EL CABALLETE DE LUIS LUNA

EL CABALLETE DE LUIS LUNA

Luis Luna es uno de los mejores jockeys de su generación: es un astro en su caballete y en su caballo. Todas las tardes, a eso de las 4 o 5 p.m., deja los pinceles y ensilla su caballo para dar una vuelta en los alrededores de Villa de Leyva y, de paso, meditar sobre su trabajo. Y su trabajo es la pintura, quería que la gente viera en dónde se produce . Mandó a imprimir las tarjetas de invitación de su última muestra, Pintura sobre caballete, con fotos de su caballo y de su taller. Ese guiño, un tanto complejo, un tanto tonto, es apenas un juego de palabras!, dejó perplejos a sus galeristas y a sus invitados. Cuál era el significado de esas tarjetas? Acaso iba a exponer fotos de equinos!? .

18 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Luis Luna es uno de los mejores jockeys de su generación: es un astro en su caballete y en su caballo. Todas las tardes, a eso de las 4 o 5 p.m., deja los pinceles y ensilla su caballo para dar una vuelta en los alrededores de Villa de Leyva y, de paso, meditar sobre su trabajo. Y su trabajo es la pintura, quería que la gente viera en dónde se produce . Mandó a imprimir las tarjetas de invitación de su última muestra, Pintura sobre caballete, con fotos de su caballo y de su taller. Ese guiño, un tanto complejo, un tanto tonto, es apenas un juego de palabras!, dejó perplejos a sus galeristas y a sus invitados. Cuál era el significado de esas tarjetas? Acaso iba a exponer fotos de equinos!? .

Nada de eso.

Luna presentó en la Galería Diners- literalmente- , todas sus pinturas. Es un pintor clásico. Toda la vida ha trabajado sobre caballete. Por eso en una sola temporada de encierro decidió revisar toda su obra y de sus series. Se acuarteló en su taller y retomó todas las técnicas que había usado en el pasado. Hizo su propia retrospectiva. Cada cuadro, sobre metal o vidrio, sobre bronce o sobre lienzo, es una revisión a cada una de sus etapas. El resultado es este: pinturas que representan al mejor Luna de 1988, 1995 o 2001, en cuadros firmados en 2003.

Sin embargo, pese a la diversidad temática y formal, la muestra mantiene una férrea continuidad que se manifiesta en la fidelidad por el negro, el rojo, el azul, el dorado y el naranja. Cuadro tras cuadro, salvo en cinco pinturas que pueden verse como paisajes abstractos , existe una constante en el uso de textos tomados de libros del siglo XVII o de novelas de W. Burruoghs- que, en el cuadro, se convierten en trazos.

Y no sólo eso. Luna es un estudioso de las grafologías y de la simbología de otras culturas: sus cuadros- todos sus cuadros- , si se revisan con detenimiento, mezclan dibujos de monstruos mitológicos y dibujos en la arena de los indígenas norteamericanos, dibujos persas y dibujos chinos. Dibujos de todas partes. Porque Luna es un viajero en su caballete y en su vida, y de cada lugar, real o imaginario, saquea lo que puede. Esa es su riqueza.

Abierta en Galería Diners, Bogotá. Calle 70 A No. 7-41.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.