CAMBIOS EN TRIBUTARIO DE LA GASOLINA

CAMBIOS EN TRIBUTARIO DE LA GASOLINA

Ante los insistentes pronunciamientos de los agentes distribuidores, congresistas y los usuarios en general, con respecto a la necesidad de cambiar la estructura de los componentes en la fórmula de la gasolina a fin de frenar el impacto de las constantes alzas, el gobierno decidió radicar ayer un proyecto de ley en el Congreso de la República que pretende modificar el régimen tributario del combustible.

29 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Y es que del total del precio de la gasolina al usuario final, cerca de un 40 por ciento corresponde a tres impuestos: El IVA, el impuesto global de gasolina y la sobretasa del 20 por ciento que reciben los entes territoriales.

De acuerdo con el proyecto presentado, se elimina el cobro de impuestos sobre impuestos que se originaba en el hecho de que la sobretasa que reciben departamentos y municipios se calcula hoy en día tomando como base el precio al productor, que incluye IVA e impuesto global.

El proyecto propone para efectos de la sobretasa utilizar el precio al productor de los últimos doce meses y este valor será ajustado cada año con el valor de la inflación esperada. Esto no solo elimina el cobro de impuestos sobre impuestos, sino que también reduce significativamente el costo tributario, en situaciones de aumentos de tasa de cambio o de variaciones internacionales del precio de petróleo. El impuesto se convierte así en un tributo de base fija , explicó el Ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo.

En tal sentido la base gravable será igual a 1.626,36 pesos por galón para la gasolina corriente y 2.191,13 pesos por galón para la gasolina extra, valores que deberán ser ajustados el primero de enero de cada año de acuerdo con la meta de inflación proyectada que fije el Banco de la República.

Respecto al impuesto Global, la ley 383 de 1997 establecía un incremento anual de este tributo, que era la inflación proyectada más 50 pesos del año 1997, hasta el 2001. Este incremento del impuesto adicional a la inflación, que para el próximo año sería de 75 pesos, se propone eliminar, lo cual significaría una disminución en el costo del combustible automáticamente de 75 pesos para el próximo año y de 150 pesos para el 2001.

Con respecto a la sobretasa, la base para calcularla será el promedio del ingreso al productor de los últimos doce meses más la inflación establecida por el banco de la república para ese año. De esta manera este gravamen no variará mensualmente como ocurre hasta el momento, sino anualmente.

Así mismo, los recursos obtenidos por concepto de la sobretasa serán administrados por la Dirección de Apoyo Fiscal (DAF) del Ministerio de Hacienda, con lo cual la fiscalización, determinación oficial, discusión, cobro, devoluciones y sanciones se aplicarán teniendo en cuenta el Estatuto Tributario para los impuestos del orden nacional.

A aquellos que no declaren los ingresos por este concepto se les sancionará con el 30 por ciento del cargo que figure en la última declaración, y si ésta no existe, será el 30 por ciento del valor de las ventas de combustible en el mismo período que es objeto de la sanción.

Adicionalmente se fortalecen las medidas para controlar el contrabando técnico, cuyo costo fiscal este año asciende a una suma del orden de 300.000 millones de pesos. El volumen de contrabando estimado actual es del orden de 15.000 barriles diarios.

Una reciente una circular de la Dian hizo claridad con respecto a que el único importador para las zonas de frontera exento de IVA y de Impuesto Global es Ecopetrol, con lo cual se elimina el canal de contrabando técnico que son las exenciones que han otorgado los departamentos a los importadores privados.

Para reforzar esta norma el proyecto de ley asegura que a partir de la entrada en vigencia de la presente ley se entiende prohibida la celebración, ejecución y desarrollo de contratos de concesión para la distribución de combustibles en zonas de frontera y/o unidades de desarrollo especial, con terceros distintos a Ecopetrol .

En tal sentido los contratos que los gobernadores y alcaldes de zona de frontera habían autorizado quedan cancelados.

Para el gobierno, estas medidas de orden tributario, sumadas a la ratificación de la política de liberación de precios de gasolina, tienen como objeto hacer cada vez más sólida una política que es fundamental para el correcto desempeño de la economía.

Nuevo precio Desde el lunes el nuevo precio del galón de gasolina corriente será de 2.281,32 pesos, es decir 38 pesos más con respecto a los 2.243,62 pesos que se cancelan hoy. Dicha variación representa un alza de 1,68 por ciento, con lo cual en lo corrido del año el aumento llega a 32,57 por ciento y con respecto al precio de enero el incremento es de 41,84 pesos.

No se desmontó nada La expectativa fue más de lo realmente sucedió. Luego de cuatro horas de reunión entre los Ministros de Minas y Energía y Hacienda, y el presidente de Ecopetrol, Carlos Rodado Noriega, el gobierno decidió mantener la política de liberación en los precios de la gasolina.

Aunque el Ministro de Minas no podía ocultar su felicidad por la decisión del gobierno, que a simple vista era un espaldarazo directo para él, la verdad es que todos salieron ganado.

Rodado recibió un respaldo general por su pronunciamiento con respecto al incremento de los combustibles y aunque en la reunión privada debió mantenerse al margen de lo que suceda con el futuro de los precios de la gasolina, la decisión del gobierno de presentar un proyecto de Ley para modificar la estructura tributaria dentro de los componentes del precio del combustible, le dan la razón.

Es decir, aunque se asegura que la medida de liberación se mantiene, la decisión de presentar un proyecto de ley para modificar la estructura impositiva de la fórmula le da en parte la razón al presidente de la estatal petrolera.

De hecho el pronunciamiento oficial asegura que el proyecto de ley se presentó con el objeto de disminuir incrementos futuros en el precio al usuario final .

Pese a eso, la satisfacción de Valenzuela era más que evidente y prácticamente triunfalista, incluso en sus breves declaraciones. Se mantiene la política de liberación de gasolina que es una política no del Ministro de Minas sino del gobierno nacional. Que si estoy feliz, por supuesto, mucho .

Al responder si la decisión adoptada por el gobierno correspondía a un respaldo directo a él, el Ministro contestó que el pronunciamiento fue un respaldo para la medida de liberación de los precios y volvió a insistir que se sentía muy contento por lo sucedido.

Para el gobierno, la determinación de mantener la política de liberación del precio de los combustibles es buena no sólo porque permite seguir en la tarea de internacionalizar este producto sino porque echar para atrás la medida sería un reversazo que afectaría el mercado.

Por eso, al explicar el por qué se mantenía la medida el Ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo fue enfático en afirmar que se hacía por considerar que sus efectos benéficos sobre las finanzas públicas y sus favorables implicaciones asociadas al rompimiento de fuerzas inerciales y expectativas inflacionarias, que se creaban con el antiguo esquema de decretar los aumentos de precios al comienzo de cada año, son fundamentales para el correcto funcionamiento de la economía nacional .

Y aunque la noche del miércoles el jefe de la cartera de Hacienda había reconocido su preocupación por el efecto del precio del combustible en la inflación, ayer en el comunicado del gobierno se insistió en que la medida de liberación se constituye en un mecanismo fundamental para disminuir en forma estructural la inflación, que es de todos los impuestos el más regresivo.

La disminución de la inflación que se alcanzará este año, respecto a la meta originalmente planteada, implicará un ahorro para todos los colombianos del orden de 400.000 millones de pesos. Este es el poder adquisitivo que los colombianos hubieran perdido de haberse dado una inflación del 15 por ciento en 1999 , dijo Restrepo.

En el comunicado del gobierno se asegura que se rompió efectivamente la relación entre inflación y precio de la gasolina. Este era uno de los objetivos centrales de la medida. Efectivamente, se han producido mayores precios de la gasolina, pero estos tan solo se han trasladado en su justa proporción a la canasta familiar .

Para muchos agentes del sector (distribuidores mayoristas y minoristas) e incluso algunos congresistas, el pronunciamiento del gobierno no fue producto de una concertación, sino la repetición del discurso de Valenzuela.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.