LA CORRECCIÓN DE OCTUBRE GOLPEA OTRA VEZ A WALL STREET Y ES PARA PREOCUPARSE

LA CORRECCIÓN DE OCTUBRE GOLPEA OTRA VEZ A WALL STREET Y ES PARA PREOCUPARSE

A fines de 1997 y a finales de 1998, los inversionistas se alejaron en estampida de Wall Street, provocando una caída de las acciones de las principales empresas en un 13% y un 19%, respectivamente, y haciendo que el mercado alcista de los años 90 sufriera los peores resultados hasta la fecha. En ambas ocasiones, sin embargo, los títulos repuntaron rápidamente y se apuntaron nuevos récords. (VER GRAFICA: UN MERCADO TEMBLOROSO)

20 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Ahora, estamos de nuevo en octubre y, una vez más, las acciones han resbalado. Pero, en esta ocasión, la corrección es distinta, lo suficiente como para arrojar una sombra de duda sobre si esta vez se producirá una rápida vuelta a nuevas máximas históricas.

La diferencia estriba en los dos años anteriores, cuando los reveses fueron alimentados por las turbulencias internacionales y el pánico de los mercados. En ambas ocasiones, la Reserva Federal se encontraba preparada para dar una mano. En esta ocasión, han sido los simples y antiguos temores sobre la inflación los que han causado las ventas masivas. Y, el historial de la inflación como un asesino de los mercados alcistas no tiene paralelo.

Razones para temer Incluso pese al benigno informe sobre los precios al consumidor de ayer, y el tranquilizador repunte consiguiente, los inversionistas tienen muchas razones para sentir temor. Los precios del crudo se han duplicado en el último año, el oro ha salido de las catacumbas a más de US$300 por onza, los precios mayoristas del último mes registraron su principal ganancia en nueve años y, para colmo, existe la impresión correcta o equivocada de que la Fed quiere que ocurra esta corrección. Sin embargo, pese a todo, la inflación sigue siendo sólo un temor, no un hecho.

Muchas de las fuerzas que han mantenido la inflación a raya desde el alza de la productividad a las pobres subidas de los salarios siguen en pie. El muy seguido Indice de Precios al Consumidor, publicado ayer, resultó ser exactamente como se esperaba, a diferencia del Indice de Precios al Productor. De hecho, los economistas dicen que ello muestra que la tasa principal de inflación que elimina los componentes más volátiles se ha desacelerado en el último año del 2,4% al 1,9%.

Si bien las acciones registraron una fuerte subida lo que reflejó el alivio de los inversionistas de que, como se esperaba, la inflación no está fuera de control perdieron muchas de las ganancias de las negociaciones vespertinas. El Promedio Industrial Dow Jones, tras subir 219,09 enteros, cayó para cerrar a 10.204,93, una modesta alza de 88,65, y sigue aún un 9,9% por debajo de su máxima de agosto.

El promedio cerró la semana pasada un 11,5% por debajo de su nivel máximo, lo que cumple con la definición de Wall Street de una corrección, una caída de al menos un 10% en valor. El Indice Compuesto Nasdaq cerró ayer, de hecho, con una baja de 0,97 puntos tras subir 40,15 a primeras horas de las negociaciones, y se encuentra ahora en 2.688,18 , un 7,8% por debajo de la máxima alcanzada en septiembre.

Esta respuesta subraya el hecho de que las acciones reaccionan a las expectativas, no sólo a la realidad. Y si las expectativas de un resurgimiento de la inflación resultan fundadas, la estabilidad de los precios un factor del interesante conjunto de elementos que han causado que el precio de las acciones se triplique desde finales de 1994 quedaría eliminado del grupo.

Hay un verdadero cambio de los principios fundamentales , afirma Richard Bernstein, director de investigación cuantitativa de Merrill Lynch. Durante los últimos años, la historia en los mercados financieros ha sido la desinflación , o una tasa de inflación declinante, después deflación, o caída de precios, afirma. Creemos que la próxima historia será la inflación .

Incluso, si la inflación está de regreso, no supondría por obligación la llegada de un mercado bajista, definido generalmente como una caída sostenida de al menos un 20% de las principales acciones. De hecho, muchos inversionistas están preparados para comprar cuando consideren que la corrección ha concluido.

Pero una vuelta a la inflación pondría prueba muchas de las premisas que han llevado al mercado a unos niveles casi inimaginables desde hace cinco años. Y, si las acciones están de nuevo en una burbuja especulativa, un temor a la inflación podría ser justo lo que necesitaría para explotar.

Una de las razones por la que las acciones se han recuperado desde las fuertes caídas es por la fe de los inversionistas individuales que ingresaron para comprar aún cuando los profesionales se mantuvieron al costado. Los fondos de inversión tienen bajos niveles de efectivo para negociar, pero las personas aún tienen muchos fondos del mercado de capital. Pero pondrán a trabajar el efectivo? La percepción de que la Fed está jugando con el mercado, listo para golpearlo cada vez que Dow industrial sube, le está generando enemigos entre los pequeños inversionistas.

La Fed dice que no está intentando pinchar la burbuja del mercado. Pero el banco central estadounidense está preocupado por la inflación, en parte proveniente de activos inflados, como las acciones, y algunos economistas dicen que el resultado final es el mismo, tasas de interés más altas que producen la depresión de las acciones.

Por ejemplo, en un trabajo de reflexión sobre el pensamiento de la Fed, Ben Bernanke de la Universidad de Princeton y Mark Gertler de la Universidad de Nueva York, dicen que la Fed debería abordar el problema de la inflación, que responde a los efectos colaterales negativos del auge de activos sin decidir qué es fundamental y qué no .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.