COLOMBIA: REPÚBLICA TRANS

COLOMBIA: REPÚBLICA TRANS

La música electrónica y en especial una de sus vertientes han hecho que el planeta se declare a la fuerza territorio trance, pero como toda tendencia que se respete en Colombia tiene su propia interpretación. Acá el cuento trance está lejos de parecerse al sofisticadísimo esquema de otras latitudes.

27 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Para empezar, de lo que hablamos en nuestro país es de la folclórica cultura trans, que así suene igual y sea una rara adaptación de la palabra original, pone a Colombia en el mapa de lo contemporáneo... muy a su manera.

En otras palabras, los colombianos somos transeros, pero no precisamente por adoptar las condiciones estéticas y los elementos que simbolizan el movimiento en otras latitudes. Para comprobarlo solo hace falta reseñar algunas de las especies, aunque no alcancen a figurar ejemplos tan memorables como los TRANSexuales, el proyecto TRANSmilenio, los TRANSeúntes y los TRANSistores.

TRANSeros Su gracia es tener la capacidad para negociar desde los principios sagrados hasta contratos millonarios que, además de a ellos y a sus amigos, no benefician a nadie, pero pagamos todos.

A diferencia de sus homólogos en el mundo, los tranceros, no se visten con colores metálicos. Ellos han desarrollado su propio concepto de la moda, dependiendo del estrato al que pertenezcan, y no se reúnen solo en enloquecidas fiestas al aire libre (raves), pues consideran cualquier evento público o privado apto para negociar y hacer contactos. Han desarrollado un impresionante sentido para sobrevivir y mantenerse felices, pese al odio que despiertan en el resto de los mortales (algunos dicen que es más bien envidia).

TRANSpiradores Resultado de uno de esos procesos mágicos de la genética nacional, reúne en un solo espécimen dos de las más desagradables capacidades humanas: la envidia y la disposición para conspirar en contra de todos los que le rodean.

Se reconocen por su impresionante capacidad para desvirtuar y atacar todo lo que alguien distinto pueda o quiera hacer o decir. También son llamados TRANSformistas por la macabra mutación que viven cuando alguien alcanza su cometido o recibe elogios por la labor que ha realizado.

TRAiNSpoting Declarada, nadie sabe por quien, la película de culto de la generación de los noventa, Trainspoting retrata supuestamente el modelo de vida y el hueco profundo que habita los corazones de los seres desesperanzados.

Según declaraciones del director se trata de seres escépticos, metidos en la crisis, sin miedo a abordar los límites y que navegan por el cielo psicodélico de las sustancias no santas. Solo que en nuestro TRAiNSpoting, con i latina para que cuadre con lo trans, los escépticos son cada vez más. Vivimos en crisis, no por alguna postura ideológica sino porque la plata y el trabajo son cada vez más escasos. Tampoco tenemos miedo a abordar los límites... pero por la avalancha de colombianos que quieren atravesar las fronteras. Y los que andan en viaje, no lo están precisamente como resultado de una traba permanente, sino por el impulso de deserción.

TRANSferibles De este grupo hacen parte todos aquellos a quienes las empresas en crisis han considerado de libre remoción o movimiento.

Para reconocerlos basta seguir pequeñas pistas. Fueron transferidos sin mayores explicaciones al desempleo y hoy se rompen la cabeza tratando de hacer que su liquidación les alcance para vivir, mientras consiguen algo.

O no fueron transferidos directamente a la calle, pero si a la noción de lo multidisciplinario y hoy deben desempeñar dos o tres funciones en la empresa, todo por los mismo pesitos. Así las cosas, un antiguo creativo hoy, además gerencia la empresa, se desempeña como mensajero y sirve los tintos.

TRANSilvania Aunque este apartado poco tiene que ver con el hogar del más famoso vampiro, es una manera de incluir a nuestras especie más trans: los transportadores intermunicipales que recorren las agrestes vías nacionales. Basta recordar las escenas de horror que se viven al borde de las llamadas flotas, para entender la asociación de los términos.

Entre una que otra gallina o cerdito sietemesino, los gritos y miradas picaronas del ayudante, los ronquidos del barrigón bigotudo del lado y el pánico generalizado que se extiende cada vez que el conductor intenta sobrepasar a un competidor, vale decir que el viaje es una experiencia de terror, digna de ser vivida este 31 de octubre.

TRANSgénicos Aunque el tema se debate en el mundo, en nuestro país la biotecnología había logrado algunos éxitos memorables en eso del cruce de genes de especies animales, vegetales e incluso humanos. Todos conocen a los hombres con destrezas de lagarto, los empleados con habilidades de sapos o las mujeres que cotorrean como gallinas.

Pero vale proponer que los cruces se hagan pensando en la economía de los consumidores. Así se puede mezclar un gen de vaca con uno de papa, para que el caldo con costilla salga baratico. Igual fórmula se puede aplicar a los frijoles tratando de reunir con la planta el inigualable sabor del chicharrón con pelos.

TRANSitorios Su principal virtud es que pasan rápido, no hacen estorbo y no generan cargo de consciencia. Son parte del universo sentimental de fin de siglo. Las parejas perfectas para salir del afán, cumplir con la urgencia o pasar un buen rato sin que exista la posibilidad de que en el futuro haya que aguantarlos en sus crisis.

Conocen su condición y por eso no les interesa convertirse en alguien permanente. Es más, su vocación es ser sin ser, su película favorita es Lo que el viento se llevó y su canción de siempre es Nadie es eterno en el mundo.

No se ha podido demostrar si tienen o no sentimientos o si su vida es una simple dedicación al placer presente. Lo cierto es que tienen claro que más vale ahora que nunca.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.