LA MASCARILLA:

LA MASCARILLA:

Señor Defensor:

18 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Quisiera dejar sentado que el señor Defensor del Lector en su columna del 10 de octubre no hablaba ni en mi nombre ni en el de muchos amigos.Estuvimos algo sorprendidos pero nunca confundidos y menos indignados. Encontramos que era solo una cubierta que podía ser arrojada a la basura sin afectar para nada el contenido noticioso del periódico..

Bien por la valentía de los ejecutivos de EL TIEMPO que aceptaron publicar algo novedoso y fresco, a un país aburrido de noticias trágicas y dolorosas y personajes, no agendas ocultas.

Es bien curiosa y poco entendible la teoría del defensor de algunos lectores, investigaciones que fueron poco menos que milagrosas pues en solo dos días pudo diseñar, ejecutar, tabular y concluir sobre los sentimientos de confusión e indignación que invadieron a los lectores.

Efraín Cerratto U.

Asociados. Mercadeo Contemporáneo.

cc. 6047052 de Cali.

*\ Señor Defensor: Qué flaco servicio le presta a los lectores su supuesto Defensor con la columna de este domingo. Difícil encontrar un ejemplo mejor de pérdida del sentido de proporciones y de rigor intelectual.

No quiero caer en la trampa de tomar la vocería de los lectores que confundidos e indignados recibieron el ejemplar del jueves pasado con la absurda mascarilla rosada .

Por supuesto que debe haber más de un lector al que esto puede haber molestado.. Lo que yo no quiero, y estoy seguro miles de lectores tampoco, es que la inquisidora voz pueda parecer representativa de unos lectores del diario más importante de Colombia.

Bienvenido el debate sobre estrategias publicitarias. Bienvenidos los desacuerdos, bienvenidas las polémicas y los cuestionamientos, pero por favor, no dejemos espacio a la no inteligencia y a la intolerancia disfrazada de respetabilidad porque sin duda es más transparente la audacia rosada. En esa saludable y respetuosa experimentación EL TIEMPO ha sido ejemplo de transparencia, muy por encima de otros medios que definitivamente sí venden descaradamente su información.

Alvaro Guerra.

Un lector con Mascarilla. (sic) *\ Señor Defensor: El artículo de este domingo era necesario. El objetivo, confesado por gente de la publicidad, es neutralizar el zapping y la indiferencia creciente de los lectores por los avisos, para alcanzar el máximo de efectividad en la pauta publicitaria. La estrategia consiste en convertir la publicidad en información periodística y para ello los avisos toman la forma de las noticias. Ahora bien, no se le puede censurar a los publicistas por diseñar esta estrategia, pero sí a los medios por aceptarla.

Germán Yances..

*\ Señor Defensor: Excelente su defensa del lector, hoy domingo! De lo contrario vamos a terminar suscritos a unos productos espurios .

José F. Tobón.

*\ Señor Defensor: A mí me indignó lo de la tapa rosada. No había tenido tiempo para escribir. Pero me acojo en su totalidad a sus opiniones. No hay derecho.

Ignacio Vélez (Subscriptor) Calle 98 N 9-25 Apto 302. Bogotá.

*\ Señor Defensor: Soy un ciudadano del común con proyecto de retiro profesional. Desde mis épocas de estudiante he sido asiduo lector de EL TIEMPO, periódico que me dio la sensación de una serena y completa información, de claridad de conceptos, pero de tiempo acá nos ha ido decepcionando. Todo ha tomado un tinte de revistilla mediocre hasta llegar al color de rosa que ya no tiene calificativo, parece una conflagración interna para acabar con el gran periódico sacándolo en sus 88 años a la calle disfrazado de rosado, y este era todo un periódico ejemplo de seriedad y sensatez, que predicaba Fe y Dignidad.

Alvaro Quintero R.

Bogotá..

*\ Señor Defensor: De acuerdo con su columna sobre la audacia publicitaria de la primera página. Sabe qué me preocupa también: que las noticias buenas - que alegran y dan un respiro a la caótica situación nacional - sean Ricky Martin y la moda (Maritza, Juan Pablo) y no las de tantos colombianos que estudian, trabajan, dan empleo, cumplen su trabajo, son creativos.

Francisco Miranda *\ Señor Defensor: Qué imagen se deben haber formado los miles de transeuntes que diariamente echan un vistazo a la primera página del periódico en los puestos de venta y otros sitios? Yo creo que asombrados, tal como a mi me ocurrió, de ver El Tiempo del jueves pasado convertido en una revista farandulera color rosa! Prof. Luis Alejandro Ribón A.

*\ Señor Defensor: Creo que el título debió de ser La Máscara , pues según el DRAE Mascarilla es una máscara que solamente cubre el rostro desde la frente hasta el labio superior. Y en este caso todo el rostro del periódico estaba cubierto y convirtió a El Tiempo en algo difícil de conocer. Creo que el destinatario de su artículo no debió ser el Departamento de Publicidad. O es que en El Tiempo este tipo de cosas, que afectan al máximo la imagen del periódico, puede hacerse sin conocimiento de la Dirección? Germán Tabares *\ Señor Defensor: Estoy seguro de que, como el suscrito, son millares las personas que se vieron agredidas por ese suplemento comercial que insidiosamente reproducía las características de una primera página cotidiana. Y además en rosado. Pero quisiera añadir algo más: no parece factible que ese engendro haya sido parido sólo por los señores del Depto. Comercial; estas cosas no surgen de mandos medios. Entonces me pregunto, y por su conducto pregunto a los nuevos directores de ese diario: Será que llegaron a la dirección de ese diario confundidos, y han pensado que son managers de una publicación al servicio de alguna gran cadena comercial, o algo parecido? Bernardo Gutiérrez B.

CC 17090125 de Bogotá.

*\ Señor Defensor: Hoy al leer el periódico he exclamado: Qué pasó con EL TIEMPO? Qué tristeza! Los ideales se pierden por dinero. Hasta que no se excusen con sus lectores ( que somos los que sostenemos el periódico) y prometan que no permitirán una nueva arbitrariedad contra la seriedad y el buen periodismo, no vuelvo a comprar EL TIEMPO.

Aicardo Beltrán Velasco.

*\ Señor Defensor: El 5 de septiembre aparece una propaganda que se atraviesa en toda la página en forma diagonal. Resultó muy molesto semejante bloque verde atravesado perniciosa y permanentemente pues partieron las palabras que se hicieron caber en los resquicios de columna que dejaba libres este anuncio.

Como la razón de ser de un diario son las noticias, considero que ellas deben tener prelación sobre los anuncios comerciales, y no que tales anuncios subordinen a las noticias.

Carlos Julio Ramírez. Cali.

c.c. 6244744 de Cartago.

R.-Cartas sobre este tema llegaron a la Dirección del periódico y al Defensor. Este dato será útil para entender las distintas posiciones que adoptan los lectores. La reacción de los lectores tiene un elemento altamente positivo: asumen la defensa de su periódico, al que quieren unos, serio y consecuente con el papel que siempre ha desempeñado en la vida del país, y otros, juvenil y audaz en la exploración de nuevas formas. Esas mismas posiciones adoptaron sus ejecutivos cuando se propuso que la primera página tuviera el fondo de color que los publicistas proponían. En el debate interno se expusieron argumentos similares a los que se leen en estas cartas y con ellos se descartó la propuesta original. Entonces se adoptó la solución de la falsa primera página, o envoltura coloreada que no convenció a numerosos lectores, que los confundió y que los indignó. La reacción se produjo el mismo día jueves en llamadas y mensajes al Defensor que, en su nombre, escribió la columna que hoy comentan. En ningún momento se mencionó el respaldo de una encuesta con su correspondiente diseño, ejecución, tabulación y análisis. Simplemente, la voz escueta del

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.