RENUNCIÓ, CREÓ EMPRESA Y... LO LOGRÓ

RENUNCIÓ, CREÓ EMPRESA Y... LO LOGRÓ

A Aurora Laverde la satis face saber que más perso nas como ella creen en Co lombia. Lo manifiesta con entusiasmo mientras cuenta su historia y el por qué de su optimismo.

15 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Empezó a trabajar en Carvajal, cuando tenía 16 años -hoy tiene 44-. Des pués se casó y se fue a vivir un tiempo en Panamá; luego se separó.

Dejó su empleo y fundó, junto a su hermano, una compañía de servicios de correo certificado, que funciona desde hace año y medio.

A pesar de las adverten cias de sus conocidos de que el país estaba en crisis, Aurora se empeñó en salir adelante con su empresa. Y, aunque en principio no fue fácil, jamás ha desfallecido.

Cuando empezó, dice ella, no sabía nada de manejo de correos. Y la idea nació como una empresa situada en el garaje de su apartamento con tres muchachos, cada uno en su motocicleta. Hoy, después de muchos altiba jos, tiene licencia para funcionar en todo el territo rio nacional.

Aprendí sola, a punta de sudor y lágrimas. Los pri meros días analizamos, hi cimos estudios de merca deo, empecé a tocar puer tas, a hacer los trámites ante el Ministerio de Comunica ciones, pusimos un aviso clasificado y buscamos los muchachos , cuenta.

Hoy, su empresa tiene 20 empleados y está sistemati zada. Aurora recuerda que cuando el primer cliente le solicitó un envío de 1.500 sobres, trabajó durante toda la noche transcribiendo hoja por hoja, haciendo todo a mano.

Como a un crío Aurora afirma que hay que creer en Colombia como si fuera el hijo de cada co lombiano, defenderlo como a un crío y mantener siempre la fe para seguir adelante.

Las personas que tene mos fe en Dios y en nosotros mismos y queremos hacer las cosas las podemos hacer, y el éxito en la vida esta en no censurar y criticar , asegura.

Según ella, esta crisis no es de ahora, ni por el señor que está o por el que dejó de estar; esto viene de tiempo atrás. y hay que buscar la sanidad del alma y tener fe en que las cosas van a mejorar.

Considera que es impor tante que las personas tra bajen cinco veces más, se tranquilicen y sean más positivas, confíen en la gente y cambien la actitud hacia los demás. Hay que dar más de cada cual. A todos nos han hecho daño, pero no es bueno pensar en eso , agrega.

Para ella es indispensable olvidar la crisis, lamentarse menos, tocar más puertas -alguna se tiene que abrir, asegura- y dejar a un lado el egoísmo. También fijarse metas por días, semanas, meses...

Hay que aprender del do lor, porque del dolor se sacan cosas lindas, hay que seguir sonriéndole a la vida .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.