LA PALABRA LA TIENEN LOS BANQUEROS

LA PALABRA LA TIENEN LOS BANQUEROS

El ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, dejó en manos de la banca una parte de la responsabilidad de la recuperación económica.

25 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

En la junta directiva del Banco de la República del viernes pasado el jefe de la cartera económica dejó por sentado que el Emisor ya había puesto gran parte de su cuota de responsabilidad para reactivar el crédito y que ahora la palabra la tenían los bancos.

Así mismo, insistió en que las tasas de interés todavía pueden y deben bajar más a fin de consolidar el proceso de recuperación del aparato productivo.

Y es que el pasado viernes el Banco de la República decidió aumentar la liquidez que suministra al sistema financiero en lo que resta del año mediante la disminución de los encajes y el suministro de cupos de recursos por mayor espacio de tiempo.

En la reunión del viernes se examinaron las necesidades de liquidez de fin de año y la junta encontró que de acuerdo con los estimativos de demanda según la base monetaria proyectada y en adición a la compra de TES que ya se había anunciado, se requerirá incrementar la liquidez permanente en un billón de pesos.

Así, la junta del banco central decidió reducir a partir de diciembre los encajes sobre depósitos a la vista del 16 al 13 por ciento y los encajes de los depósitos de ahorro del 7 al 6 por ciento.

Esto significa que de cada 100 pesos de depósitos a la vista, las entidades deben llevar 13 pesos y de los de ahorro 6 pesos.

De la misma manera, se determinó crear a partir de la última semana de noviembre un cupo adicional para el suministro de liquidez a través de operaciones repo, que tendrá un plazo de cuatro meses.

Estas dos medidas, según Restrepo, significan un billón de pesos adicionales de los cuales cada una de las medidas representan 500.000 millones de pesos.

El jefe de la cartera de Hacienda dijo que en adición se mantuvo el cupo especial de liquidez con ocasión del cambio del milenio, todo lo cual asegura un suministro de liquidez apropiado en lo que resta del año.

Para Juan Camilo Restrepo, estas medidas se traducirán en que la economía contará con la liquidez que requiera para funcionar adecuadamente en la última parte del año.

Así mismo, en que las tasas de interés continuarán moderándose a fin de permitir la reactivación del crédito bancario.

El ministro de Hacienda dijo que las condiciones de liquidez y demás medidas adicionales para permitir una mayor baja en el costo del dinero y el destrabamiento del crédito están dadas y que de ahora en adelante los bancos tienen la palabra.

Sin embargo, para varios tesoreros de bancos, las medidas a pesar de buscar lo que los bancos han solicitado, es decir mayor liquidez de mediano y largo plazo, todavía no son suficientes y no tendrán efectos sobre los pésimos resultados de la banca a septiembre.

De la misma manera opina el analista Javier Fernández Riva, quien considera que el dinero finalmente no llegará a quienes lo necesitan y el crédito no despegará como cree la autoridad económica.

Para Rafael Quintero, de la tesorería del Bancolombia, aunque la baja de encajes de los depósitos a la vista y de ahorros alivia en parte la situación de liquidez y representan un volumen importante, dichos recursos son muy volátiles.

Así mismo, los repos a cuatro meses permitirán que las entidades se puedan fondear hasta en un plazo máximo de un año.

Los depósitos a la vista y los de cuentas de ahorro sumaban al pasado 8 de octubre 5,7 billones de pesos. Los primeros pesan el 8 por ciento dentro de la oferta monetaria y los segundos el 28,8 por ciento.

Para el decano de economía de una universidad, lo que sucede es que los banqueros todavía están temerosos de abrir las compuertas del crédito, luego de haber registrado unos malos resultados financieros precisamente en parte como consecuencia del deterioro de la cartera.

De acuerdo con la Superintendencia Bancaria, las pérdidas acumuladas a septiembre del sistema financiero eran de 1,3 billones de pesos, de los cuales 1,1 correspondían al saldo en rojo de la banca pública.

Al cierre del tercer trimestre los bancos privados arrastraban pérdidas por 152.839 millones de pesos, frente a los 110.257 millones que registraban en agosto pasado.

De todas maneras, para una fuente del Banco de la República, con las medidas del viernes pasado, más la baja en las tasas de intervención en los instrumentos de liquidez de corto plazo, decretada hace dos semanas, se cierran las medidas que Emisor tenía para ofrecer a la banca a fin de que reactiven el crédito.

Repuntan intereses A pesar de los anuncios de mayor liquidez hechos por el Banco de la República y el Ministerio de Hacienda desde hace varias semanas, así como por las bajas en las operaciones de suministro de recursos, las tasas de interés parecen haberse estancado.

Para esta semana la tasa DTF efectiva anual se ubica en 18,23 por ciento, 11 puntos básicos por encima de una semana atrás.

A partir de la tercera semana de agosto, cuando la tasa comenzó a bajar a 18 por ciento, este indicador prácticamente no se había movido de allí, Sólo en la última semana de septiembre bajó a 17,95 por ciento.

Durante este mes la tasa ha oscilado entre 18,03 y 18,23, el nivel en que se encuentra esta semana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.