IGLESIA DE VENEZUELA SE ENFRENTA A CONSTITUYENTE

IGLESIA DE VENEZUELA SE ENFRENTA A CONSTITUYENTE

La Iglesia Católica venezolana se convirtió ayer en la principal fuerza de oposición a la Asamblea Nacional Constituyente tras acusar a los asambleístas de estarle abriendo las puertas al aborto y a la legalización de prácticas satánicas, y realizar una inédita protesta callejera de fieles, sacerdotes y religiosas para impedirlo.

30 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

La polémica sobre el aborto fue desatada por el artículo 45 de la nueva Carta, que dice textualmente: El derecho a la vida es inviolable. Ninguna ley podrá establecer la pena de muerte, ni autoridad alguna aplicarla . El artículo es incuestionable, pero la Iglesia desea que se consagre explícitamente el derecho a la vida desde la concepción , lo que en su opinión frenaría cualquier intento futuro de legalizar el aborto o la eutanasia.

Los católicos no permitiremos el crimen horrendo del aborto , aseguró el arzobispo de Caracas, Ignacio Velazco.

El segundo punto de discordia radica en un artículo que establece la libertad de religiones y cultos. Iglesia no se opone a la libertad religiosa, pero advierte que consagrar la libertad de cultos implica la legalización de prácticas que riñen con la moral y las buenas costumbres e, incluso, de los cultos satánicos.

Primera movilización Con el apoyo de la influyente Conferencia Episcopal, que agrupa a los obispos y que mantiene una posición muy en línea con El Vaticano, ayer se realizó en el centro de Caracas la primera protesta.

Bajo el lema de vida si, aborto no , cientos de personas se congregaron en la catedral para iniciar un recorrido por el centro histórico que incluyó, por supuesto, una pasada por la sede de la Constituyente: el Palacio Legislativo.

El arzobispo Velazco anunció que habrá nuevas movilizaciones en Caracas y otras ciudades de Venezuela.

La Iglesia parece dispuesta a llevar su cruzada hasta las últimas consecuencias: no en vano ya advirtió que estudia la posibilidad de abanderar la campaña por el No en el referéndum aprobatorio de la nueva Constitución, que reemplazará a la vigente desde 1961.

Entre tanto, ayer Luis Miquilena, presidente de la Constituyente, informó que se ha decidido recortar en 15 días las discusiones de unos 395 artículos del anteproyecto de nueva carta magna, para lograr que el texto definitivo pueda ser llevado a consulta popular el 15 de diciembre.

La aceleración de las discusiones se acordó luego de una reunión que sostuvo Miquilena con el presidente Hugo Chávez, quien ha manifestado su interés en que la nueva constitución sea aprobada este mismo año para crear un piso jurídico definido que permita el retorno de las inversiones al país, sumido en una profunda recesión económica.

Sin embargo, la oposición censuró el anuncio diciendo que la posibilidad de debate ha sido castrada y que los venezolanos tendrán una constituyente a la carrera y al acomodo de los intereses del presidente Hugo Chávez.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.