LA RUTA DEL CAFÉ ATRAVIESA EL ATLÁNTICO RUMBO A CARTAGENA

LA RUTA DEL CAFÉ ATRAVIESA EL ATLÁNTICO RUMBO A CARTAGENA

No son días fáciles para los participantes de la regata conocida como Transat Jacques Cabre o la Ruta del Café, que partió a mediados de octubre desde La Havre en Francia y que tiene como destino Cartagena de Indias.

29 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Los organizadores del evento, la Federación Nacional de Cafeteros y la multinacional de alimentos, General Foods, han informado que los navegantes han tenido que soportar las peores tormentas que haya enfrentado la regata en sus cuatro ediciones anteriores, esquivando olas entre ocho y diez metros de altura.

En total, iniciaron la travesía 21 naves entre monocascos y multicascos, que deberán recorrer 8.125 y 10.223 kilómetros, respectivamente.

Esta regata es mundialmente conocida por ser la más extensa en su tipo y cuenta con la participación de skippers de Francia, Italia, Bélgica y Gran Bretaña.

Aunque todos estaban al cien por ciento de preparación, la presidenta del Comité de Regatas, Sylvie Viant, señaló que una de las naves ya tuvo que abandonar la competencia. Se trata del velero JPG Défis tripulado por Hervé Laurent y Loick Etevenard, que presentó diversos problemas.

Las condiciones del tiempo son tan extremas que el ganador de las versiones de 1993 y 1995, Paul Vatine, está desaparecido en alta mar luego que se volteara su embarcación.

Las posibilidades de encontrar al navegante son muy pocas, pese a las operaciones de rescate desarrolladas y los medios de salvamento arrojados a la zona.

La Transat Jacques Vabre - Ruta del Café ha sido la regata favorita del skipper desaparecido, quien ya había realizado 30 travesías por el Atlántico, entre ellas nueve solitario y diez victorias.

Hasta hace unos días el líder en la categoría de monocascos era el Whripoll-Europe 2, tripulado por Catherine y Luc, mientras en el grupo de multicascos la flota la encabeza el velero de Fujicolor comandado por Lioc Peyron.

Los organizadores explicaron que debido a las condiciones atmosféricas, los monocascos andan bastante dispersos en alta mar pero los multicascos navegan en grupo.

Lo anterior podría significar que la llegada de las naves a Cartagena se podría extender uno o días, a partir del 2 de noviembre, día para el que se tiene planeada.

Los tripulantes terminarán su aventura en el Hotel Santa Clara, una joya arquitectónica del siglo XVIII, que fue el convento de las hermanas Clarisas.

Pie de foto Los tripulantes de los veleros han tenido que soportar las peores condiciones del clima.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.