ENERGÍA: CORTO EN UTILIDADES

ENERGÍA: CORTO EN UTILIDADES

Bajos niveles de utilización de la capacidad instalada, menores ventas y una reducción en el volumen de empleo, han caracterizado el desempeño de las compañías del sector de generación y distribución de energía durante los últimos tres años.

29 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Pese a convertirse en factor fundamental para apoyar al sector productivo del país, estas empresas se han visto afectadas por la recesión propia del sector productivo.

Las ventas, que en 1996 habían logrado un crecimiento importante, muestran una caída en picada desde 1997, de acuerdo con el análisis de riesgo sectorial elaborado por Benchmark.

El estudio analiza los resultados de 37 empresas dedicadas a la distribución de hidrocarburos, energía eléctrica y gas.

El comportamiento de la demanda de energía y combustibles está directamente relacionada con el desarrollo, crecimiento y expansión del sector productivo de un país.

Esto explica el comportamiento cíclico que han tenido las empresas de este sector, que en años de apertura y crecimiento del Producto Interno Bruto han reportado sus mejores resultados.

Actualmente la cobertura del suministro eléctrico es casi total en el país: 99 por ciento entre la población de las zonas urbanas y el 65 por ciento del sector rural.

De acuerdo con los datos de Benchmark, entre 1975 y 1996 el consumo de energía mostró una tasa anula de crecimiento del 3,6 por ciento promedio, frente a un 4,0 por ciento de variación en el PIB.

Dentro de este sector existen tres tipos de actividad: los distribuidores de hidrocarburos, los generadores y comercializadores de energía y los que explotan bosques para el consumo de leña.

En el caso del sector energético, este está conformado por cerca de 25 generadores, 15 de ellos empresas públicas. A raíz de los procesos de privatización, se incrementó el número de participantes en este mercado y se lograron nuevos estándares de competitividad y productividad.

Por tipo de consumo para la cocción de alimentos, el mercado de energéticos es liderado por la leña, utilizada en un 36 por ciento de los hogares.

Le sigue en importancia el gas propano, que tiene el 35 por ciento; el gas natural, con el 13 por ciento; la electricidad con el 8 por ciento y la gasolina con el 5 por ciento. Otros combustibles representan el 3 por ciento.

En los últimos años, el sector energético ha ganado participación dentro de las exportaciones colombianas ya que algunas empresas se han convertido en importantes proveedores para el comercio internacional.

El análisis de Benchmark sobre el desempeño de las empresas del sector energético señala que entre las fortalezas están la reorientación de las políticas gubernamentales en materia de regulación y control del sector, así como la apertura creada por la nueva legislación.

No obstante, presenta algunas debilidades como la persistencia de evasión en el pago de la energía, los daños a torres y plantas generadoras provocadas por los atentados terroristas, la falta de organización y excesiva burocracia entre algunas empresas y el sistema tributario vigente para estas compañías.

Menos ganancias El desempeño de las empresas, medido por sus resultados de estados financieros, señala que el 98 no fue un buen año para esta industria.

De las 36 empresas que reportaron sus resultados el año pasado, 9 reportaron pérdidas y otras tuvieron en ceros esta cuenta.

El crecimiento en las utilidades sólo lo lograron 10 de las 28 empresas en las que Benchmark realizó el análisis.

Las empresas que más ganaron fueron en su orden Terpel Bucaramanga; Terpel Sur; Esso Colombiana; Consorcio operador del gasoducto del Oriente; y Mobil de Colombia.

Sólo Terpel Bucaramanga obtuvo el 56,2 por ciento de la cifra total de utilidades del sector.

Las que más perdieron fueron Westinghouse Termocentro; Siemens Westinghouse Project; Castrol Colombia; Energías Integrales y Enron Development.

Por volumen de ingresos, la compañía más grande del sector de energía es Mobil de Colombia, cuyas ventas alcanzaron los 1,3 billones de pesos el año pasado. Le sigue en importancia Esso Colombiana, con 1,06 billones de pesos y Terpel de La Sabana, en tercer lugar, con ventas por 281.933 millones de pesos.

Los mayores crecimientos en las ventas fueron para Noram Energy, con 194,7 por ciento; Exxon de Colombia con 169,5 por ciento de aumento; Industrias Texaco, que creció 99,2 por ciento e Incauca Energía, con 77,4 por ciento.

El promedio de crecimiento en las ventas para el sector es del 34,6 por ciento.

Finalmente, por tamaño de sus activos, el primer lugar fue para Esso Colombiana, con 344.482 millones de pesos, que representan el 29,7 por ciento del total de activos de las empresas analizadas.

Le sigue Mobil de Colombia con 325.196 millones de pesos y el 28,07 por ciento de participación en el total de activos de la muestra.

En tercer lugar está Terpel Bucaramanga, seguida de Shell Colombia y Terpel Sur.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.