NO SE ACELERE, FRENE LAS PELEAS

NO SE ACELERE, FRENE LAS PELEAS

Mire cómo me dejó el carro! De qué está hablando, sí la culpa la tuvo usted! Pues vamos a ver quién sale perdiendo, so gran....! Ah, se cree muy hombre, pues venga y nos damos!

15 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Mire cómo me dejó el carro! De qué está hablando, sí la culpa la tuvo usted! Pues vamos a ver quién sale perdiendo, so gran....! Ah, se cree muy hombre, pues venga y nos damos!.

Palabras más, insultos menos, estas molestas y desagradables peleas podrán evitarse ya que el Nuevo Código de Tránsito prevé la conciliación como una alternativa para solucionar los conflictos que se presentan cuando dos o más vehículos se estrellan.

Para facilitar esta labor, la Secretaría de Tránsito de Bogotá (STT) suscribió un convenio de cooperación con el Centro Nacional de Conciliación y Arbitraje del Transporte, uno de los 34 Centros que se encuentran avalados por el Ministerio de Justicia.

Allí, en la carrera 5 No.16-24 segundo piso, la STT cuenta con 13 abogados conciliadores, 2 coordinadores sociales y 2 jurídicos especializados en temas de tránsito y transporte que, en un mes, ya han atendido 535 audiencias, de las cuales el 42 por ciento ha generado acuerdos favorables para las partes, el 28 se han supendido y el 30 restante requiere una segunda sesión.

Papel de las aseguradoras.

Para los Centros de Conciliación resulta importante contar con el apoyo de las aseguradoras, que tienen un contacto directo con los clientes (conductores) y los pueden asesorar acerca de las ventajas que ofrecen estos sitios.

Además -dice un vocero de la STT-, lo que se pretende es descongestionar algunos procesos jurídicos ordinarios que, la mayoría de las veces, le quitan tiempo, dinero y no le ofrecen ninguna satisfacción al cliente.

Por su parte, las empresas aseguradoras también gozan de estos beneficios, ya que con la audiencia de conciliación se intenta que en una sola sesión las partes en conflicto lleguen a acuerdos que sean favorables para todos , concluye.

Ventajas del servicio.

En el momento de la audiencia, los propietarios de los vehículos encuentran puntos de acuerdo y establecen compromisos de pago para reparar los daños ocasionados en cada vehículo.

Una vez realizada la audiencia se genera un acta con los compromisos de cada parte. En caso de incumplimiento, el documento firmado prestará mérito ejecutivo y se podrá abrir un proceso civil para su cumplimiento.

No es necesario acudir con los abogados de las compañías de seguros, pues hay posibilidades de ejecutar arreglos directos.

Diferencias adicionales.

Aunque el propósito fundamental de los 34 puntos es el mismo, el Centro Nacional de Conciliación y Arbitraje del Transporte tiene otras ventajas:.

El servicio es gratuito.

A menos que las personas deseen realizar un acuerdo directo en el sitio de los hechos, las audiencias se programan en el mismo momento del choque, a través del policía de tránsito, y máximo 15 días después de ocurrido el accidente.

Este Centro realiza seguimiento a las audiencias ejecutadas para el cumplimiento de los compromisos.

De todas formas, cuando las partes no estén interesadas en llegar a un arreglo formal tendrán que acudir al Centro de Conciliación para suscribir una constancia de imposibilidad, documento que deben presentar ante instancias judiciales, con el fin de adelantar el proceso civil respectivo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.