NO HAY CLARIDAD EN LOS RECAUDOS DE SAYCO

NO HAY CLARIDAD EN LOS RECAUDOS DE SAYCO

Aunque parezca absurdo el cobro de impuestos de Sayco a espectáculos sin ánimo de lucro o aquellos cuyas ganancias estén destinadas a obras sociales, este recaudo está amparado por la ley.

22 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Así lo manifestó a LLANO 7 días Julián Vargas Saldaña, jefe nacional de recaudos de Sayco, quien explicó que en ambos casos se están ejecutando obras de autores amparados por Sayco y la entidad está obligada a defender los derechos de estos.

Las entidades que realizan este tipo de espectáculos deben presupuestar el pago de los impuestos a Sayco, ya que lo más importante es la obra que ejecutan. Por ejemplo, quienes se encargan de la divulgación del folclor no pueden hacerlo sin pagar impuestos, ganando indulgencias con avemarías ajenos .

El jefe de recaudos aclaro que es obvio que este tipo de espectáculos paguen menos que quienes lo hacen comercialmente, pero igualmente están obligados a pagar.

Sobre las inquietudes de diversas personas que organizan espectáculos, fiestas y otro tipo de eventos en la región por la falta de claridad acerca de las normas que regulan el recaudo y los montos de este; Vargas Saldaña explicó que son numerosas las leyes y normas y no se le pueden entregar a cada persona.

Sin embargo, el funcionario anunció que en este momento está elaborando un documento para aclarar todas estas dudas, el cual será publicado el próximo año y se entregará a todos los usuarios.

En cuanto a las quejas por el cobro en efectivo de los derechos de autor en Villavicencio, Vargas Saldaña explicó que el recaudador de Sayco en la ciudad está autorizado para hacerlo así cuando se trata de montos pequeños.

Igualmente, el funcionario aseguró que el recaudador de esta ciudad debe ilustrar a las personas afectadas con el cobro. Estamos dispuestos a despejar todas las inquietudes sobre el tema. Quienes tengan dudas pueden solicitar una reunión con la directiva nacional , afirmó.

Tres bandolas gravadas A mediados del presenta año, el Banco de la República organizó un concierto de bandolas que se llevó a cabo en el auditorio de la Biblioteca Germán Arciniegas.

Por este concierto que se realizó sin fines lucrativos y cuyo único interés era rescatar la bandola como instrumento auténtico de la música llanera, el representante de Sayco en el Meta envió, a título personal, una cuenta de cobro por la suma de 350 mil pesos.

Además, la mayoría de las piezas interpretadas son del folclor, por lo que los organizadores consideran que no debían pagar o que la suma debería ser inferior ya que solamente cuatro piezas son de artistas: tres venezolanos y un colombiano.

Sobre este caso, el jefe de recaudos explicó que si bien el recaudador está autorizado a hacer el cobro en efectivo, en ningún caso puede enviar cuentas de cobro a título personal, como ocurrió en este caso.

Vargas Saldaña explicó que para remediar la situación, la oficina nacional de Sayco presentó al Banco de la República una cuenta de cobro por 236 mil pesos, equivalente a un salario mínimo, con la cual quedó desautorizado el cobro hecho por la oficina de Villavicencio.

Cuando no se cobra por la entrada al espectáculo, el recaudo de Sayco se establece según el número de asistentes y oscila entre 1 y 40 salarios mínimos.

Aunque las piezas sean de extranjeros también estamos autorizados a cobrar los derechos, ya que igualmente representamos numerosos artistas extranjeros, en este caso a través de la Sociedad de Autores Venezolanos (Satven).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.