BANCOS, SOCIOS EN SALVACIÓN DE EMPRESAS

BANCOS, SOCIOS EN SALVACIÓN DE EMPRESAS

Recuperar las empresas que sean viables, pero que estén atravesando dificultades financieras, es el objetivo del proyecto de intervención económica presentado ayer al Congreso por el ministerio de Desarrollo. Se trata de evitar que las empresas lleguen al concordato mediante la celebración de acuerdos con sus acreedores (externos e internos) en los que todos tengan como objetivo la salvación de las compañías.

21 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Lo anterior también es válido para las entidades territoriales (departamentos y municipios), algunas de ellas quebradas y sin recursos para responder por los salarios de sus trabajadores, los pagos a sus pensionados u obligaciones con terceros.

El espíritu de la iniciativa es, dijo el ministro de Desarrollo, Jaime Alberto Cabal, ofrecer un marco legal a la comunidad empresarial que propicie acuerdos de reactivación. Esto permite la conservación del empleo.

En ese sentido, se acaba con la dictadura de minorías de acreedores que en las normas concordatarias pueden vetar un acuerdo. Para que este quede en firme se necesita el visto bueno del 75 por ciento de los acreedores. El proyecto lo reduce a 51 por ciento.

Igualmente, se propone que la concertación entre empresarios y trabajadores acerca de condiciones especiales laborales y temporales con el fin de sacar al otro lado a las empresas.

También se contempla la capitalización de acreencias laborales y obligaciones financieras; estas últimas sujetas a la condición de temporalidad, es decir, que posteriormente deben vender las acciones o participaciones de la empresa.

El proyecto permite a las entidades del Estado con las cuales las empresas a reactivar tengan deudas parafiscales negociar el pago de las mismas y condonar intereses causados, multas y sanciones.

De igual manera, la Dian podrá convertir sus acreencias en bonos de riesgo, cuyo pago es posterior al de los demás pasivos externos.

Las empresas reestructuradas tendrán acceso prioritario a los recursos de la banca oficial de segundo piso a través de los intermediarios financieros.

Cabal hizo un llamado a para que dejen de ser actores pasivos de la recuperación empresarial y reestructuren voluntariamente sus acreencias, a esperar a que sean arrastrados por la decisión del 51 por ciento de los acreedores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.