SI TIENE BONOS, OJO CON LA TRAMPA DEL REFUGIO SEGURO

SI TIENE BONOS, OJO CON LA TRAMPA DEL REFUGIO SEGURO

SI SU CARTERA de valores está rebosante de bonos y planea organizar una cena en su casa, no invite a Carl Weinberg: le arruinará el apetito.

14 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

SI SU CARTERA de valores está rebosante de bonos y planea organizar una cena en su casa, no invite a Carl Weinberg: le arruinará el apetito.

"El mercado de bonos se va a venir abajo", afirma Weinberg, economista jefe internacional de la consultora High Frequency Economics en Nueva York. "No puedo más que pensar que nos encaminamos a un tipo de corrección en los bonos similar a la del mercado bursátil".

Su argumento es simple: la inflación aumenta, impulsada por una combinación de factores, entre los que figuran precios del petróleo más altos y déficits presupuestarios crecientes.

Weinberg predice que para fines de año la tasa de inflación anual de la Eurozona será de entre el 2,5% y el 3%, por encima del 2,3% actual. El economista cree que la inflación británica oscilará en esos mismos rangos y que la estadounidense se situará en el 2,5%.

Weinberg sostiene que en esa atmósfera los bonos del gobierno a 10 años "estarían normalmente entre el 5,5% y el 6%". Hasta un niño podría decir que eso está a años luz del 4,03% de la rentabilidad actual de los bonos alemanes a 10 años. Lo mismo sería cierto con el 4,25% de rentabilidad de los títulos británicos y el 3,97% de los bonos del Tesoro estadounidenses.

Weinberg también destaca que los gestores de fondos generalmente evitan comprar bonos cuya rentabilidad está menos de dos puntos porcentuales por encima de la inflación.

Pero si eso es así, por qué tienen todos los gestores activos con una rentabilidad real o ajustada por inflación inferior al 2%? Por una sola razón: el MIEDO a la contabilidad empresarial, a la caída bursátil, a futuros ataques terroristas, a la guerra pendiente con Irak, a las perspectivas de crecimiento económico, a las posibilidades de deflación, o a la caída de precios. Añada a todo lo anterior la ansiedad y ya tiene una excusa para adquirir bonos del gobierno.

Por el momento, esta estrategia de poner la seguridad por delante ha dado sus frutos. Desde principios del año 2000, hasta finales de 2002, los bonos de la Eurozona ofrecieron una rentabilidad del 24%, los títulos británicos un 23%, las emisiones del Tesoro estadounidenses un 35% y los bonos japoneses un 9,2%, según el banco de inversión Lehman Brothers. Esto contrasta con una caída del 51% en los mercados de la Eurozona, un 40% en las acciones británicas, un 43% en los títulos de Estados Unidos y un 48% en la renta variable japonesa, según MSCI.

Un problema: el argumento del refugio seguro está a punto de quedarse sin fuerza. En su opinión, el factor que está haciendo que los precios de los bonos estén altos y la rentabilidad baja es Sadam Husein.

Weinberg no es el único ave de mal agero que ronda los mercados mundiales de renta fija. "No usaría la palabra burbuja, pero existe el riesgo de una ola de ventas en el mercado de bonos", advierte David Fuller, estratega global de Stockcube Research Ltd., en Londres. "Me gustaría desprenderme de todos los bonos soberanos poco después de que se inicie un movimiento militar contra Saddam Hussein".

A Fuller le preocupa que "todo el mundo tiene bonos y la oferta aumentará a medida que los gobiernos emiten más deuda en sus intentos por revivir la economía", agrega.

El lunes, George W. Bush proyectó un déficit fiscal en EE.UU. de US$1,08 billones en los próximos cinco años. A su vez, los cuatro mayores emisores de deuda soberana en Europa, Alemania, Francia, Italia y España, deben refinanciar un récord de 391.000 millones de euros en deuda que vence este año, cifra que está un 30% por encima de la media de los últimos cuatro años, según Morgan Stanley.

A su vez Michael Belkin, presidente de Belkin Ltd., una consultora de inversión para gestores de fondos, cree que las bajas tasas de interés decretadas por la Reserva Federal en EE.UU. han generado una burbuja que pronto explotará.

Jeremy Hale, responsable de estrategia de renta fija para Gartmore Investment Management, dice que "hay una serie de riesgos que pueden hacer que los rendimientos de los bonos bajen mucho". Entre ellos figuran las turbulencias políticas en el Medio Oriente después de la guerra, Al Qaeda y los temores deflacionarios en EE.UU. y Alemania.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.