DIFÍCIL DISTRIBUIR:

DIFÍCIL DISTRIBUIR:

09 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Para los dos últimos gerentes de la Industria Licorera de Boyacá y para el Sindicato de Trabajadores de esa empresa, el problema de la entidad era el contrato único de distribución firmado a comienzos de 1998 con el comerciante Juan Hernández. El actual gerente de la Empresa dijo, incluso, que terminar con dicho contrato era la única forma de salvar a la ILB. Dos meses después de que bilateralmente se llegó a un acuerdo en ese sentido, las cosas están peor que antes. La comercialización, ahora a cargo de los propios funcionarios, no ha dado resultados y las ventas han caído vertiginosamente. La empresa no ha podido desembargar sus vehículos que retuvo un Juzgado por la demanda de un ex trabajador y no hay recursos para pagar la nómina. Debate en la Asamblea el 23 de marzo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.