Secciones
Síguenos en:
LA TERCERA VÍA

LA TERCERA VÍA

En una situación como la colombiana, de crisis de principios y de valores, de oscuridad política por falta de ideas innovadoras, resulta tonificador y oportuno el libro sobre la tesis política de la Tercera Vía, cuyo postulado esencial es el de juntar la política y el bien común.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Los nombres de Anthony Giddens (pensador e inspirador de la tesis), Tony Blair (que la está aplicando en Inglaterra) y Juan Manuel Santos (autor del libro y quien lidera la Tercera Vía en Colombia), se entrelazan con efectos iluminantes para mostrarle al mundo que la contienda de las ideas es mucho más importante y benéfica que la simple lucha por los puestos y los contratos o el mortal tableteo de las ametralladoras.

La Tercera Vía no es un nuevo partido político, ni una doctrina misteriosa o mágica, sino una actitud sensata de centro izquierda, propicia para darle garantías a la competitividad pero controlando sus excesos, para alcanzar así la eficiencia del Estado, pues Al ser más efectivo, podría decirse que el Estado se torna más poderoso, no por ser monopolio, sino por aplicación del lema: competencia hasta donde sea posible, regulación hasta donde sea necesario .

Pienso que la Tercera Vía se ha dado en anteriores épocas en la política colombiana. Le revolución en marcha, acaudillada por Alfonso López Pumarejo, expresada en la reforma constitucional de 1936, que introdujo los criterios de función pública de la propiedad, de sentar las bases para que la mujer saliera de la cocina y pasara a la oficina, de proteger al trabajador y de liberar la conciencia de las personas en el área de la educación y la ciencia, fue una típica posición de tercera vía.

La actitud de Uribe Uribe, de Gaitán y de Galán, de beber en las cántaras del socialismo pero sin caer en los extremos del comunismo, es de tercera vía; tal como la entiendo es la innovación permanente en el campo de las ideas políticas, sin perder la brújula de los principios ni el mapa de los valores, para que el Estado permanezca como un instrumento al servicio de la prosperidad general.

Según Tony Blair, La Tercera Vía se nutre de la unión de dos grandes corrientes de pensamiento de centro-izquierda-socialismo democrático y liberalismo, cuyo divorcio en este siglo debilitó la política progresista en todo occidente. Los liberales hicieron énfasis en la defensa de la primacía de la libertad individual en una economía de mercado; los social demócratas promovieron la justicia social con el Estado como su principal agente. No tiene por que haber un conflicto entre ambas corrientes, aceptando que el poder del Estado es un medio para alcanzar nuestros objetivos, pero no el único, y en ningún caso un fin en sí mismo . (pág. 22).

En palabras de Juan Manuel Santos, La Tercera Vía de Blair identifica cuatro valores fundamentales que deben informar las acciones del Estado y la sociedad: reparto equitativo de la riqueza, igualdad de oportunidades, responsabilidad y solidaridad. Los dos primeros son viejos valores de todos los partidos de izquierda y han estado siempre muy presentes en el partido liberal colombiano. El problema es que los resultados dejan mucho que desear... En un país como Colombia donde el 60% de la población se encuentra por debajo de los límites de pobreza, la pertinencia de buscar una mejor distribución de la riqueza y una mayor igualdad de oportunidades es obvia .

Para Juan Manuel Santos es de rigor guiarse por los principios y tener claridad acerca de los valores. Considera, además, que La crisis del Estado tienen que ver, a su vez, con una falta de unidad de criterio entre los Colombianos sobre el destino que pretendemos construir, el país que queremos. Como decía Séneca desde tiempos inmemoriales: Para quien no tiene puerto de destino, todos los vientos son desfavorables . Santos afirma en su libro: Las tesis de la Tercera Vía pueden ser una formidable fuente de inspiración para el diseño del Partido Liberal .

*Abogado de la Universidad Libre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.