EL PAÍS

EL PAÍS

25 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Cali Octubre 22 de 1999\ Gustavo Tobón Londoño : En un estudio sobre la compleja situación de Colombia se identificaron tres guerras que están debilitando la institucionalidad del país: la del narcotráfico, la de la guerrilla y la de los paramilitares. Pero hay una cuarta que tiene relación con las anteriores y es la de la corrupción. Los corruptos desde hace mucho tiempo, pero en especial en los últimos años, se han descarado y han asaltado inmisericordemente el tesoro público. Son muchos los casos en que se han robado las empresas del Estado y se han apropiado de los dineros que pagamos en impuestos. Frente a la audacia de los asaltantes se ha respondido sin la suficiente contundencia y por eso es una guerra que pareciéramos también estar perdiendo. El ejemplo que está más a la vista es el de Foncolpuertos. A esa situación calificada como el más grande caso de corrupción de la historia llegamos por varias razones. Por la pérdida de los valores en la sociedad, el afán de enriquecimiento fácil, las malas administraciones, el clientelismo político, la ausencia de controles efectivos, la permisividad de los gobiernos y el desbordamiento de las llamadas conquistas laborales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.