MERCADO LÁCTEO CRECERÁ EN MEDIO DE LA CRISIS

MERCADO LÁCTEO CRECERÁ EN MEDIO DE LA CRISIS

A pesar de que las crisis en Asia y posteriormente en Rusia no han tenido consecuencias apreciables sobre el mercado de productos lácteos, su impacto sí ha sido diferenciado por productos, de manera que mientras el queso no parece tan afectado, lo contrario sucede con las leches en polvo y la mantequilla.

25 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

La crisis parece haber profundizado tendencias de precio que venían de años anteriores y, sin duda, también tiene matices regionales pues afectó con mayor severidad los precios en el mercado europeo frente al de Estados Unidos.

Para el período 1998-2002, Rusia será el importador más grande de mantequilla (300 mil Tonelada Métrica-tm), seguido muy de lejos por México (100 mil tm).

Igualmente, Rusia se destacará como un importador neto de queso (210 mil tm) pero cerca en importancia se encontrarán Japón (180 mil tm) y Estados Unidos (100 mil tm).

En cuanto a leches en polvo, los importadores sobresalientes son México, Brasil y Japón, cuyos volúmenes se han contraído por razones de demanda interna o de sustitución por producción doméstica.

Esas mismas plazas continuarán pesando en los volúmenes importados en la próxima década y, por ese motivo, la recuperación de Asia y Rusia, y ahora también la de América Latina, son de vital importancia.

Los precios del queso que desde finales de los ochenta superaban los de otros productos, mantuvieron una diferencia más o menos constante hasta 1995, año en el que comenzó a generarse una brecha importante de precios que alcanzó su mayor intensidad en 1998, y que para el presente año aún no se ha corregido.

Mientras en la primera mitad de los noventa ese diferencial de precios pudo haber oscilado entre 300 a 400 dólares por tonelada métrica, en el momento más crítico de los recientes episodios internacionales se situó en 800 dólares por tonelada métrica.

Dentro del subgrupo de leches en polvo y mantequilla, sus precios muestran cierta proximidad aunque se presentan algunas desviaciones transitorias.

En particular, alrededor de las crisis recientes, se observó un ligero aumento en esa dispersión que afectó sobre todo las leches en polvo descremadas.

En los siguientes diez años se estima que los precios del queso no continuarán creciendo al ritmo iniciado desde 1994, mientras que los precios de las leches en polvo mejorarán su tasa de crecimiento y posiblemente se acercarán a los del queso al terminar esa primera década del nuevo siglo.

Por el contrario, las previsiones sobre la mantequilla no son optimistas y se calcula que su precio se mantendrá y obviamente sufrirá un deterioro relativo frente a los demás lácteos.

Para dar una idea más ajustada sobre el desenvolvimiento de los precios, en el caso del queso, éstos se situaban a mediados de los años ochenta en cerca de 1000 dólares la tonelada métrica, actualmente su valor se encuentra en 2500 dólares (caen un poco por debajo de 2000 dólares para Europa) y se anticipa que en los siguientes diez años no aumentarán más de 100 a 200 dólares por tonelada.

Por su parte, en ese mismo lapso, la leche descremada pasó de un precio de 800 a 900 dólares por tonelada a uno de 1250 en la actualidad (ese es precio Europa puesto que en Estados Unidos es de 2300 dólares) y se prevé que se situará ligeramente por encima de 2000 dólares Esa evolución esperada representa una caída en los precios reales del queso y de la mantequilla y un leve aumento en el caso de las leches en polvo.

Con base en esas previsiones de precio y en la recuperación del ingreso proyectada para la mayoría de las economías del planeta, muy seguramente la demanda de queso crecerá en Estados Unidos, la Unión Europea, Australia y Nueva Zelanda, pero será atendida básicamente con producción doméstica, mientras en Asia continuará expandiéndose pero abastecida con importaciones.

En cuanto a la mantequilla, las consideraciones de salud y la presión de los productos sustitutos limitarán enormemente las posibilidades de desarrollar su consumo.

Confrontando los consumos de queso por habitante para diferentes regiones y naciones, se observa que son grandes las posibilidades de crecimiento en mercados como el de Brasil, Japón, México y Rusia, con niveles entre 2 y 3 kg./persona, frente a la Unión Europea, Estados Unidos, Argentina y Australia, que han alcanzado valores de 16, 14, 12 y 11 kg./ persona, respectivamente.

Con excepción de Argentina, donde los consumos por persona son de todas maneras bajos, prácticamente en todos los mercados principales se detecta una disminución o estancamiento de largo plazo en el consumo de mantequilla. Este producto sólo tiene elevados consumos en Nueva Zelandia (14 kg./persona), la Unión Europea (5 kg.), Rusia (3.5 kg.) y Australia (3 kg.).

Prospectos Las posibilidades de desarrollo del mercado de lácteos continuará, con todo y crisis, dependiendo de Asia que sigue siendo un destino vital para productos como la mantequilla y el queso.

En el caso de este último producto, el desarrollo de las comidas rápidas y la occidentalización de los patrones de consumo es un determinante fundamental en la demanda asiática.

Así mismo, la experiencia de Canadá con exportaciones hacia Estados Unidos de productos lácteos no convencionales como leche condensada, refrescos basados en leche y leche UHT, ha sido exitosa.

Otros prospectos del mercado mundial de lácteos para los próximos diez años serán Argentina, del que se anticipa un papel protagónico en el comercio de quesos y leche líquida, así como Brasil y México que incrementarán de manera sensible su producción doméstica, entre un 30 a 50 por ciento, y eso moderará sus importaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.