Secciones
Síguenos en:
EXPERIENCIAS Y REALIDADES

EXPERIENCIAS Y REALIDADES

Uno: Nadie escarmenta en cabeza ajena. Pero tampoco en cabeza propia?

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Uno: Nadie escarmenta en cabeza ajena. Pero tampoco en cabeza propia?.

Hace 29 años sufrimos el desastre de Quebradablanca, no obstante que durante los dos años anteriores a la tragedia estuvimos repicando con artículos de prensa, fotografías, caricaturas y cartas (ver semanario Correo al Llano de la época).

El Ministro Duran Quintero destituyó fulminantemente al ingeniero Emiliano Vallecilla, quien en declaraciones a Correo dijo que el cerro no se podía controlar encostalando piedritas , como se creía en el Ministerio.

Esto para llamar la atención sobre la desestabilización del cerro donde corre la quebrada Vijagual, que hace dos años mostraba desestabilización en un área de 2 hectáreas, pero ahora se ha extendido a 20, como lo ha venido advirtiendo en todos los tonos Cabildo Verde.

La experiencia es algo que uno cree tener hasta que aprende más. En términos de carretera, el desastre de Vijagual sería mayor que la tragedia de Quebradablanca: arrasaría los dos túneles de Buenavista y un puente.

Dos: La maderiada que en presencia del Presidente Uribe Vélez le dieron a Corporinoquia, la quieren aprovechar algunos personajes que viven de afanes politiqueros, para ver como la colocan en su coto de caza.

Es verdad que Corporinoquia, en lo que lleva de existencia, ha acumulado desprestigio por su ineficiencia. Pero también es verdad que últimamente se nota una tendencia a corregir los errores, precisamente, con base en las experiencias vividas y sufridas.

Los entendidos afirman que la jurisdicción de Corporinoquia esta muy bien pensada , puesto que responde a la necesidad ambiental, que esta determinada principalmente por los cuencas hídricas.

De manera que pretender desvertebrar la jurisdicción de Corporinoquia, sustrayendo al Meta para adscribirlo a Cormacarena, es descuartizar un organismo que debe cubrir toda la geografía que tiene en su jurisdicción. Sería pecado grave.

La integración de las cuencas hidrográficas no se logra desvertebrando sino cohesionando, corrigiendo errores. No es sensato que ahora que hemos aprendido y ya vemos los errores, borremos esa experiencia y volvamos a empezar de cero, o peor, porque cuál es la realidad de Cormacarena?.

* Abogado y politólogo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.