BOGOTANOS

BOGOTANOS

Jamás soñó el benemérito don José María Rivas Groot catoliquísimo poeta, liróforo celeste, constelador de almas, quien hace muchísimo tiempo anda mirando hacia la tierra desde la comba altura, que el empate de milenios le pondría, por obra y gracia de lo que puede la edición, a convivir con cronopios rockanroleros mamagallistas y gocetas como el perínclito don Gustavo Reyes, quien a punto de alcanzar la suma cima de la cincuentañez, se había dado el lujo de ser una de las grandes promesas inéditas de nuestra narrativa, pues los descubridores de estrellas literarias escasean en tiempos de guerra.

24 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Pero el prodigio se dio gracias a las pesquisas antológicas de Carlos Nicolás Hernández, quien no sólo hizo recíproco el honor para don José Eme y don Gustavo, sino para otros seguramente sorprendidos dieciocho CUENTISTAS BOGOTANOS, como se llama el libro que sirve de habitáculo para la convivencia de autores muy distantes en el tiempo, el estilo, la concepción de la vida y la asunción de la palabra como, por ejemplo, Octavio Amórtegui, Hernando Téllez, Antonio García, Antonio Montaña, Helena Araújo y Humberto Rodríguez, con Luis Fayad, Francisco Sánchez, Roberto Rubiano, Juan Carlos Moyano, Miguel Torres y Nicolás Suescún. Se nota en los primeros el agobio de lo que fue la primera mitad de este siglo violento y moralista. Igual en los segundos el vuelo autónomo con la palabra y la imaginación.

Como toda antología es espejo del seleccionador, todo lector alegará que aquí ni son todos los que están ni están todos los que son. Pero como el editor, a su vez, pone la plata y pone las condiciones, todos los que están sí son, pues no queda otro remedio. Pero el efecto bumerang es buenísimo en este caso: leer un texto simplista, xenófilo y moralista como Palabra de Rey (de Rivas Groot), que abre la antología, y muchas páginas después encontrarnos con uno humorístico, urticante, cinematográfico y casi cibernético como El consejero (de Reyes), sirve para constatar cómo al menos en literatura sí hemos pasado de la patria boba a la palabra viva: casi toda la narrativa bogotana de la mitad de esta centuria fue producto de la imitología. Hoy, como ya casi nadie come cuento, los escritores acuden a la imaginología, que es deleitosa y lúdica.

Hay aquí cuentos muy flojos que a ojos de buenos cuberos se caerán de su peso y en consecuencia es mejor proponer el juego de identificarlos, que cometer el desliz de mencionarlos. Otros en cambio, muy buenos, que por lo mismo: lo mismo. En las estrechas treinta líneas de una columna de prensa es imposible hablar, uno por uno, de 20 autores respetables todos. Lo que sí se puede decir es que vale la pena leer este libro de cuentistas bogotanos porque aparte de que da gusto reír con Montaña, pasar por una trémula afeitada con Téllez, juntar las rodillas con Helena Araújo o reencontrar la particular atmósfera de Humberto Rodríguez, resulta gratificante descubrir la intensidad narrativa que logra Guido Tamayo; consolidar el rigor verbal de Consuelo Triviño; el vuelo y el peso de la imaginación de Evelio Rosero; la voz clara y grata de Celso Román; el siempre mar de Oscar Olarte.

Y el prólogo Sonia Truque (como buena cuentista) es otro cuento: explica que por razones editoriales no se incluyó a Gonzalo Márquez, pero helo ahí cerrando edición: lo inexorable. En todo caso, han debido optar por que este fuera un Tomo I, porque una antología de cuentistas bogotanos que no incluya a Julio Paredes, a Juan Carlos Botero, a Santiago Gamboa (aquí le dicen Octavio), a Colombia Truque, a Mario Mendoza y a quién sabe cuántos merecedores más, queda incompleta. Bogotá, veinte cuentos más cerca de las estrellas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.