ACCIONES SOBRE COMPETENCIA DESLEAL

ACCIONES SOBRE COMPETENCIA DESLEAL

De conformidad con la Ley de Competencia Desleal, existen dos clase de acciones: Por una lado, una declarativa y de condena. Y por el otro, una preventiva o de prohibición. Mediante la acción declarativa y de condena, el demandante puede pretender que se declare judicialmente la ilegalidad de los actos realizados por un tercero y se ordene al infractor remover los efectos producidos por dichos actos y la indemnización de los perjuicios causados por el mismo.

29 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Por medio de la acción preventiva o de condena, el demandante pretende que se evite la realización de una conducta o que se prohiba la misma aun cuando con ésta no se haya producido un daño.

Bajo estas acciones el demandante podrá actuar inclusive antes de que la conducta se realice o con posterioridad a ella.

En la acción declarativa, la Superintendencia de Industria y Comercio declara una conducta como desleal, al mismo tiempo que ordena el cese de la misma. Con la Ley 510 de 1999, pasados 15 días a la declaración de ilegalidad de la conducta, el afectado podrá iniciar un incidente para liquidar perjuicios ante este ente de control.

Como se observa, son dos acciones cuya pretensión es igualmente diferente. Mientras en una se busca la declaración de la conducta desleal acompañada de la remoción de los efectos de ese acto, la segunda pretende la prevención de un daño por un posible actuar que se considera como desleal o la prohibición de una conducta cuando no se ha producido daño.

Son cuatro las personas o entidades que pueden dar inicio a una acción de competencia desleal.

Cualquier persona que participe o demuestre su intención de participar en el mercado, cuyos intereses económicos resulten perjudicados o amenazados por los actos de competencia desleal.

Las asociaciones o corporaciones profesionales y gremiales cuando resulten gravemente afectados los intereses de sus miembros.

Asociaciones cuya finalidad sea la protección del consumidor. Su legitimación está supeditada a que el acto de competencia desleal afecte de manera grave y directa los intereses de los consumidores.

Por último, el Procurador General, en nombre de la Nación, respecto de aquellos actos que afecten gravemente el interés público a la conservación de un orden económico de libre competencia.

Artículo elaborado por la Superintendencia de Industria y Comercio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.