LA POSIBILIDAD DE QUE TELEFÓNICA RESCATE A TERRA PARECE CADA VEZ MÁS DISTANTE

LA POSIBILIDAD DE QUE TELEFÓNICA RESCATE A TERRA PARECE CADA VEZ MÁS DISTANTE

Las esperanzas de adquisición no mueren fácilmente cuando una acción no tiene muchas otras razones para subir. (VER GRAFICO: RENDIMIENTO)

17 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Las esperanzas de adquisición no mueren fácilmente cuando una acción no tiene muchas otras razones para subir.

(VER GRAFICO: RENDIMIENTO).

Por eso es entendible que algunos inversionistas de Terra Networks SA todavía se aferren a la idea de que Telefónica SA podría acudir a su rescate. La idea de que el gigante de telecomunicaciones, que tiene un 37% en Terra, haga una oferta ha sostenido la acción de la empresa de Internet durante meses.

Pero ese final feliz parecía cada vez más remoto a fines de la semana pasada después de que las dos empresas anunciaran una nueva alianza estratégica cuyo objetivo es compensar por las pérdidas de US$675 millones en ingresos de Terra durante los próximos tres años.

La misma Terra ha desestimado los rumores de adquisición y volvió a hacerlo la semana pasada.

Pero sin ningún acuerdo en perspectiva, es probable que las acciones de Terra paguen la cuenta. Los inversionistas deben aceptar el hecho de que ésta es una compañía de Internet que todavía tiene que llegar al umbral de rentabilidad en sus ganancias operativas y que enfrenta dificultades en varios frentes.

La empresa, formada tras la fusión en 2000 de Terra Networks y el portal estadounidense Lycos Inc., ofrece acceso a Internet y opera portales en España, Portugal y Latinoamérica bajo la marca Terra. Además, opera portales en Estados Unidos bajo el nombre de Lycos y tiene empresas conjuntas de portales en Europa, también bajo la marca Lycos.

Las noticias del acuerdo entre Telefónica y Terra, y el balde de agua fría que vertió sobre las esperanzas de una adquisición, hicieron que las acciones de Terra cayeran cerca de un 7% el jueves. Los títulos, que también se cotizan en el Nasdaq, volvieron a ceder el viernes en Madrid, para cerrar en 4,22 euros.

Los inversionistas habían pensado que Telefónica podría comprar el resto de la compañía para poner sus manos en los cerca de US$1.942 millones que tiene Terra en efectivo, al igual que los alrededor de US$755,6 millones en créditos por impuestos pagados.

El catalizador del acuerdo, pensaron, sería la necesidad de Telefónica de compensar los déficit de ingresos en Terra que se produjeron por la decisión de la alemana Bertelsmann AG de no ejecutar una opción de US$675 millones en publicidad en línea durante los próximos tres años.

En lugar de pagar esa elevada suma, creían quienes apostaban por la teoría de la adquisición, Telefónica iría tras el efectivo de Terra y podría ofrecer hasta US$5,9 ó US$6,4 por acción. Pero Telefónica descubrió otra manera de cumplir con la obligación. El jueves, acordó comprar servicios de Terra durante los próximos seis años a un nivel garantizado de US$84,7 millones anuales.

La probabilidad de cualquier recompra por parte de Telefónica se ha reducido dramáticamente , afirmó el banco Dresdner Kleinwort Wassertein en una nota a sus clientes.

Los partidarios de Terra argumentan que incluso sin una adquisición, las acciones serían capaces de mantenerse a los niveles actuales. Creen que los títulos se verán apoyados por el efectivo que tiene la empresa, que estaría en aproximadamente US$3,45 por acción. Sume a eso entre US$1,29 y US$1,51 por las operaciones estadounidenses, españolas y de Latinoamérica y así se llega fácilmente al precio actual, dicen. Además, explican, los créditos por impuestos pagados ayudan a crear un piso para la acción.

El vocero de Terra dice que la empresa está contenta con el acuerdo con Telefónica. Y agrega que el margen implícito de ganancias operativas de cerca del 66% en este negocio es mejor que el margen del 74% que la compañía vio en la previa compra de anuncios de Bertelsmann porque el margen sobre los ingresos de Telefónica está garantizado. Y los US$84,7 millones es un pago mínimo, por lo que podría haber más, dice el vocero.

Otros no se mostraron tan entusiastas. Estábamos esperando que la estrategia y futura alianza fueran más amplias , comenta Alexandra Lord, una analista de Internet con BNP Paribas en Londres.

Los críticos dicen que el acuerdo con Telefónica no pone fin a la competencia entre las dos empresas para ofrecer banda ancha o acceso a Internet de alta velocidad en España, por lo que Terra continuará viéndose afectada en ese frente.

El trato tampoco soluciona los problemas del negocio del portal estadounidense bajo la marca Lycos. Aunque hay cierta mejora en la publicidad en línea en EE.UU., el gasto está yendo principalmente a las firmas más fuertes, como Yahoo! Inc. Necesitan encontrar alguna manera de levantar el negocio de Lycos] o deshacerse de él , dice Lord, de BNP. En ningún mercado sirve de nada ser una empresa del montón .

El vocero de Terra dice que Lycos y EE.UU. siguen siendo una parte clave del negocio y la firma está estudiando formas de expandirlo. De todos modos, si Terra no puede llegar al punto de equilibrio pronto y el efectivo comienza a evaporarse, el precio de la acción también cederá. Es en ese riesgo, y no en la posibilidad de una adquisición, en lo que los inversionistas deberían concentrarse.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.