EFECTO NOGAL MOVIÓ LOS MERCADOS

EFECTO NOGAL MOVIÓ LOS MERCADOS

La petición del presidente Uribe a los inversionistas internacionales de confiar en Colombia, invertir más y no abandonar el país, muestra que existe una gran preocupación por los efectos que el atentado terrorista del viernes puedan causar sobre la economía. (VER GRAFICO:EVOLUCION DEL SOLAR INTERBANCARIO - IGBC BOLSA DE COLOMBIA- PORTAFOLIO DE FONDOS EXTRANJEROS CON ACCIONES COLOMBIANAS)

11 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

La petición del presidente Uribe a los inversionistas internacionales de confiar en Colombia, invertir más y no abandonar el país, muestra que existe una gran preocupación por los efectos que el atentado terrorista del viernes puedan causar sobre la economía.

(VER GRAFICO:EVOLUCION DEL SOLAR INTERBANCARIO - IGBC BOLSA DE COLOMBIA- PORTAFOLIO DE FONDOS EXTRANJEROS CON ACCIONES COLOMBIANAS).

Los mercados financieros internacionales son extremadamente sensibles a hechos como estos y ello se reflejó ayer con un aumento en la percepción de riesgo que tienen los inversionistas sobre el país.

Después del atentado del viernes, ayer había cierto nerviosismo por saber cómo asimilarían los mercados financieros el ataque contra el Nogal.

Pues bien, sucedió lo que un poco se esperaba, el dólar subió, la bolsa cayó, los spread de la deuda colombiana aumentaron, y subieron las tasas de la deuda interna.

Los movimientos no fueron dramáticos, por lo cual el presidente de la Bolsa de Colombia, Augusto Acosta, señaló que dada la difícil situación de orden público, los mercados de capitales respondieron con altura a las circunstancias y evitaron una desbandada incontrolada de precios.

Según el directivo, los operadores de mercados deben entender que si salen de manera masiva a especular con los dólares y a subir las tasas de interés "nos estaríamos volviendo tan terroristas como los que atentaron contra El Nogal".

Por eso, insistió en que los mercados tomen las cosas con calma, asimilando los hechos de manera razonable y sin perder la confianza en la reactivación de la economía.

Pero la verdad es que los mercados financieros en Colombia encontraron nuevos elementos de incertidumbre.

El dólar subió 15 pesos, registrando una devaluación de 0,2 por ciento.

El día arrancó nervioso en el mercado cambiario con una tasa de cambio de 2.978,45 pesos por dólar. Fue la máxima de la jornada.

Durante el día se estabilizó para terminar con la una TRM para hoy de 2.968,88 pesos.

Así, la devaluación en lo corrido del año llega a 3,6 por ciento y en los doce meses de 30,63 por ciento.

Entre tanto, el mercado de acciones tuvo una nueva jornada de bajas en la mayoría de los títulos que se transan en la Bolsa de Valores de Colombia.

El Indice General de la Bolsa de Colombia (Igbc) cerró con una reducción del 0,85 por ciento con respecto a las operaciones del viernes.

La deuda pública interna y externa se encareció por el aumento de las tasas de interés.

Ayer el mercado secundario de deuda pública que se maneja a través del Sistema Electrónico de Negociación (SEN) registró operaciones con TES por sólo 105.000 millones de pesos, la cifra más baja registrada desde diciembre pasado con la diferencia de que en ese entonces el bajo monto de operaciones se explicaba por el cierre del año y ayer todo obedeció al nerviosismo que causó el atentado terrorista al Club El Nogal.

Para los operadores del mercado, el hecho de que el país se enfrente a una situación difícil de orden público, pese a los anuncios del Gobierno de aumentar sus estrategias de seguridad, hace que los inversionistas busquen la mejor manera de proteger sus activos y, en ese caso, el dólar se convierte en el mejor refugio.

Por eso, muchos prevén que la tasa de cambio puede acelerar esa tendencia en los próximos días, poniendo en serio riesgo la meta de inflación. Bajo es perspectiva, el banco central tendría que actuar nuevamente sobre las tasas.

En opinión de algunos operadores, el Emisor puede optar por una nueva alza de sus tasas de interés o por utilizar mecanismos de intervención en el mercado cambiario a través de las subastas de opciones "call" para reducir reservas internacionales en unos 500 millones de dólares.

Tomás Gómez, analista de la firma Suvalor de Medellín, dice que el mercado espera para este viernes alguna decisión del Banco de la República y advierte que esa expectativa redundará en un bajo número de negocios en lo que resta de la semana, combinado con la alta volatilidad de las cotizaciones.

Frente a la intervención del Banco de la República en los mercados financieros, el Grupo de Estudios Económicos del Bbva Banco Ganadero, que lidera el economista Daniel Castellanos, opinó que el Emisor y el Gobierno pueden promover el bienestar nacional "si atajan la escalada alcista de los precios".

Agrega que "tanto el gobierno como el BR son, quiéranlo o no, autoridades cambiarias, y que el manejo del mercado cambiario será clave para que la devaluación no siga alimentando la inflación".

NOS VEN MAS RIESGOSOS.

El atentado contra el Club El Nogal hizo subir ayer el nivel de riesgo financiero del país en el exterior.

Estos dos elementos, en términos prácticos, significan que el acceso de Colombia tanto del sector público como privado a financiamiento internacional resulta más costoso.

Dicho riesgo país es el nivel de la sobretasa de los papeles colombianos de deuda sobre los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Colombia registró ayer lunes un spread (riesgo) de 702 puntos, aunque llegó a registrar un máximo de 710 puntos. El viernes pasado el nivel máximo llegó a los 700 puntos, aunque cerró en 690 puntos.

Algunos pocos analistas de deuda emergente en el exterior señalaron que los inversionistas estarían retirándose y revaluando a Colombia.

La situación ya no se ve tan clara como hace unas semanas, cuando se firmó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, por lo menos no desde el punto de vista de la seguridad del país.

Los grandes bancos de inversión extranjeros, sin embargo, mantienen el pleno respaldo a los bonos colombianos, para quienes es importante la manera decidida como el presidente Uribe está encarando el problema de la inseguridad en el país. Pero también el programa económico basado en un fuerte ajuste fiscal.

INVERSION EXTRANJERA EN PORTAFOLIO.

El año pasado fue el período más malo para la inversión extranjera en acciones colombianas pues el portafolio registró el nivel más bajo desde 1993 cuando los fondos foráneos hacen presencia en el país.

Según la Superintendencia de Valores, en 2002 la inversión en acciones colombianas marcó una caída de 27,6 por ciento en dólares, con lo que el portafolio de dichos fondos se acortó hasta los 233 millones de dólares.

Un año atrás la cifra ascendía a los 322 millones de dólares.

De todas maneras la situación es más diciente si se toma en cuenta que en julio de 1997 los fondos registraron el mayor valor en dólares en acciones colombianas con 1.218 millones. De esta manera la caída sumaría el 80,9 por ciento.

SEGUROS: SE DISPARAN LAS ALERTAS.

Los efectos del atentado contra El Club El Nogal agitó al mercado asegurador y de reaseguro.

De entrada se dispararon las alertas en el ramo contra terrorismo.

Los efectos para quienes tengan que suscribir nuevas pólizas hacia el futuro, se traducirá en importantes incrementos en las primas.

Para este tipo de amparo contra terrorismo operan contratos de reaseguros que en el argot de esta industria se denominan contratos facultativos, es decir que se estudian caso por caso.

No operan los contratos automáticos que funcionan en los seguros de autos, hogar o de riesgos menores.

Es decir, ahora si una compañía local busca reaseguro para una cobertura de terrorismo la verá difícil y costosa la negociación.

Ya de por sí las pólizas de terrorismo tienen límites en la cobertura.

Ayer varias compañías de seguros del país recordaron la petición que vienen haciéndole al gobierno de crear un gran fondo para cubrir este tipo de siniestros.

Desde el 11 de septiembre, este tipo de fondos se creó en varios países y en Colombia el estudio del mismo no ha concluido.

Las compañías señalan que si se tuviera un gran fondo podrían retener más y así ir con más capacidad de negociación ante las reaseguradoras internacionales.

En el caso del Club El nogal se trataba de un coaseguro con varias compañías entre ellas Chubb y Mapfre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.