EL NO MAS INUNDÓ LAS CALLES

EL NO MAS INUNDÓ LAS CALLES

Como en el poema de Bertold Brecht... Pero al revés.

25 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Pasaron los teatreros en sus zancos en Pasto; los escobitas desplazados por la violencia en Soledad (Atlántico); las mujeres de vientres abultados y rostros de esperanza en Barranquilla; los folcloristas con sus flautas dulces en Popayán; los niños que ya no juegan a la guerra en Bucaramanga... San Judas Tadeo y San Pacho en Quibdó...

Pasó doña Dolores de Patria y su familia, y el país entero se levantó. Se solidarizó. Lloró. Sintió.

De acuerdo con los organizadores de la jornada, más de 10 millones de colombianos, en 600 municipios del país y 24 ciudades del mundo, clamaron ayer porque el sueño de la paz se haga realidad en este pedazo de universo multicolor, sembrado en la esquina norte de Suramérica.

En Medellín, un millón 200 mil paisas desbordaron la calle San Juan y la carrera 70 y llegaron al Parque de Banderas, donde miles de claveles, globos blancos y plegarias por el fin de la guerra fueron lanzados.

En Barranquilla, cercada por comparsas de colores desfiló la muerte con un letrero colgado al cuello que decía: Necesito vacaciones .

En Quibdó y Popayán, San Judas Tadeo, San Pacho y el Santo Ecce Homo se unieron a las movilizaciones. Los cánticos y las invocaciones corrían como ríos de esperanza por las calles.

Ya no somos mudos ni estamos sordos , dijo un sacerdote en Villavicencio. Podemos decir todos que despertamos de la pesadilla de la apatía, de la indiferencia y del temor , dijo Francisco Santos en el Parque Simón Bolívar de Bogotá.

Marcharé solitario Ríos de gente, un mar de inconformes con la violencia que vive el país inundó calles estrechas y grandes avenidas. El NO MAS traspasó fronteras y se escuchó también en Lima y Tel Aviv, en Nueva York y Sidney.

Fue mucho más que los tres millones de personas que, en julio de 1997, caminaron por las calles de Madrid y Barcelona, en España, protestando por el asesinato del concejal Miguel Angel Blanco, a manos de Eta.

Tengo el agrado de informarles que más de mil colombianos marchamos por la Paz en la ciudad de Lima ... Cerca de 120 colombianos marchamos hoy por la paz de Colombia en Montevideo Uruguay ... Elevamos unos globos y soltamos al vuelo unas palomas después de la misa en Manta (Ecuador) .

Mensajes como estos de miles de colombianos que lejos de la patria se unieron al clamor por la paz no cesaban de llegar ayer a la redacción de EL TIEMPO.

En Tel Aviv (Israel), uno de ellos llamó a la Campaña del NO MAS, en Bogotá, y anunció que, incluso solitario, marcharía hacia la embajada de nuestro país ondeando la bandera tricolor y rogando al Todopoderoso para que la muerte no siga dejando más viudas, más huérfanos, más desplazados ni desaparecidos.

En España, una procesión encabezada por la Virgen del Pilar se desplazaba hacia Zaragoza. En Nueva York se movilizaron más de cinco mil personas. En Canadá, las marchas recorrieron Vancouver y Toronto.

Pero también hubo voces de aliento y solidaridad en Bruselas, Munich, Stuttgart, Londres, París, Lyon, Moscú y Nueva Zelanda. En San José de Costa Rica, San Salvador y Santodomingo. En Caracas, Valencia y Puerto Ordaz, en Venezuela, y en Arabia Saudita y Suráfrica.

En Bogotá, más de un millón de personas llegaron al Parque Simón Bolívar, después de recorrer las calles mojadas por la llovizna intermitente. Desde allí, Santos lanzó una sentencia que parece ser el comienzo del camino hacia la paz: esta manifestación de poder ciudadano apenas comienza. Tenemos por delante una ardua tarea .

REACCIONES Gustavo Bell Vicepresidente de la República Esta es una reiteración contundente e inequívoca de que la sociedad civil colombiana está dispuesta hasta hacer lo imposible para lograr la paz. Esto es un cambio en el transcurso de la historia. No es coincidencia que en estos momentos se estén reanudando las negociaciones con la Farc, y estemos marchando para que podamos resolver de manera pacífica los conflictos .

Apecides Alvis Sindicatos Consideramos que toda manifestación de la sociedad civil que exprese la necesidad de paz en el país resulta positiva. Esperamos que los involucrados en la guerra, tanto Estado como insurgencia, recojan la importancia de esta expresión en el sentido de que haya humanización del conflicto y solución negociada .

Augusto Ramírez Miembro de la Comisión de Conciliación Nacional La formidable presencia en la calle de toda la Nación será oída en la mesa de los negociadores. Y, por lo tanto , suponemos que ellos comenzarán su trabajo por convenir un acuerdo sobre el respeto al derecho internacional humanitario para sacar a la población civil de la guerra .

Jaime Caycedo Partido Comunista Hay un sentimiento muy grande de los que marcharon y de los que no marcharon en el sentido de que es necesario profundizar este proceso de paz con plena soberanía del pueblo colombiano, sin injerencias extranjeras. La Uribe es el abordaje en concreto de la agenda común para avanzar en propuestas hacia acuerdos posibles en la búsqueda de la paz .

Rodrigo Losada Catedrático Universidad Nacional Es un hecho totalmente excepcional en la historia nuestra. Me parece que es algo que la guerrilla no puede ignorar y que le sugiere que la gran mayoría de los colombianos rechaza sus actitudes violentas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.