INÍRIDA, UN CAMPO DE GUERRA

INÍRIDA, UN CAMPO DE GUERRA

En un campo de batalla se convirtieron ayer los alrededores de Puerto Inírida, capital de Guainía, tras una incursión de cerca de 1.500 guerrilleros de las Farc. (VER MAPA INFOGRAFIA: ESCALADA DE LAS FARC)

18 de noviembre 1999 , 12:00 a.m.

Cien policías y 350 efectivos de la infantería de marina trataban de contrarrestar la ofensiva subversiva que se concentró en sitios aledaños a la población y no en el casco urbano.

Este ataque hace parte de una escalada guerrillera nacional que empezó en la noche del martes, cuando varios frentes de las Farc atacaron poblaciones de Cundinamarca, Tolima, Arauca, Huila y Norte de Santander.

La incursión a Puerto Inírida comenzó a las 2:00 de la tarde de ayer cuando una lancha de combate fluvial del batallón de infantería de marina número 80 fue atacada por guerrilleros que se movilizaban en varios planchones cerca a la desembocadura del río Inírida, en cercanías al puerto.

Las tropas de la infantería de marina y de la Policía, que ya estaban alertadas, reaccionaron a tiempo y lograron repeler la acción de las Farc. Para esto contaron con el apoyo de aviones OV10 y AT37 y Arpía de la Fuerza Aérea Colombiana.

Según el general Fernando Tapias, comandante de las Fuerzas Militares que anoche ofreció una rueda de prensa en Bogotá, la información de inteligencia permitió una reacción rápida y contundente de los aviones de la FAC que destruyeron un planchón en el que se movilizaban unos 25 guerrilleros.

Posteriormente, en un enfrentamiento con miembros de la Armada Nacional cerca del muelle de Puerto Inírida, murieron otros 10 guerrilleros luego de que lanzaron una granada antitanque contra una de las lanchas de la infantería de marina.

En las acciones para repeler el ataque murió un cabo segundo de la Armada Nacional, mientras que cinco infantes de marina resultaron heridos.

El comandante del Ejército, general Jorge Enrique Mora Rangel, que coordinaba las operaciones desde Tolemaida, aseguró que en el ataque a Puerto Inírida participó el subversivo conocido como El Negro Acasio y miembros de los frentes 16, 39 y la columna móvil Juan José Rondón.

Anoche, los combates seguían en los alrededores de la capital de Guainía.

Las autoridades militares dijeron que hay plena confirmación de que las columnas guerrilleras con 3.000 hombres salieron de la zona de distensión, situada en los departamentos de Meta y Caquetá, y dispuesta por el Gobierno Nacional para las negociaciones de paz con las Farc, con el fin de efectuar el ataque a la capital del departamento del Guainía, municipio con una población cercana a los cuatro mil habitantes.

Los ataques fueron realizados por columnas que salieron del área de distensión y que anoche trataban de regresar a esa misma zona... esta es la segunda vez que se utiliza la zona para armar, entrenar y para, desde allí, lanzar ataques terroristas a las poblaciones aledañas , aseguró Tapias.

Esta es la respuesta que recibió una propuesta del Presidente de la República orientada a que los colombianos tengan una Navidad en Paz: fue un intento de destrucción de 13 poblaciones, heridas y muerte a civiles, interrupción de la actividad económica y actos de terrorismo , dijo.

Esa es la forma en que las Farc dicen que están peleando y están defendiendo al pueblo colombiano: destruyendo las viviendas, desplazando a las poblaciones y asesinando a nuestros policías en los puestos , añadió el general Mora.

Tapias aseguró, por su parte, que los municipios de Huila y Tolima estaban anoche bajo control de las autoridades y que la mayoría de los subversivos huyeron después de los ataques.

Por otra parte, en la población de Colombia (Huila), se presentaban anoche combates entre las Farc y el Ejército.

Según el general Tapias, aviones de la FAC, de la Aviación del Ejército y de la Policía interceptaron y destruyeron seis vehículos de la guerrilla, entre ellos un bus y un campero, que transitaban entre el área de Colombia y Santana para salir a Uribe, en la zona de distensión.

En la acción, según el alto oficial, habrían muerto entre 30 y 40 guerrilleros que estaban al mando de los jefes subversivos conocidos como Rogelio y Rolando .

En Dolores y Villa Rica, las autoridades también ejercían ayer pleno control sobre los cascos urbanos, señaló el general y aseguró que en algunos ataques la guerrilla utilizó gasolina para tratar de incinerar a los agentes.

La información de la inteligencia militar nos indica que la escalada continuará en varias partes, sostuvo Tapias, pero es importante que la población civil esté alerta y comunique oportunamente a las autoridades .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.