LIMPIAR PETRÓLEO, PEOR REMEDIO

LIMPIAR PETRÓLEO, PEOR REMEDIO

La limpieza de las playas después de una contaminación con hidrocarburos, como la provocada en las costas de España y Francia por el naufragio del petrolero Prestige, puede tener repercusiones nefastas en el medio ambiente y es necesario interrumpirla antes que el remedio resulte ser peor que la enfermedad, estiman expertos.

04 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

La limpieza de las playas después de una contaminación con hidrocarburos, como la provocada en las costas de España y Francia por el naufragio del petrolero Prestige, puede tener repercusiones nefastas en el medio ambiente y es necesario interrumpirla antes que el remedio resulte ser peor que la enfermedad, estiman expertos.

"Cuando naufragó el Amoco Cádiz en 1978, la orilla de Isla Grande (noroeste de Francia) fueron decapados 20 centímetros de profundidad y después fue necesario rellenarlarecuerda Michel Girin, jefe del centro francés de lucha contra las contaminaciones (Cedre).

Pascal Lacroix, botánico del Conservatorio Botánico nacional de Brest (noroeste de Francia) recalca que la del petrolero Erika fue la primera marea negra en la que hubo lugar para las preocupaciones medioambientales.

Por vez primera, científicos, muchos de los cuales se trasladaron espontáneamente al lugar para proponer su ayuda, fueron asociados por vez primera al plan francés de emergencia en caso de contaminación marina.

Sin embargo, la presencia de los científicos no siempre logró evitar los excesos. Hoy, Pascal Lacroix estima que los retiros excesivos de arena fue la medida más perjudicial durante la limpieza de la marea negra del Erika.

Las cribadoras, especie de tractores que retiran entre 5 y 15 centímetros de arena para tamizarla, se tragaron más arena y algas que petróleo y erosionaron la playa.

Todo esto no significa, acota Girin, que no haya que limpiar las playas de petróleo y alquitrán. Si no fuera retirado, el hidrocarburo volvería al mar, donde no se degrada casi nada puesaños después, donde quedaba petróleo del Erika sigue habiéndolo todavíadice Pascal Lacroix.

Huella persistente.

Morgan Le Moigne, encargada en el Instituto francés Ifremer de coordinar los estudios científicos sobre las repercusiones del naufragio del Erika, indica quehuella del petróleo del Erika sigue estando allítanto en los mariscos como en la flora.

Dependiendo de la manera como se presente la contaminación, grandes capas o pequeños fragmentos de aceite, hay que decidir el tipo de limpieza que se requiere, superficial o profunda.

Una limpieza ecológica de las playas consiste en evitar quecantidad de desechos recuperados se encuentre multiplicada por diez a raíz del retiro de arena y de algas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.