MÁS PLATA DEL EMISOR PARA DESTRABAR EL CRÉDITO

MÁS PLATA DEL EMISOR PARA DESTRABAR EL CRÉDITO

La petición desesperada de los banqueros para que el Banco de la República libere más recursos se cumplió ayer. El Emisor anunció la reducción de encajes y la creación de un cupo de liquidez a cuatro meses en un nuevo intento por destrabar el crédito y evitar problemas ante la mayor demanda de dinero que se presenta los fines de cada año.

23 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

El Banco disminuyó del 16 al 13 por ciento los encajes de los depósitos a la vista y del 7 al 6,0 por ciento los depósitos de ahorro. Los encajes son una porción de los depósitos que las entidades financieras deben congelar en el Banco de la República. Por eso al bajar los encajes se liberan recursos que pueden ser utilizados en el otorgamiento de préstamos.

Pero adicionalmente la junta directiva decidió crear a partir de la última semana de noviembre un cupo adicional de préstamos a las entidades financieras pero a más largo plazo, es decir, a cuatro meses. Actualmente el Banco de la República suelta dinero al sistema financiero a uno, siete y 14 días.

Con estas dos medidas espera liberar recursos por un billón de pesos adicionales a los 1,5 billones de pesos que ya ha soltado y reanimar, por la vía del crédito, una economía que está dando muy pocas señales de recuperación.

Las cifras de los últimos días están confirmando los temores sobre el enquistamiento de la crisis económica con un desempleo del 20,1 por ciento, el más alto del continente, y una pérdidas del sistema financiero que llegan a septiembre a 1,3 billones de pesos.

Banca tiene la palabra Ayer el ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, dijo que las condiciones de liquidez para permitir una baja en las tasas de interés y el desentrabamiento del crédito están dadas y que de ahora en adelante los bancos tienen la palabra.

Pero a pesar de la disminución de los intereses y los mayores recursos las entidades de crédito siguen muy reacias a prestar no solo porque muchos clientes no tienen la suficiente capacidad de pago sino porque los problemas las agobian: una cartera morosa en aumento, inmuebles entregados en parte de pago, bienes improductivos y mayores provisiones.

Pero otros sostienen que los bancos se las quieren ganar todas, que siguen cobrando intereses muy altos que ahorcan a los clientes y que no son tan flexibles a la hora de reestructurar las deudas.

Si bien las autoridades económicas consideran que estas medidas son suficientes otros sostienen que hace falta mayor agresividad. El consultor privado, Javier Fernández, dijo que las decisiones son aún muy marginales para reactivar la economía y mucho más para ver alguna mejoría en los resultados de la banca.

Dijo que llevarán una cantidad de dinero mucho menor a empresas y personas de lo que prevé el Emisor y no revivirán una cartera de crédito prácticamente estancada.

Las cifras del Banco de la República dan cuenta de un crecimiento de los créditos del 0,5 por ciento, prácticamente nulo.

Tesoreros de entidades financieras sostienen que lo que se debe hacer es bajar o eliminar los encajes de los certificados de depósito a término (CDT) porque los depósitos a la vista y los de ahorro no son muy significativos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.