DISCOVERY 2.000: OTRO MUNDO

DISCOVERY 2.000: OTRO MUNDO

Rover refaccionó completamente su impresionante camioneta Discovery 4x4. Más larga, con un motor V8 de 4 litros similar al del Range Rover. Colmada de accesorios delicados y lujosamente colocados, con toda la severidad y percepción británica, la Discovery pone un punto muy elevado en la confección de un vehículo de altísima gama, en el cual se sabe que está la mano de la BMW en el estricto control de calidad, la funcionalidad de todos los sistemas, el intercambio de tecnologías, pero sin tocar en lo más mínimo el ambiente y distintivos propios del carro inglés, tan exclusivos, apatecidos e inimitados.

27 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Esto se palpa en los cueros de las sillas, el finísimo tapizado del techo, los pequeños pero infaltables detalles de madera en el tablero, la sua vidad de marcha -mejor que la de un automóvil- la insonorización y la discreta manera de llevar un 4x4 sin necesidad de que se perciba , adentro y afuera, como un aparato más que como una fina pieza de la mecánica.

Eso es el Discovery, como sucede también con el Range Rover, con los Defender básicos o con el exquisito auto Rover 75, que también debutó en Bogotá al tiempo con la nueva camioneta que nos ocupa.

Obviamente, el cambio no es dramático. Como solemos decir con una traqueada frase en estos artícu los, hay más evolución que revolución. Esto tiene que ser así pues un concepto de vehículo que anda bien en el mercado no se puede desbaratar y reinventar de un día para otro pues la identidad de formas y características son un valor que ya el cliente apr ecia y reclama.

De ahí que la camioneta muestra sutiles diferencias por fuera. Nuevos parachoques traseros, tapa de gasolina con mando eléctrico, stops incrustados en el paral superior, llanta de repuesto más baja para mayor visibilidad trasera, vidrios de la capota más largos, más altura del parabrisas, ajuste de puertas y hermiticidad optimizados, capot y guardafangos frontales nuevos, frente diferente, bómper delantero de una sola pieza, faldones laterales y manijas de puertas reformados, nuevo diseño y materiales de puertas, etc.

Alto, ancho, masivo y enorme, 4.7 metros de largo, dos toneladas larguitas sobre el piso, 20 centímetros de sus ejes sobre el piso, en la Discovery también cambio todo por dentro.

Esa lista de accesorios es igualmente impresi onante: cuero, doble aire acondicionado con controles independientes en las cuatro esquinas, control de temperatura en cada puesto, sistema automático de frenado en bajadas pronunciadas, ABS de 4 canales, dirección hidráulica, rines de aleación, seguros, espejos exteriores con calefacción, retrovisor interior de oscurecimiento automático, toma de corriente de 12 voltios para accesorios atrás, doble airbag delantero, tercera fila de asientos atrás plegable con apoyacabezas retráctiles independientes, cierr e remoto de puertas con inmovilizador, equipo de sonido Harman-Kardon con ! 12 parlantes !, caja de discos y tomas de audífonos con control de volumen independiente en los dos puestos traseros, manejo integral del sistema de audio desde atrás, asientos dela nteros de ajuste eléctrico, antena incorporada en el vidrio trasero, doble techo corredizo eléctrico con cortinas de aislamiento del sol, corrector de altura trasera graduable desde la cabina, exploradoras, lava linternas eléctrico, cortina para cubrir la s maletas, columna de dirección ajustable, control electrónico de tracción en las 4 ruedas, etc. Y, etc. Porque en minucias y detalles se puede ir otro largo párrafo.

El motor de 8 cilindros en V8 y 4 litros tiene 184 caballos, lo cual va justo con el peso del Discovery, razón por la cual ni la velocidad ni el pique serán sus mejores virtudes. Mejoró muchísimo la curva de torque, que arranca desde más abajo y produce u na aceleración más constante y predecible en el tráfico con respecto al modelo anterior. Ha y también disponible la versión turbodiesel de 1.5 litros y 137 caballos y se puede ordenar la caja automática.

La suavidad y silencio de marcha aíslan perfectamente a los ocupantes del vehículo del mal terreno y de la vida exterior. Casi no se sienten los huecos, pasa por encima de cualquier obstáculo y desde su impresionante altura el mundo se ve de otra manera. La estabilidad, gracias al sistema hidráulica autonivelador de la carrocería es perfecta y sobrepasa la de muchos automóviles pues no hay inclin ación y la transferencia de pesos, a pesar de la altura y tamaño del habitáculo no se nota. Esto lo hace un gran rutero.

Los frenos requieren costumbre pues el ABS es muy influyente debido al peso del vehículo, el impulso que fácilmente toma y a las enormes ruedas que lo apoyan, 235 R16 x 7. Est hace que en muchas paradas, el pedal se sienta esponjoso No tiene la mejor posición de manejo pues el volante es muy grande y para que no bloquee con la columna las rodillas hay que levantarlo mucho y tapa la in strumentación. La visibilidad trasera, de no ser por los espejos laterales, es muy restringida y se nota el tapón visual en las estacionadas debido al tamaño y largo de la cabina.

La Discovery viene en dos niveles de equipo, la S con menos accesorios pero con el equipo básico incluido, ofrecida a 103 millones y la full , ES a 122 millones. Precios que suenan fantásticos, pero que nos obligan a aterrizar en una dura realidad: el dó lar se multiplica ahora a 2.000 pesos cada uno, lo cual en términos práctic os significa un alza del 30% o más en los vehículos nuevos.

ROVER 75 Simultáneamente con la llegada del nuevo Discovery 4x4, fue presentado en la sociedad del automóvil colombiano el lindísimo Rover 75, que en pocas palabras significa el gran regreso de la berlina inglesa con todos sus detalles de interior, finos acabados, maderas, instrumentos clásicos, cueros y la misma forma exterior, muy cercana a la del nuevo Jaguar, especialmente en su parte trasera.

El nuevo Rover 75 ya descrito por nosotros en anterior edición (Ver MOTOR No. 267 de abril de este año) con ocasión del lanzamiento en Europa, lo traen únicamente en la versión full equipo, con el motor de 6 cilindros en V y 2.5 litros con tracción delantera. Tiene 175 caballos de po tencia.

Este modelo es el renacimiento del automóvil inglés, pues como se sabe previamente los Rover de tamaño mediano y alta gama eran corresponsales de los Honda, con los cuales la marca inglesa tenía una estrecha colaboración. Al ser comprada en su tota lidad por BMW, Rover replanteó todos sus modelos y el primer producto enteramente nuevo y hecho partiendo de ceros es el 75, en el cual hay gran asistencia e intercambio técnico con BMW, pero con el respeto total por el ambiente y ejecución británicas, qu e serán su gran distinción en el mercado nacional de alta gama pues su exclusividad y finura no tienen contendor.

El Rover 75 cuesta 110 millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.