NO SOY EL NUEVO RONALDO

NO SOY EL NUEVO RONALDO

Su padre le hizo hincha de San Lorenzo, pero usted empezó a los seis años en River. Debutó a los 18 y se fue a los 21.

15 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Su padre le hizo hincha de San Lorenzo, pero usted empezó a los seis años en River. Debutó a los 18 y se fue a los 21.

Alguna vez se vio jugando en un club europeo?.

No pensaba en esa posibilidad, pero tenía curiosidad de saber cómo hubiera sido.

Qué condiciones debe tener un futbolista latinoamericano para jugar en Europa?.

Mucho amor por el fútbol para superar la dificultad de estar en otro país, lejos de la casa y de la familia.

Cómo vivió el cambio del fútbol argentino al italiano?.

Al inicio fue bastante difícil, hace seis años solo tenía 21, estaba lejos de casa y de todo lo que siempre había sido mi mundo. Pero después, poco a poco, me adapté y ahora estoy muy bien.

Cuáles son las diferencias más significativas entre el estilo del juego latinoamericano y el europeo?.

En Europa, los defensores están muy cerca de ti, no te dan espacio. Y a diferencia de Latinoamérica, aquí todos los partidos son decisivos.

Qué fue lo más significativo de su primera etapa en el Parma, donde se consagró como goleador?.

En el Parma estuve cuatro temporadas, 1996-2000. Hice más de 60 goles en el campeonato. Allí aprendí a conocer el mundo italiano y se inició mi aventura en este país. Me dieron mucho afecto.

En la Lazio (2000-2002), usted formó un equipo poderoso junto al chileno Marcelo Salas y su compatriota Juan Sebastián Verón. Ganó el scudetto . Por qué dice que pasó malos días en ese club?.

Jugue las dos últimas temporadas en Roma y me sentí muy bien, la gente era espléndida, pero tuvimos épocas negativas como equipo.

Cómo se produjo, entonces, el paso al Inter para esta temporada? Cómo se siente en su nuevo club?.

Un día, de improviso, me dijeron que el Inter me quería y yo acepté. Es como una familia, todos trabajan para hacernos sentir bien. Cuando se sale a la cancha, juego también por el staff que te cuida durante la semana. Me siento muy bien y estoy muy contento con mi elección.

En Italia se dice que usted es el nuevo Ronaldo. Le halaga o le molesta la comparación? Cree que está ocupando el vacío que dejó el delantero brasileño?.

Cuando se llega a una escuadra hay siempre la comparación con algún jugador del pasado. Ronaldo es un gran futbolista, pero él es él, y yo soy yo. Ninguno dice que soy el nuevo Ronaldo, porque soy y seré el viejo Crespo.

Uno de sus sueños era jugar en el Mundial. Un mes antes de la Copa del Mundo, se desgarró en un partido en Lecce y su participación no fue buena. Se sintió frustrado?.

Me sentí mal por el resultado. Pero tengo los medios y el potencial para seguir. Soñaba con hacer un gran Mundial, pero no pienso más en eso, ahora solo tengo en la cabeza al Inter de Milán.

Usted se mira en el espejo de Maradona, Van Basten y Romario? Ha utilizado algunas de sus tácticas?.

Ellos fueron grandes campeones. No creo en las comparaciones con el pasado, hemos jugado en equipos y períodos diferentes y contra distintos adversarios. Yo soy un buen futbolista, pero debo trabajar mucho para crecer y lograr todo lo que ellos tuvieron.

El drama de la lesión.

El pasado 12 de enero se produjo la noticia: En un partido contra Módena, el delantero estrella del Inter, Hernán Crespo, el que casi nunca falla, llegó al área rival pero no pudo rematar una jugada clarísima de gol y cayó de inmediato al césped ante el asombro de todo el mundo. Crespo se tomaba una de sus piernas con las manos, gritaba y abanonó la cancha en camilla, con impresionantes gestos de dolor y lágrimas.

Una lesión importante , dijo el médico Franco Combi. Y sí que lo era. El aductor de su pierna derecha resultó afectado, una rotura muscular, y eso lo retiró de las canchas por tres meses. Ese mismo día, ocho minutos antes, había hecho el segundo gol de su equipo.

Ahora, su compatriota Gabriel Batistuta está en el Inter y la historia se invirtió: Batistuta llegó para reemplazar a Crespo. Bati lleva 182 anotaciones en 306 partidos en Italia (0,59 en promedio) y Crespo 104 en 183 juegos (0,57). Pero cuando pasen esos meses de recuperación, la dupla que no fue en la Selección Argentina podría estar en el Inter

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.