Secciones
Síguenos en:
MAJESTUOSO RÍO DEL META

MAJESTUOSO RÍO DEL META

Tomo este título de una bella canción del compositor sanmartinero Manuel Torres, para exponer afirmaciones sobre nuestro principal río llanero. Y utilizo por enésima vez palabras del gran Eduardo Carranza cuando dijo, Y en la palma de su mano está la línea de la suerte de mi Patria. Esa línea es azul y se llama río Meta .

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Tomo este título de una bella canción del compositor sanmartinero Manuel Torres, para exponer afirmaciones sobre nuestro principal río llanero. Y utilizo por enésima vez palabras del gran Eduardo Carranza cuando dijo, Y en la palma de su mano está la línea de la suerte de mi Patria. Esa línea es azul y se llama río Meta .

Es cierto. El principal problema del río Meta es que no tiene doliente. Quién podría serlo? Como se trata de un asunto grande y de plazos largos, su recuperación solo pueden liderarla, estadistas, universidades, entidades gremiales u organizaciones no gubernamentales muy comprometidas con la región.

No se ven los primeros en el panorama nacional ni regional. La Universidad no ha querido. Las entidades gremiales léase los palmeros-podrían intentarlo. Las últimas, talvez. Por ejemplo, la Fundación Mariano Ospina Pérez.

Qué se ha hecho hasta ahora? Se han realizado estudios aislados del Corpes y el Ministerio de Transporte, los cuales amenazan con volverse repetitivos, desligados de una visión técnica integral y cargados de muchas dudas sobre sus verdaderos costos. Qué tal, el cobro de Cal y Mayor, una firma mejicana, de mil quinientos millones de pesos por un estudio de demanda que ya habían prefigurado Svenson y Owen por un valor ocho veces menor? Si, con dineros de su bolsillo, amigo lector.

Asociaciones locales de municipios ribereños y gestiones en organismos binacionales ayudan a mantener vivo el interés por el río, pero no es suficiente. Quizá se requiera recorrer un gran trecho de trabajo intelectual entre los futuros dirigentes del Llano, en colegios y universidades, para lograr construir la fuerza necesaria que haga inevitable lo que hoy parece imposible.

La de Svenson y Owen es una propuesta seria, factible, ecológica y conveniente. Su argumento principal se centra en un gran programa de forestación, comenzando en la cordillera y conservando los muchos afluentes pequeños en los 17 municipios involucrados. Este planteamiento no contradice la probable necesidad de obras de infraestructura, tales como los bloques sumergidos expuestos por Hidroconsulta.

El plan forestal, que debe funcionar desde ya, requiere presupuesto y una entidad que regule su establecimiento, talvez Arimeta, el cual no consiste en regalar arbolitos a los municipios vecinos, sino promover producción empresarial de madera para generar riqueza y empleo, además de protección.

* Sociólogo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.