CHISMES DE ULTRAMAR

CHISMES DE ULTRAMAR

La presencia de Andrés Pastrana en España fue calificada de extravagante por la opinión española. En efecto, Pastrana creyó equivocadamente que él sería el ilustre receptor del Premio Príncipe de Asturias al Instituto Caro y Cuervo, omitiendo el pequeño detalle de que se trataba de una exaltación con nombre propio, como fue la conferida a todos los galardonados.

31 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

De no ser así, posiblemente el presidente de Alemania también habría acompañado al escritor Gnter Grass a recibir el mismo premio en el campo de las letras. Pero no. Como ocurre con todas las realezas, el Príncipe de Asturias es un acontecimiento lleno de solemnidad e inclusive los premiados tenían que ensayar previamente cómo saludar al anfitrión, para recibir la distinción. Evidentemente no se trataba de un espectáculo con presidentes a bordo y por eso la asistencia de Andrés como jefe de Estado sobró. Lo colocaron al lado de la Reina, por ser el único mandatario presente, y punto.

En contraste, a Serpa esta vez le fue mejor con el jamón serrano, porque el partido socialista de Felipe González lo recibió en su casa con todos los honores. Así, una vez cancelada la conferencia de aquél en la Casa de las Américas, por interferencia del Gobierno colombiano, la Universidad Carlos III ubicada en Getafe, un pueblo de plena población obrera lo recibió en su gran rectoría, con la concurrencia de más de 600 personas.

Además de entrevistas personales con el presidente del Gobierno, José María Aznar, y con González del PSOE, el ex presidente Samper le ofreció un sabroso ajiaco con la asistencia de toda la cúpula del socialismo. Aunque Joaquín Almunia es el Secretario General del partido, González sigue ejerciendo una influencia asombrosa y no pocos consideran que, para recuperar el poder, resultará inevitable su reelección.

Felipe mantiene intacta su figura carismática y con frecuencia arrolladora, y no cesó en dispararles preguntas a sus interlocutores, preocupado como pocos por la suerte de Colombia y confiado en si para que sea gobernable un país visto por amplios sectores políticos europeos como inviable no sería hora de convocar una especie de equipo de salvamento. Cuerpo de rescate del que estarían necesariamente excluidos los candidatos a la Presidencia, en razón de sus particulares intereses, como paso previo a la incorporación de la guerrilla a un establecimiento hoy polarizado y dividido. No obstante, la respuesta unánime de los concurrentes no españoles fue la de que Pastrana como Presidente carecía del deseo de concitar un contingente salvador de esta envergadura, pese a que la imagen sobre la guerra interna de Colombia en Europa es cada día peor.

También Serpa tuvo otro almuerzo de postín que le ofrecieron los principales empresarios ibéricos. Entiéndase por éstos el presidente de Iberia, el de Dragados, el de Endesa y de los Bancos Santander y Bilbao Vizcaya, además de Santiago Rengifo, dueño de una de las principales comercializadoras de café colombiano, Fococafé. El anfitrión fue ni más ni menos Plácido Arango, mexicano con nacionalidad española y dueño de los famosos Vips , una cadena de almacenes abiertos hasta las tres de la mañana y en los cuales siempre se encuentra no solo un servicio de cafetería sino una magnífica sección de libros, discos y videos, revistas y periódicos, licores de marcas diversas y toda clase de productos necesarios cuando las demás tiendas están cerradas. Infortunadamente, a semejante almuerzo no fueron convidados el embajador de Colombia en España, ni el nuevo representante de Proexport, por causas que ignoro.

No haría bien ningún compatriota en hablar mal de su Presidente allende los mares. Mas la verdad es que esta visita no oficial de Pastrana a España resultó inoficiosa. Después de estar en Oviedo se fue a Santiago de Compostela para quemar tiempo mientras se acercaba la fecha de su cita en Estrasburgo para hablar en el Parlamento Europeo, no sin antes hacer una paradita dominguera en París.

Me tildarán de sectario pero no entiendo el delirio de estos viajes presidenciales, cada día más inútiles, y muchísimo menos cuando de regreso a la patria se topa uno con el último número de la revista Cambio (no propiamente oposicionista) donde se publica una encuesta en la que tan sólo catorce meses después de posesionado Pastrana aparece con una imagen favorable del 22% y desfavorable del 64%, mientras que Serpa asciende del 40% que tenía a fines del 98, a un 52%, con un desfavorable descendente del 36%. Duro contraste, por cierto, el de este sondeo con el que también divulgó Semana con los quinientos (supuestos) empresarios más importantes del país, algunas de cuyas pedantes querencias van exactamente en contravía de la encuesta abierta de Cambio realizada por Gallup.

* * * Difícil arrebatarle a Oscar Collazos su calidad de campeón como ordinario panfletista. Su última columna contra el ex Presidente Lemos lo demuestra con creces: que se trata como también dijo alguna vez Daniel Samper del mejor insultador profesional. Al contrario. Ojalá este país tuviera muchos Carlos Lemos, con el carácter que les hace falta a tántos escritores y dirigentes. Collazos habla casi siempre con la boca llena, y eso es muy feo. Lástima que ni siquiera esa gran relacionista que es Ivonne Nicholls hubiera podido corregirle, en su momento, semejantes modales a nuestro novelista lobongo , especie de nueva versión de Félix Marín

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.