ALGUNOS MARCHARÁN ENTRE RUINAS

ALGUNOS MARCHARÁN ENTRE RUINAS

Medellín En su marcha por las calles del pueblo, los habitantes de Nariño y de San Francisco, en el oriente antioqueño, tendrán claramente expuesto ante sus ojos el porqué de su movilización.

24 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Los muros derruidos, como fruto de los ataques guerrilleros registrados este año, y el recuerdo de las víctimas, motivan a la población a pronunciarse masivamente en torno a un cese al fuego.

Con sólo salir a la puerta ya sabe uno cuál es la mayor necesidad de este municipio: la paz , dice Francisco Luis Duque, alcalde de San Francisco.

Un ataque en abril de este año, el segundo que padece esta población, dejó a sus habitantes en la ruina. El efecto fue peor que un terremoto y aunque reconstruir la población vale unos 2 mil millones de pesos no quieren cruzarse de brazos este domingo.

Para la marcha, a pesar de que ayer se registraron combates en la zona urbana entre el Ejército y columnas de las Farc y el Eln, la gente está animada y tranquila.

Vamos a recorrer el pueblo en medio de las ruinas y les pediremos a los violentos que nos dejen trabajar en paz y que como población civil nos dejen a un lado, pues no estamos interesados en pertenecer a estos problemas de la guerra , dijo uno de sus organizadores.

También Nariño, a 150 kilómetros de Medellín y uno de los 30 municipios más pobres del departamento, marchará sobre las huellas de los ataques. El último de ellos fue a finales de julio, duró 36 horas y destruyó 44 viviendas.

Pese a la presencia casi permanente del frente 47 de las Farc y la ausencia de fuerza pública, la población se apresta a marchar hoy y hasta el momento no ha recibido ninguna clase de intimidación.

Ejemplos de fortaleza Popayán y Tunja Desde un espacio ajeno y lejos de su pueblo, el alcalde de Totoró (Cauca), Javier Enrique Gallego, organiza la movilización de su gente y espera que mañana esta responda al clamor de paz.

Para él, es claro que su municipio necesita decirles a los violentos NO MAS porque continuamente ha sido víctima de la guerra.

Y aunque no será algo sencillo, porque telefónicamente es muy difícil coordinar , dice Gallego, Totoró saldrá a las calles, marchará y gritará las consignas en contra de la violencia.

El alcalde administra su municipio desde una oficina en Popayán que le ofreció el gobierno departamental para garantizar su seguridad. Mientras tanto, su secretaria de Gobierno se encarga de organizar de la mejor manera los asuntos pertinentes a la marcha pese al desánimo de sus pobladores por la situación de inseguridad que enfrentan.

En Totoró, ubicado en el oriente caucano y con una población de 14.500 habitantes, no hay presencia de la Policía desde el 17 de noviembre de 1997 cuando la guerrilla incursionó. La estación de Policía, la Alcaldía, la Caja Agraria y 14 viviendas resultaron destruidas.

Sin embargo, entre sus gentes se conserva la fe y la esperanza de encontrar el camino que devuelva a Totoró la tranquilidad de sus tardes en el parque y el orgullo de ser los productores de la mejor papa de la región.

400 entusiastas Un día de principios de octubre, un hostigamiento de la guerrilla de las Farc terminó con la tranquilidad del pequeño municipio de Macanal (Boyacá), vecino a la represa de Chivor.

Desde el Alto de la Virgen bajaron los primeros disparos.

Al día siguiente, como si el ataque los hubiera alentado, autoridades municipales y líderes cívicos se reunieron y decidieron organizar la marcha del NO MAS.

Y aunque la Alcaldía coordinó la movilización, el entusiasmo lo pusieron desde el comienzo los 400 estudiantes del Instituto Nacionalizado Agrícola, que elaboraron las banderas y los carteles y hasta se inventaron consignas.

No ha sido fácil Pasto Organizar la marcha por la paz en lugares como Pasto, Ipiales y Tumaco no ha sido fácil.

En Pasto, las organizaciones sindicales se declararon renuentes a participar en la jornada de este domingo.

Según Francisco Angulo, de Redepaz, aquí todavía hay sectores que piensan que la marcha es un cuento de la burguesía. Y eso no es así .

La noche del viernes los organizadores no habían podido conseguir quién facilitara la amplificación del sonido en la Plaza de Nariño, lugar de concentración, y el apoyo logístico era deficiente.

No había camisetas ni banderines suficientes para atender la demanda de los distintos sectores ciudadanos. La empresa privada mandó a última hora diseñar algunos mensajes en los que incluyeron sus logotipos.

En Ipiales solo a última hora se pudieron zanjar algunas diferencias que distanciaban al gobierno local con gremios como la Cámara de Comercio, que habían anunciado realizar marchas por su propia cuenta.

Tumaco, entre tanto, la tercera ciudad del departamento, no había decidido si marchar o no debido a las dificultades de aislamiento que vive junto con otros 8 municipios del litoral nariñense desde hace 5 días.

Hasta ahora la sierra y la costa están aisladas debido a un bloqueo que ejercen campesinos, indígenas y comunidades negras en el sector de Altaquer, a 200 kilómetros al sur de Pasto, lo que ha dificultado la coordinación de lo que debe ser la jornada.

Para los directivos de Redepaz, organizar la marcha no ha sido nada fácil pero aún así insisten en que todos los sectores sin exclusiones participen en la movilización.

Francisco Angulo dice que este es el momento para que todos hablemos de cara al país sobre cuál es la paz que queremos. La nuestra es una invitación abierta y plural .

Para el dirigente de Redepaz, con dificultades o sin ellas, todos los amigos de la paz, estamos seguros, nos van a acompañar .

Por si no puede salir Tanto radio como televisión transmitirán en directo todas las incidencias de la marcha por la paz.

El Canal Caracol estará presente en la marcha y en San Vicente del Caguán, en la instalación de las mesas de diálogo. La transmisión comienza a las 9:30 a.m. para empalmar a las 12:30 p.m. con el noticiero. Por su parte, Caracol Radio hará una transmisión especial desde las 6 a.m. a la 1.30 p.m., con un cubrimiento en Bogotá y el resto del país. A las 11 a.m. comenzarán las informaciones de los diálogos en Uribe.

El Canal RCN comenzará a las 10 a.m. con directos desde todas las ciudades del país. Y RCN Radio dispondrá de 30 periodistas para cubrir la marcha en Colombia. Lo mismo hará Radionet, que transmitirá información permanente en cada uno de sus noticieros.

El Canal A no se quedará atrás: todos sus noticieros trabajarán en grupo en una transmisión de tres horas que comenzará hacia las 10 a.m. TV Hoy realizará el noticiero de la paz, con notas exclusivamente positivas, de fe y esperanza.

Citytv, el canal privado de Bogotá, con la conducción de Darío Fernando Patiño, emitirá informes cada media hora desde diferentes puntos de la ciudad en los que se incluirán entrevistas con la gente que marche. Adicionalmente, se darán a conocer estadísticas de la violencia, el secuestro y las muertes. También dispondrá de un helicóptero que sobrevolará a Bogotá para registrar el cumplimiento de la marcha.

Con gaitas y tamboras Cartagena En El Carmen de Bolívar nadie quiere oír hablar de amenazas. Ya se encuentran listas las flautas de millo, los tambores, las gaitas y los porros que acompañarán a la marcha del NO MAS, ese NO MAS que se espera que todos griten a coro en Colombia, bien fuerte, para que lo escuchen los grupos armados.

El Carmen de Bolívar es el municipio más poblado y con economía más próspera de los Montes de María, pero comparte los mismos problemas que el resto de los municipios y corregimientos cercanos: hallarse enclavado en una subregión del departamento de Bolívar agobiada por los constantes y frecuentes ataques de guerrilla o paramilitares.

Fue precisamente la presencia perturbadora de estas fuerzas subversivas lo que hizo que muchos en la población se preguntaran si, en efecto, el alcalde Raimundo Cohen se atrevería a convocar a los habitantes para que participaran en la marcha del domingo.

Las dudas han quedado resueltas. Cohen, con el apoyo del ex alcalde Amer Bayuelo, y la educadora Gladys Dussán, se ha encargado de organizar la marcha que pretende decirles a los violentos apostados en lo alto de las montañas de María: Detengan la guerra, queremos paz .

El padre del alcalde, David Cohen, sostuvo ayer que aquí nadie ha recibido amenazas o algo por estilo. Tampoco hemos tenido ninguna manifestación en contra de la marcha. Por el contrario, la gente está a la espera del día , dijo.

El hombre estima que unas 5.000 personas saldrán a las calles con banderas, camisetas y pañuelos blancos para rechazar la guerra y pedir cese al fuego. Las bandas de paz de los cuatro colegios bachilleratos están afinando desde el lunes y esperan hacer su mejor presentación el domingo. También habrá música de la región: flauta de millo, tamboras, gaitas y porros para que la gente se divierta.

Quienes más entusiasmo han mostrado han sido los colegiales. En un municipio con las finanzas alicaídas era importante que sus jóvenes se encargaran de hacer realidad esta jornada, y lo hicieron.

Esto va a ser una gran fiesta, ojalá no pase nada. Aquí el entusiasmo es grande , dijo David Cohen.

OPINOMETRO Tiene usted la intensión de salir a marchar por la paz? Sí. 65,00% No. 22,00% Indecisos 13,00%

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.