Secciones
Síguenos en:
UN FONDO CONTRA VIENTO Y MAREA

UN FONDO CONTRA VIENTO Y MAREA

Los últimos diez años han sido muy buenos para muchos fondos de inversión, pero en algún momento casi todas las carteras de acciones de estos fondos han sido víctimas de al menos uno de los años malos por la caída del sector tecnológico, por el mercado bajista o, simplemente, por mala suerte; pero hay una excepción.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Los últimos diez años han sido muy buenos para muchos fondos de inversión, pero en algún momento casi todas las carteras de acciones de estos fondos han sido víctimas de al menos uno de los años malos por la caída del sector tecnológico, por el mercado bajista o, simplemente, por mala suerte; pero hay una excepción.

El fondo T. Rowe Price Capital Appreciation Fund de US$1.900 millones en activos es el único fondo de acciones de Estados Unidos y otros países, dentro de un conjunto de los más de 1.100 fondos lanzados antes de 1993, que ha logrado ganancias en cada uno de los últimos diez años, de acuerdo con información de la firma de análisis Lipper Inc. y Morningstar Inc. De hecho, el fondo ha ganado dinero en todos y cada uno de los últimos doce años.

Cuál es el secreto del fondo? La búsqueda de acciones baratas, el mantenimiento de un buen nivel de efectivo cuando los mercados están difíciles y, a pesar de su clasificación como una cartera de acciones, la diversificación de sus inversiones con una buena parte en bonos. Otra característica: el fondo busca ganancias modestas cuando las acciones suben y, lo más importante, no cae en los momentos difíciles del mercado bursátil.

Tenemos un enfoque mesurado y siempre tratamos de ir hacia adelante , dice el gestor de cartera Stephen Boesel, que ha dirigido el fondo durante los difíciles últimos dos años y logró una ganancia de 0,5% el año pasado, cuando el índice de acciones Standard & Poor s 500 cayó un 22%.

Claramente hemos estado sometidos a una prueba de estrés durante los últimos tres años .

En un mercado de miles de fondos, siempre hay algunos con buenas y malas rachas. La suerte juega un papel importante y las cifras de los retornos anteriores no siempre ofrecen una buena guía para el futuro. De todas maneras la racha de este fondo es deslumbrante.

Desde su lanzamiento en junio de 1986, el Capital Appreciation Fund ha mantenido cerca del 60% de su dinero en una cartera de acciones con valoraciones modestas y un 20% en bonos convertibles, que son bonos empresariales que se pueden convertir en acciones a un precio establecido.

El fondo busca a menudo este tipo de títulos en empresas cuyas acciones han caído tanto que los bonos convertibles han perdido valor como tal y se negocian más como un bono normal. El resto de los activos del fondo usualmente está dividido entre deuda empresarial, bonos del Tesoro y efectivo.

Obviamente, las fortalezas y debilidades del fondo deberían mantenerse en perspectiva. La cartera está diseñada para brillar después de difíciles mercados bursátiles como los de los últimos tres años, pero es poco probable que pueda mantener el ritmo con los índices o con sus pares más agresivos cuando las acciones estén en alza. Por ejemplo, el fondo estuvo a la zaga del S&P 500 cada año desde 1995 hasta 1999, y casi 200 fondos estadounidenses de acciones registraron a fines de abril retornos de 10 años más altos, si bien es cierto que con muchos altibajos.

Otros fondos casi llegaron a igualar su década triunfal. Por ejemplo, First Eagle Global Fund, gestionado por Jean-Marie Eveillard y Charles de Vaulx y con US$2.400 millones, no los alcanzó sólo por una caída de 0,3% en 1998.

Sin embargo, la racha de Capital Appreciation Fund es admirable para una cartera formada principalmente por acciones. Más de 40 fondos en bonos igualaron su logro, pero la mayoría de ellos están en las categorías a corto plazo, en donde los riesgos y las recompensas son bastante bajos.

El fondo también ha probado el valor de mantener los costos bajos. Ya que los retornos de los fondos se reportan después de gastos, los fondos con comisiones más altas han sufrido pérdidas mayores. La proporción de gastos de 0, 87% del fondo T. Rowe está por debajo del 1,52% del fondo promedio en acciones, según Morningstar. Si el fondo cobrara las comisiones promedio, se habría comido la ganancia del año pasado y la racha habría terminado.

Ansiosos de mantener viva la buena racha, Boesel ha estado comprando osadamente acciones en los últimos meses. Irónicamente, muchas de las compras recientes son nombres que estaban en los libros de los fondos de crecimiento durante el mercado alcista. Por ejemplo, su mayor compra en el primer trimestre fue Home Depot Inc. Y en el cuarto trimestre de 2002 compró los bonos convertibles y las acciones comunes del subcontratista tecnológico y consultor Electronic Data Systems Corp.

Después de calcular que lo peor ya había pasado en 2001 y 2002, Boesel vuelve a ser optimista. Creo que la fase del mercado bajista por fin terminó , afirma.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.