SE SOMETIÓ HOMBRE DEL OVEROL

SE SOMETIÓ HOMBRE DEL OVEROL

Tras la captura de los capos del cartel de Cali y de su vinculación al crimen de Elizabeth Montoya de Sarria, Orlando Sánchez Cristancho, conocido en el mundo de la mafia como El Hombre del Overol , huyó de Colombia y buscó protección en la mafia mexicana.

23 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Allí se convirtió en el principal enlace entre Amado Carrillo, El Señor de los Cielos , y Alejandro Bernal Madrigal, Juvenal , el capo de capos capturado la semana pasada en desarrollo de la Operación Milenio .

Ayer, el caballista y capo del cartel del Norte del Valle, requerido por tribunales estadounidenses por tráfico de drogas, decidió poner fin a su vida clandestina y negociar con la DEA su sometimiento a la justicia estadounidense.

Con el sometimiento de Sánchez y la captura de sus hermanos Jairo Mario y Jorge Mauricio, la DEA espera conocer la identidad de los sucesores de El Señor de los Cielos y de los hermanos Rodríguez Orejuela (ver recuadro).

Va a entregar información fundamental sobre las actividades de los carteles colombianos y mexicanos a cambio de protección y reducción de penas , informó ayer el director de la Policía, general Rosso José Serrano.

Su nombre y alias salieron del anonimato en octubre de 1996, luego del asesinato de William Rodríguez, hijo del jefe del cartel de Cali Miguel Rodríguez Orejuela.

En ese entonces, EL TIEMPO divulgó una conversación secreta entre Rodríguez Orejuela y Hélmer Pacho Herrera, en la que por primera vez se hablaba de El Hombre del Overol y de su poder intimidatorio en los carteles del Valle (ver nota nexa).

Según los análisis de inteligencia de la Policía, a Sánchez le tenían este remoquete por su forma de vestir a la hora de visitar sus establos. Casi siempre lo hacía con trajes que parecían overoles. Sin embargo, en ese entonces también se pensó que El Hombre del Overol era Orlando Henao Montoya, asesinado en noviembre del año pasado en prisión.

Meses después, la Fiscalía General de la Nación lo vinculó a la investigación por el crimen de Elizabeth Montoya de Sarria, la tristemente célebre Monita Retrechera .

Al enterarse de la decisión judicial, Sánchez huyó de Colombia rumbo a México. En ese entonces se rumoró que se había entregado a la DEA. Pero las autoridades comprobaron que se había refugiado en la mafia mexicana hasta convertirse en hombre de confianza de Amado Carrillo.

Su nombre volvió a ser noticia la semana pasada cuando la DEA y la Policía, luego de la detención de 30 extraditables en desarrollo de la Operación Milenio , revelaron que Sánchez tenía orden de captura con fines de extradición.

El Hombre del Overol inició acercamientos con la DEA, en Miami (Estados Unidos), y negoció su entrega con el compromiso de prender el ventilador y revelar los secretos de las mafias colombianas y mexicanas.

Jairo Mario Sánchez Cristancho, Jota o El Joven . Hermano de El Hombre del Overol . Capturado el pasado 13 de octubre, en la Operación Milenio . Nació en Funza (Cundinamarca) hace 33 años. Según la investigación de la Policía y la DEA, introducía a Colombia diariamente entre 800 mil y un millón de dólares en efectivo. Lo hacía utilizando aviones privados y los mismos barcos en que enviaban a México los cargamentos de droga.

Jorge Mauricio Sánchez Vidal, Mao . Hermano de El Hombre del Overol . Nació en Palmira (Valle) hace 26 años. Capturado el pasado 13 de octubre, en la Operación Milenio . Según la investigación de la Policía y la DEA, este hombre era el principal colaborador de su hermano Jota en la introducción diaria de dinero de la mafia de México a Colombia.

Llamado a juicio por crimen de la Monita Orlando Sánchez Cristancho, El Hombre del Overol , también era requerido por la justicia colombiana.

La Fiscalía General de la Nación dictó una orden de captura en su contra por el crimen de Elizabeth Montoya de Sarria, La Monita Retrechera , ocurrido el jueves primero de febrero de 1996, en un apartamento, en el occidente de Bogotá.

Según las investigaciones, Sánchez es el hombre al que se le puede endilgar la mayor responsabilidad como autor intelectual del crimen.

El nombre de Elizabeth Montoya empezó a ser conocido por la opinión pública a raíz de la grabación de una conversación entre ella y el entonces candidato presidencial Ernesto Samper, en la que hablaban sobre la consecución de unos aportes para la campaña electoral de 1994 y el obsequio de un anillo de diamantes para la esposa de Samper.

Una investigación del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) revela que el crimen comenzó a gestarse en 1997, cuando ella se convirtió en una potencial testigo del Proceso 8.000.

Sánchez según el DAS habría aprovechado la crisis política para convencer a algunos jefes del cartel de Cali y a algunos políticos de la necesidad de eliminar a La Monita porque estaba dispuesta a cantar ante la Fiscalía.

Sin embargo, revela la investigación, la verdadera intención de Sánchez era no pagar los 11 millones de dólares que le debía a Montoya de un negocio de diamantes y caballos finos.

La Fiscalía llamó a juicio a Sánchez el pasado 30 abril por los delitos de secuestro, hurto y porte ilegal de armas. En Colombia, El Hombre del Overol no tiene proceso por narcotráfico.

Montoya de Sarria era la esposa de Jesús Amado Sarria, quien se encuentra en prisión sindicado de enriquecimiento ilícito.

La conversación que lo sacó del anonimato Estes es un fragmento del diálogo entre los jefes del cartel de Cali, Miguel Rodríguez y Hélmer Herrera, en el que se puso al descubierto El hombre del overol .

En la comunicación, publicada por EL TIEMP0 en octubre de 1996, Rodríguez dice que Sánchez es más peligroso que Pablo Escobar.

HH: La verdad es que yo no quiero morir, ni quiero que me maten mi familia, muchos menos a gente que no tiene nada que ver en esto. Pero pues esto es muy grave, lo que ha pasado es una cosa que descojona a cualquiera. Yo anoche hablé con este señor. Le dije, mire yo estoy incondicionalmente con el que tenga la razón, cierto?.

MR: Hablaste con quién? HH: Con el que usted sabe, pues.

MR: Con quién? HH: Con... con... con el señor...

MR: El del Overol? HH: Sí. Yo le dije, mire, la verdad es que yo estoy incondicionalmente con lo que sea justo y pues yo ya no valgo nada, porque yo estoy muy perseguido y estoy muy jodido, cierto? MR: Sí señor.

HH: Pero a mí siempre me ha gustado que donde yo tenga ver, pues que se respeten las cosas y yo creo que estoy de acuerdo que si los señores le han faltado a ustedes pues le tiren a él. Y es que ellos están haciendo algo mal hecho contra todo el mundo pues yo me pongo de parte de la razón, no? MR: Claro. Claro .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.