UN JUEGO DE GRANDES

UN JUEGO DE GRANDES

Cuando en Villanueva (Casanare) suena la sirena de emergencia, los bomberitos piden permiso a mamá y salen a toda marcha en sus bicicletas para salir con el grupo de compañeros a atender el suceso.

20 de agosto 1999 , 12:00 a. m.

Ellos saben que no es un juego y por el contrario se sienten orgullosos de contribuir en su población cuando ocurren emergencias.

Los integrantes del equipo de bomberitos de Villanueva son muy conocidos, tanto por su valentía como por su disciplina y el respeto que imparten ante sus compañeros de grupo, padres de familia y amigos del colegio.

Ellos son un equipo de niños en edades que oscilan los 9 y los 13 años y que paralelamente estudian de los grados cuarto de primaria a sexto de bachillerato.

Aún no tienen uniforme ni casco, pero mantienen sus jeans y camisetas blancas impecables. El único distintivo que tiene es una cachucha azul con el logo símbolo de los bomberos de Villanueva. Los infantes sostienen que no importa el uniforme sino las ganas que tienen de ayudar a la comunidad.

Este grupo de bomberitos es el único de Casanare que recibe capacitación sobre técnicas bomberiles, los días lunes, martes, miércoles y viernes, en jornada que no se cruza con el horario de clases.

A los niños los capacitamos igual que a los mayores, les exigimos disciplina, les impartimos valores a través de prácticas deportivas y talleres de motivación personal aseguró el comandante de Bomberos Voluntarios de Villanueva, Jorge Eliécer Delgado Santos.

Los ejercicios también incluyen practicas ecológicas para saber como atender los animalitos atrapados en incendios o en trampas. Así mismo, ascenso y descenso de edificaciones en situaciones de emergencia, primeros auxilios, planes de evacuación y clases de incendios forestales. Igualmente el manejo de líquidos gaseosos e inflamables, derivados del petróleo, uso de extintores y relaciones humanas.

Mi hijo ha prosperado bastante, mejoró en un 100 por ciento el rendimiento del colegio, cada día es más respetuoso y me siento orgullosa de saber que forma parte del grupo de bomberitos de Villanueva, afirmó Blanca Nieves Pulido, madre de uno de los bomberitos.

Uno de los infantes ya tuvo una experiencia ayudando a atender un incendio forestal y dice sentirse muy orgulloso, de saber que de alguna manera contribuyó a extinguirlo.

Los niños afirmaron que están orgullosos de formar parte de este equipo. Jhon Arturo y Diego Alejandro quieren ser comandantes de cuerpos de bomberos; Luis Fernando, José Arley y Jhon Fredy desean ser socorristas; Julio César y Yherner Iván quieren ser comandantes de bomberos de una empresa petrolera, y Mario Andrés desea ser buzo especializado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.