EL INVIERNO DESPLOMA 25 VIVIENDAS

EL INVIERNO DESPLOMA 25 VIVIENDAS

Las fuertes lluvias continúan causando estragos en el país. Cinco personas murieron y una se encuentra desaparecida en hechos ocurridos en Caldas y Antioquia, mientras que unas 25 casas se derrumbaron en Usiacurí (Atlántico) al ceder una falla en la tierra.

20 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

En Caldas, la creciente del río Tapias, en el municipio de Neira, arrastró a tres menores y un adulto, cuyos cuerpos fueron hallados en la mañana de ayer. Otros dos menores lograron escapar de las aguas.

Los hechos ocurrieron a las 4 y 30 del pasado lunes festivo, cuando varias familias de la localidad disfrutaban de un día de campo a orillas del río Tapias.

Murieron los niños Sandra Milena Patiño, de 9 años; Alexis Aristizábal Herrera, de 11, y Mariana Londoño Galarza, de 12. También Gerardo Aguirre, de 41 años y conductor de taxi, quien trató de salvar a los menores.

En Bello (Antioquia), una persona murió y otra se encuentra desaparecida tras el desbordamiento de la quebrada La García, al norte del Valle de Aburrá. Más de 300 casas resultaron afectadas y 60 personas fueron evacuadas. La creciente de la quebrada afectó a 15 barrios.

En el barrio Panamericano de Niquía la corriente arrastró a Rosa Alicia Loaiza Mejía y a Jairo Humberto Giraldo. El cadáver de la señora Mejía fue encontrado después, mientras que el de Giraldo seguía desaparecido.

En el municipio de Zaragoza, nororiente del departamento, 380 personas fueron afectadas por la crecida del río Nechí.

En Usiacurí, municipio ubicado en el centro del Atlántico, una falla de suelo sobre la cual fueron construidas numerosas viviendas cedió el pasado domingo ante las fuertes lluvias, desplomando 25 viviendas y afectando a otras 48.

La emergencia, que no dejó afortunadamente heridos, se presentó a las 2 y 45 de la tarde en el sector conocido como El Derrumbe, en el barrio Las Delicias. También resultaron afectadas viviendas de los barrios Carrizal y Pumarejo.

Ayer, una delegación encabezada por el gobernador (e) del Atlántico, Jaime Amín, se hizo presente en los barrios afectados y verificó el número de familias damnificadas. El censo indica que son 75 hogares, cerca de 450 personas.

La Alcaldía declarará el sector zona de desastre e impedirá la reconstrucción de las viviendas.

FOTO: Una falla de suelo formada durante los últimos 15 años provocó el desplome de las viviendas en Usiacurí (Atlántico).

Alfonso Cervantes/EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.