VIVA MÉXICO:

24 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

En el estado El Campincito, del municipio de Chía, se celebró el fin de semana pasado el Día del Campesino. Todo iba bien hasta cuando el diputado Fredy Sánchez decidió tomarse por su cuenta el acto para lanzar su campaña a la Gobernación de Cundinamarca. Para amenizar el acto, decidió desplazar el encuentro de música campesina y en su lugar puso a tocar a unos mariachis, pagados por él, durante una hora, con lo que se produjo gran descontento. No hubo poder humano que le hiciera entender que aquel no era un acto político sino cultural. Cómo será de Gobernador.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.