SE IMPUSO LA EXPERIENCIA

SE IMPUSO LA EXPERIENCIA

En una accidentada final que se inició el lunes a las dos de la tarde y terminó el martes sobre las cuatro, el Casanare logró el tercer título consecutivo del coleo mundial.

22 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

El coleador Angel Zambrano, nacido en San Luís de Palenque, se llevó un bolsa de más de quince millones en un caballo venezolano de nombre tres letras, logrando en los dos últimos toros que le correspondieron sendas campanas, que le permitieron recibir el medallón de oro que lo acredita como campeón.

La final no terminó el lunes anterior por la falta de toros, cuando cuatro coleadores habían clasificado con 185 puntos para desempatar el título y ubicar las siguientes posiciones. Los premios se sumaron hasta el cuarto lugar y se dividieron el dinero en partes iguales.

Zambrano se perfiló desde el principio como uno de los candidatos al primer lugar y con toda su experiencia aplicada en la última ronda confirmó su clase y asumió el liderato final.

La rivalidad quedo planteada desde el principio entre casanareños y metenses. El cuarteto final lo completó Jorge Olmos que se negó de manera rotunda a colear el martes por considerar que la competencia había terminado cuando se repartió el dinero por partes iguales.

Rogelio Aguilar y Alejandro Cortés fallaron al final, pero mantuvieron su buen nivel y le dieron al Meta y a su club, La Cimarronera, la satisfacción de estar en los primeros lugares. La sensación volvió a ser Cortés, que con 17 años, se ubicó mucho mejor que coleadores de más experiencia.

El quinto lugar lo logró Orlando Díaz del Casanare que se llevó una bolsa de 2 millones de pesos. Casanare sentó una protesta al final, por la serie extra de desempate, argumentando que se quería definir el título con los coleadores de Villavicencio que no tenían problemas de desplazamiento por ser locales.

El campeón El nuevo campeón esta casado con María Leonor Britto y tiene dos hijos, vive en Paz de Ariporo, Casanare.

Es un criollo dedicado al trabajo y venta de ganado y su afición por el coleo la practica hace 20 años en las mangas de la Orinoquia.

Su caballo Tres letras es de origen venezolano y lleva ese nombre por haber pasado por las tres categorías de coleo que se practican en Venezuela.

Representó al Club Los Vaquianos de Villavicencio y es un coleador independiente que colea por el patrocinio y por el gusto de hacer deporte.

Le gusta el parrando y como frase celebre pregona: Le temo más a la escasez de mujeres. que a la del dinero, ese se consigue pariente .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.