esconde- y su gusto por aquella época regida por los musicales.

Ejemplo de ello son las alusiones a Rita Hayworth (bailarina y actriz que fue esposa de Orson Welles), la actuación de Ann Miller como Coco (quien bailó con Fred Astaire en Easter Parade), y la posible referencia a la rubia Betty Grable, famosa por sus piernas y quien hizo pareja con Jack Lemon en Tres para el show.

En cuanto a su afición por la metáfora, el propio Lynch afirma que la amnesia se asemeja a la actuación por la pérdida de identidad. La alegoría también se observa con el afiche de Gilda, cinta en la que Rita Hayworth hace de mujer fatal en un triángulo amoroso, características que Laura Herring recuerda, pero al estilo de Lynch.

En resumen, Mulholland Drive es un estupendo filme, transgresor es su forma narrativa y que sumerge al espectador, con cierto asombro, en el reino de "Lynchlandia".

- Mulholland Drive,.

Director: David Lynch.

Con: Naomi Watts, Laura Herring.

FOTO.

Laura Herring (Rita)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.