INVERSIÓN REDUCIDA PARA EL 2000

INVERSIÓN REDUCIDA PARA EL 2000

El presupuesto para el próximo año siguió su paso por el Congreso de la República sin grandes contratiempos y la verdad, sin mayores discusiones, a pesar de las nuevas intervenciones de algunos parlamentarios que querían crear polémica.

20 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Hasta último momento la discusión se seguía dando en torno a cambios a la propuesta del gobierno de incrementar los sueldos oficiales sólo a quienes devengan hasta dos salarios mínimos legales. De todas formas la inversión toral social se fijó en 6,3 billones de pesos.

Los parlamentarios volvieron a insistir en que se podía buscar un arreglo diferente e insistieron en que el un aumento podría beneficiar incluso a quienes reciben hasta cinco salarios mínimos legales.

El gobierno mantenía inmodificable su propuesta e insistía en que cualquier cambio en los montos del presupuesto afectarían directamente a otros rubros y volvió a pedirle a los parlamentarios que hicieran propuestas concretas, es decir, que explicaran de dónde saldrían los recursos que demandara una decisión en ese sentido.

Y aunque el plazo para su aprobación se vence hoy, algunos parlamentarios querían dejarlo listo desde anoche y al cierre de esta edición se discutía esa decisión.

De todas formas críticos y defensores coincidieron en que ya no había razón para mantener una discusión, sabiendo que el gobierno no estaba dispuesto a permitir muchos cambios y menos teniendo en cuenta que el monto no puede ser ya modificado.

No obstante, algunos insistían en que varias partidas de gastos podrían pasar a inversión y que con ello se podrían desarrollar algunos proyectos regionales. Pese a ello no estaba muy claro a cual de ellas hacen referencia.

El senador Luis Guillermo Vélez volvió a criticar el proyecto por considerarlo desbalanceado y por que en su opinión fue elaborado con base en proyecciones irreales.

Insistió el parlamentario en que además de ser el presupuesto de la mentira, tiene vicios de forma, lo que también podría llevar a que la Corte Constitucional lo declare inconstitucional. De hecho, ya se anuncian nuevas demandas sobre el presupuesto.

Pese a las críticas, el gobierno se defendía con su discurso de que es un presupuesto austero acorde con la situación y las necesidades del país.

El ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, recordó que ante la imposibilidad de contar con más recursos, es el sector privado el que debe apoyar ahora la inversión, principalmente en infraestructura.

En materia de inversión social, el Ejecutivo dijo que no hay ningún tipo de reducción de recursos como lo aseguran algunos parlamentarios.

Las cifras El proyecto de presupuesto que llegó al Congreso y cuyo monto no se modificó señala que su valor asciende a 46,6 billones de pesos.

Se financiará de la siguiente manera: 21,3 billones con ingresos corrientes de la Nación; 19 billones con recursos de capital; 2,8 billones con rentas parafiscales y otros fondos especiales y 3,5 billones con recursos de establecimientos públicos del orden nacional.

El documento que explica estas cifras señala que su objetivo es mostrar los aspectos críticos de las finanzas públicas, de una manera descarnada sin tapujos.

Indica además que es realista y contiene los ingresos alcanzables y los gastos que estos pueden financiar, sin recurrir a la facilista y perversa costumbre de sobreestimar el monto de los recursos para darle respaldo a compromisos que no podrían pagarse en el curso de la vigencia .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.