NO EXISTE UNA POLÍTICA CULTURAL

NO EXISTE UNA POLÍTICA CULTURAL

El Instituto Distrital de Cultura y Turismo cumple este mes 25 años. La fiesta, que se prolongará durante todo el año, incluirá un concierto de músicas autóctonas de diferentes países, una exposición sobre movilidad desde los caminos indígenas hasta TransMilenio, pasando por el trolley y el tranvía de mulas- y una muestra llamada Tiempos de paz en el siglo XX .

15 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

El Instituto Distrital de Cultura y Turismo cumple este mes 25 años. La fiesta, que se prolongará durante todo el año, incluirá un concierto de músicas autóctonas de diferentes países, una exposición sobre movilidad desde los caminos indígenas hasta TransMilenio, pasando por el trolley y el tranvía de mulas- y una muestra llamada Tiempos de paz en el siglo XX .

El Instituto, que en su mejor momento alcanzó un presupuesto de 40 mil millones de pesos, se tiene que conformar con 22 mil millones, que debe repartir entre sus nueve escenarios - La Media Torta, el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, la Cinemateca, el Planetario, el Museo de Desarrollo Urbano, la galería Santa Fe, la sala Oriol Rangel, la Academia Luis A. Calvo y el Centro de Documentación , las becas, los premios y las 50 entidades o programas que reciben su apoyo.

Cómo está de plata el IDCT?.

Está estable. Este año tenemos un presupuesto de inversión de casi 22 mil millones y, por fortuna, no hay nada congelado (el año pasado tuvieron congelado el 43 por ciento del presupuesto). Esto nos permite programar el año con tranquilidad.

El punto a recortar es el de los apoyos?.

Los apoyos se redistribuyeron, para darles oportunidades a otras entidades culturales y a otros proyectos. Había muchos desbalances, arbitrariedades y desequilibrios que se han venido corrigiendo.

Cómo va el proceso de integración del sector?.

Está registrado en el Concejo. La idea es crear la Secretaría de Cultura y Deporte, que integraría al Instituto Distrital de Recreación y Deporte, al Instituto de Cultura y Turismo, a la Orquesta Filarmónica y a la fundación Gilberto Alzate Avendaño.

Cuáles son las bondades de la integración?.

Diría que es una estructura de transición. Permite racionalizar recursos e invertirlos mejor. El ejemplo más palpable es el de la fundación Gilberto Alzate Avendaño, que hace en pequeño lo que hace el Instituto en muchos campos. La clave es unirnos para formular una política cultural.

No existe una política cultural?.

No hay una política cultural pública. No tenemos una política respecto a los apoyos. En ninguna parte dice cómo debe ser la relación entre el sector público y el privado. Tenemos que discutir también la financiación y dar la pelea para poder contar con unas fuentes estables. Necesitamos una Secretaría que permita la formulación de una política. Y luego, cuando estemos listos, sí podremos soltarnos las manos. Es fácil hablar de autonomía cuando uno tiene asegurados los recursos. Es lo que le pasa a uno con los hijos cuando crecen y se creen autosuficientes. Mientras vivan en la casa hay unas reglas por cumplir. Cuando se puedan sostener solos impondrán sus propias normas.

El argumento de la Filarmónica para oponerse a la integración es justamente que perderá su autonomía.

El problema de la financiación de la Filarmónica no está asegurado porque siga siendo un establecimiento público descentralizado. Basta una crisis y un alcalde que considere que no es prioritaria, le recorta el presupuesto y la deja en su mínima expresión.

Por qué el Instituto abanderó el tema de la resistencia civil?.

Porque la idea de resistencia salió del programa de Cultura Democrática. En estos diez años se ha venido ampliando el concepto de cultura. Hemos pasado de la idea de expresiones artísticas o de espectáculo, a un concepto que integra los elementos antropológicos y sociológicos de la cultura, que es finalmente el modo de vida de los habitantes. Resistencia civil es un componente clave de lo que es la actitud de la ciudadanía frente a una situación política particular, como es la que genera el terrorismo.

Foto:.

Según Rocío Londoño, directora del IDCT, los apoyos se redistribuyeron para acabar con las arbitrariedades.

Milton Díaz / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.