GRACIAS AL CARIBE

GRACIAS AL CARIBE

Mónica Agudelo con el maestro Bernardo Romero Pereiro imaginó Sangre de lobos y Señora Isabel, dos referentes obligados de la creación nacional. Luego, ella incursionó con Hombres en el humor ácido basado en la observación de la especie, buscó la vida cotidiana de esas mujeres que han construido a pulso a este país en La madre e intentó ironizar en femenino con Brujeres. Ahora, ella decide juntar el universo y estilo de humor a lo Hombres con ese otro legado de don Bernardo que es el mundo caribe y la novela regional.

17 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Mónica Agudelo con el maestro Bernardo Romero Pereiro imaginó Sangre de lobos y Señora Isabel, dos referentes obligados de la creación nacional. Luego, ella incursionó con Hombres en el humor ácido basado en la observación de la especie, buscó la vida cotidiana de esas mujeres que han construido a pulso a este país en La madre e intentó ironizar en femenino con Brujeres. Ahora, ella decide juntar el universo y estilo de humor a lo Hombres con ese otro legado de don Bernardo que es el mundo caribe y la novela regional.

La costeña y el cachaco es una telenovela que cuenta dos maneras de ser Colombia. Una, el desparpajo, apertura y exuberancia caribe, ya retratada en historias que encantaron el alma nacional como Caballo Viejo, Momposina y Escalona. La otra, el arribismo, humor hiriente y montadera amañada de cinismo del interior. La historia tiene conflicto con verdad cultural ya que hace referencia a cómo se juntan dos universos tan disímiles como la interiorana, que todo lo come para dentro, lo guarda, lo convierte en asunto moral y de estilo, y la caribeña que todo lo dice, lo expone y que transforma la moral en un asunto de diversión.

La historia tiene como estilo de contar la onda del humor, la ironía y la desfachatez sin culpa. Este recurso hacia el juguetón humor colombiano de montadera y dilución de responsabilidades en favor del pasarla bien y el ajaaa genera identificación porque es un lenguaje, tono y estilo reconocido y vivido por el televidente nacional.

La costeña y el cachaco tiene muy definidos y contundentes personajes que gustan y pueden generar identificación como Antonio (Abello) quien después de José Gabriel es el más cachaco de la pantalla; Sofia (Amada Rosa) quien representa el estilo, hablado y forma de ser costeña, porque lo es; María Elvira (Gerladine) perfecta imagen de ese sueño de mujer a lo bogotano; Simón (Trujillo), el mamagallista borracho; Vicente (Dorado), el terrateniente gozón; Mercedes (Gómez), la mamá habladora y metida; Sebastián (Benjumea), el amigazo cómplice y burletero; José Luis (Angarita), el macho chabacano y pantallero. Hay de donde hacer un caldo de ojo, emoción y colombianidad. La realización de Luis Alberto Restrepo es linda en fotografía y sabrosita en movimiento de cámara, aunque es extraño y poco creíble la manera como Sofia siempre estaciona el jeep para poder hablar con Antonio. A lo RCN es un producto cuidadito. Eso si hay aspectos que todavía no convencen: el exceso de personajes; la caracterización clichesuda del costeño como perezoso, borracho, mentiroso y bueno para nada; el mundo bogotano evidente y plano igualito a Hombres.

La costeña y el cachaco es refrescante porque se sale del común denominador que abunda en la pantalla ya que tiene un universo distinto (el Caribe), una historia divertida (el amor entre el sicorígido y la extrovertida) y un tono seductor (el humor). Sólo que hay que tener cuidado con el exceso de personajes y el cliché del costeño como perezoso, machista, doble moral y parrandero.

orincon61@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.