DE LA RÚA ARRASÓ EN ARGENTINA

DE LA RÚA ARRASÓ EN ARGENTINA

Con un día espectacular de primavera, el candidato aburrido Fernando De La Rúa de la Alianza opositora de centro-izquierda ofreció el mejor cambio para los argentinos tras consolidarse anoche como el nuevo presidente del país, con más de 15 puntos porcentuales sobre su principal rival, Eduardo Duhalde, del partido Justicialista (Peronista). (VER INFOGRAFIA: LOS RETOS DEL NUEVO PRESIDENTE)

25 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Ganó la Alianza, ganó De La Rúa, ganaron las cuestionadas encuestadoras y ganaron los argentinos aburridos con el menemismo . Más se tardaron los primeros resultados que el inicio del festejo. Y ya lo ve y ya lo ve es para Menem que lo mira por TV, Y ya lo ve y ya lo ve es para Duhalde que lo mira por TV, coreaban ayer miles de simpatizantes en la avenida 9 de julio junto al Obelisco, sitio tradicional para las celebraciones de los argentinos. En la noche la celebración fue general.

Al cierre de esta edición, los primeros resultados le daban a De La Rúa, candidato de la Alianza formada por la Unión Cívica Radical (UCR) y la coalición de centro-ziquierdista Frente País Solidario (Frepaso), el 50,5 por ciento de la votación, a Duhalde, del Partido Justicialista (PJ-peronista), 34,5 por ciento y a Domingo Cavallo, 11,3 por ciento.

Con de La Rúa se inicia un nuevo ciclo político en Argentina y también comienza la agonía del menemismo que por más de diez años en el poder dejó una importante huella desde el punto de vista económico y de relaciones internacionales, pero no en lo social.

Las diez horas que duraron las elecciones, al que estaban convocados más de 24 millones de argentinos, se realizaron en medio de una gran tranquilidad, no se vivió el drama de unas elecciones apretadas, como en el caso de la gobernación de la provincia de Buenos Aires entre Graciela Fernández Meijide (Alianza), que se imponía por escaso margen sobre Carlos Ruckauf (Justicialismo), en el segundo cargo más importante después del Presidente.

La calma electoral se debió de igual manera al hecho de que los principales candidatos se comprometieron a mantener la estabilidad económica. Los cambios, según los analistas, serán en la línea de conducción sobre una estructura ya existente y el principio es la austeridad que bien encarna el nuevo Presidente argentino, que llega con un plan para aumentar el empleo, mejorar la educación y la salud, luchar contra la corrupción y combatir la delincuencia.

Ambiente tranquilo En las calles, el de ayer fue un domingo cualquiera hasta el cierre de urnas. El veto electoral no permite la presencia de pregoneros, ni de música, ni de ambiente de fiesta a la que están acostumbrados los argentinos solamente cuando hay clásicos fútbol. La gente madrugó a las urnas porque estaba más interesada en ver la transmisión por televisión del partido de los Pumas frente a Francia en el Mundial de Rugby.

El Presidente Carlos Menem votó en su provincia La Rioja y mientras compartía un asado con políticos de su región tampoco se perdió el partido de los Pumas.

Como en todo acto democrático hubo mesas que abrieron con retraso porque los presidentes no llegaron, hubo gente que no pudo votar porque no encontró su nombre en las listas, faltaron boletas para votar, etc. La gente votó y después siguió con su día dominguero de asado, de familia y hubo muchos que aprovecharon el sol y en vestido de baño se instalaron en los parques de Palermo y en las zonas verdes de la ciudad.

Pero ayer no solo se eligió al Presidente, sino también a gobernadores y se renovaron 116 diputados nacionales (la mitad de la cámara), 416 puestos provinciales y 7.710 municipales entre jefes comunales y concejales, lo que definió el nuevo mapa político del país.

El ambiente que se vivió ayer en todo el país ratificó que con el correr del tiempo el interés popular por las elecciones se ha perdido. En el 83 hubo una movilización muy grande además porque el país salía de una dictadura, y en el 89 con el mal final del gobierno de Alfonsín se creó una expectativa de cambio. De ahí en adelante la situación no ha variado.

Para la gente fue la cuarta elección presidencial consecutiva desde 1983. Y se calculó en un 80 por ciento los electores que acudieron a las urnas. Esto tiene dos lecturas: uno, que la democracia maduró en Argentina después de 16 años de restaurada y dos que el 20 por ciento restante corresponde a gente que no está en el país, que viven en otras ciudades son mayores de 70 años o que no pudieron trasladar a los lugares en donde están inscritos.

Va a ser el gobierno más débil en la historia democráctica argentina porque de La Rúa tendrá mayoría opositora en el Senado, la mayoría de los gobernadores provinciales son justicialistas (15 de 23) y a esto se le suman casi 2.000 funcionarios peronistas que trabajan en el gobierno, dijo Sergio Berensztein, catedrático de la universidad Torcuato Di Tella. Es un gobierno que va a tener que negociar y que impondrá un estilo completamente diferente: de diálogo y más tranquilo. Tuvimos diez años de caudillismo y no va a ver concentración del poder, opinó por su parte Mariano Grondona.

Lo que si queda claro es que llegó al poder con un importante caudal electoral y con un índice de imagen positiva envidiable. Los senadores justicialistas pertenecen a provincias empobrecidas y endeudadas que van a necesitar mantener un diálogo maduro y cordial con el nuevo gobierno nacional para superar sus penurias. Con tantos frentes por atender, seguramente el gobierno de De La Rúa no será tan aburrido .

AUSTRALES EL GOBIERNO argentino proclamó anoche al opositor Fernando De La Rúa como presidente electo para el período 1999-2003, mientras el candidato oficialista, Eduardo Duhalde, admitía la derrota.

VENIMOS A RECUPERAR la dignidad de los argentinos y recuperar el Estado para la gente. Quiera Dios alumbrar nuestro camino. Es la hora de la patria grande , dijo anoche De La Rúa, en sus primeras declaraciones como presidente electo.

COMPATRIOTAS argentinos y latinoamericanos: instauraré el diálogo, con los legisladores, con todos los hombres de buena voluntad que quieran construir una Argentina mejor , agregó..

ZULEMA YOMA, ex esposa de Menem, dijo que votó por el cambio y que a partir de ahora se cierra para ella un proceso muy triste .

EL GOBIERNO ecuatoriano consideró que la estabilidad democrática y económica de Argentina está asegurada con Fernando de la Rúa.

FOTOS: CON GRAN BOMBO, los seguidores de De La Rúa celebraron ayer su triunfo en Argentina. Aquí dan rienda suelta a su alegría en el centro de Buenos Aires.

FERNANDO DE LA RUA, que accederá al cargo el 10 de diciembre con la imagen de una persona austera y firme en sus convicciones, dijo que habrá cambios sin sobresaltos.

EDUARDO DUHALDE, el gran derrotado, anunció anoche que volverá a la docencia universitaria.

EL PRESIDENTE argentino, Carlos Menem, felicitó a De La Rúa por su triunfo y le deseó muchos éxitos .

ZULEMA YOMA, ex esposa de Menem, dijo que votó por el cambio y que a partir de ahora se cierra para ella un proceso muy triste .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.