NO BASTA CON REVISAR LA CONVENCIÓN

NO BASTA CON REVISAR LA CONVENCIÓN

La Empresa Licorera del Meta no es eficiente, objetiva ni ubicada en la realidad y por tanto tiene que reorganizarse y reestructurarse.

17 de septiembre 1999 , 12:00 a. m.

Ese es el sacrificio que tienen que hacer los directivos y trabajadores, pero nunca sin perder el norte, que es el de generar mayores transferencias para la salud y educación.

Así se refirió el gerente de la Empresa Licorera del Meta, Helman López Cardozo, al señalar que lo más objetivo sería crear una nueva empresa, pero que existen dos propuestas y con base en ellas será tomada la decisión.

Sin embargo el funcionario dijo que si la licorera quiere competir en un entorno de crisis y de globalización de mercados, pues en menos de un año ingresarán licores de varios países suramericanos, la fórmula puede ser contratar el envasado o arrendar la planta y darle el carácter de empresa privada.

Para poder mercadear, agregó, necesitamos una oportuna cifra financiera, pero si hoy no estamos en capacidad de cumplir nuestros compromisos administrativos y convencionales, tampoco vamos a estar en condiciones de salir a ofrecer nuestro aguardiente.

Hay que tener los pies sobre la tierra, si se quiere mantener la empresa hacia el futuro. No basta con revisar la convención colectiva de trabajo, porque lo primero que debemos revisar son nuestras conciencias. Es imposible que con la sola revisión de la convención podamos salir a la otra orilla donde está el paraíso y la felicidad para todos , manifestó.

La pregunta -prosiguió López Cardozo- sería hasta dónde cada uno de los trabajadores, en el pasado se sacrificó y fue consciente de que la empresa iba a llegar a un estado de statu quo, en donde ni avanza ni se detiene, pero que con elementos externos como la crisis económica, se dirige al acabóse. A partir de ahí pienso que el sacrificio tiene que ser mayor a revisar la convención.

Yo miro que hay ineficiencia en el sentido de no poder tener un adecuado departamento o área de comercialización, pero es imposible asumir el costos de una persona altamente calificada para dirigir el departamento de comercialización, y no se puede hacer comercialización con las uñas, se hace con grandes inversiones de dinero a través de la publicidad para mantenerse en el mercado o estamos perdidos , enfatizó el gerente de la Licorera del Meta.

En el último año, según López Cardozo, la empresa asumió directamente la venta en la zona uno del departamento, que corresponde al municipio de Villavicencio, pero esa experiencia dejó en tablas la situación de la empresa y de los trabajadores, porque no se avanzó en nada, por el contrario, antes no había una cartera vencida, que pasó a ser de unos 100 millones de pesos, debido a la falta de planificación y a la necesidad de vendedores expertos .

Atribuyó esta situación a que los trabajadores, que son los vendedores, no se han preocupado en ejercer su papel de vendedores, porque, según afirmó el mismo funcionario, con los sueldos que paga la empresa no se necesita cumplir mayormente con sus propias funciones, y eso hace parte de la ineficiencia administrativa.

Sin embargo, el funcionario también expresó que históricamente a las gerencias de la empresa les cabe parte de la responsabilidad porque tampoco se ha podido estructurar la empresa, con una planta de personal y estructura administrativa que corresponda a un factor eficiente de comercialización. Nos quedamos atrás pensando que la forma de comercialización es la que se hacía hace 20 años. Nosotros tenemos que llegar al consumidor primario con mayores ganchos y con mejores oportunidades para que pueda tener la posibilidad de comprar el aguardiente , aseguró López Cardozo.

En este aspecto el gerente de la Licorera del Meta aseguró que no hay comparación con otras licoreras. Mientras este año la del Meta destinó cerca de 400 millones de pesos para la comercialización y publicidad de sus productos, Representaciones Continental, que hace la distribución del aguardiente Néctar en Cundinamarca, invierte cerca de 12.000 millones de pesos al año.

Hoy, agregó, para mantenerse en el mercado hay que hacer una gran inversión en la comercialización. Se estiman unos 1.000 millones de pesos para recuperar un punto en el mercado.

Los trabajadores Elizabeth Neira Benavides Delegada de los trabajadores en la junta directiva de la Licorera del Meta.

No es culpa de los trabajadores si el producto no llena las necesidades del mercado y si las ventas siempre están disminuyendo.

La responsabilidad es de la administración de la empresa que no se ha metido en el cuento de vender, distribuir, conocer las necesidades del mercado, saber qué necesita cada departamento de la empresa y cuáles son las necesidades para que el producto salga.

El balance de la venta directa, que estuvo a cargo de funcionarios y trabajadores de la Licorera del Meta, demostró que se cumplieron metas y se llegó a sitios donde el aguardiente no había llegado.

Sin embargo, en este momento la situación es más crítica porque en lugar de abarcar más mercado, este se está reduciendo, debido a la terminación de contratos de distribución.

Las ventas Vichada 19.200 botellas Guaviare 28.800 Cundinamarca 9.600 Casanare 25.200 Vaupés 19.200 Meta 692.000 Total 796.000 Nota: Cifras dadas a agosto 31 de 1999.

Fuente: Empresa Licorera del Meta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.