CÚCUTA DISFRUTA LA SUBIENDA DEL BOLÍVAR

CÚCUTA DISFRUTA LA SUBIENDA DEL BOLÍVAR

En la ciudad nadie lo niega: Desde que el bolívar superó la barrera de los 2,40 pesos por unidad, más venezolanos atraviesan la frontera cada día para estirar su dinero comprando en Cúcuta.

22 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Una fila de Ford y Dodge de servicio público, las llamadas lanchas que fueron el último grito de la moda en los 70 y 80, vistosas por lo enormes, ocupa el carril derecho de la avenida Séptima entre calles 10 y 13 y muchas personas desfilan hasta allí atiborradas de paquetes y bolsas blancas con el logo rojo del Ley.

Los pregones de un hombre se escuchan por toda la cuadra: San Cristóóóóóbal, San Cristóóóóbal, ya sale el de San Cristóóóóbal . Dos mujeres se apresuran a abordar el inmenso taxi con destino a Venezuela.

El tumulto de clientes venezolanos que se había esfumado desde principios de año a medida que el bolívar empujaba su picada hasta acercarse a los 2 pesos, regresó hace un par de meses cuando los almacenes y las casas de cambio empezaron a pagar el bolívar a 2,95 y 3 pesos.

En medio de un aire que hierve a más de 30 grados los compradores foráneos caminan hacia las ventas de zapatos y ropa. Los comerciantes dicen que incluso llegan clientes desde Maracaibo, Valencia y Caracas, a más de seis horas de carretera.

Ahora puede uno adquirir un poco más , comenta César Fonseca, mientras espera a que una vieja lancha extralarga complete el cupo de seis personas para partir.

Un par de zapatos que en San Cristóbal cuesta 15 mil bolívares (45.000 pesos), en Cúcuta los compra hasta por 5.000 (15.000 pesos). También resulta negocio venir por colonias y confecciones.

A escasas dos cuadras, Cherimbell Chávez, una catira (rubia) robusta regatea unos tenis para niño en el almacén Gamma y logra que la vendedora rebaje el precio de 9.200 bolívares. De una pequeña cartera de cuero saca un fajo de billetes anaranjados con la imagen de Andrés Bello y paga los 9.000 bolos por los que finalmente cierra el negocio.

La dependiente del almacén reconoce que las ventas la mitad de las cuales se realizan en bolívares han subido el 30 por ciento desde principios de septiembre.

Vendemos zapatos costosos y hay clientes que llevan hasta cuatro pares, pero cantidades como antes no han empezado a comprar , dice, recordando las décadas del 70 y 80, cuando la bonanza petrolera trepó el bolívar a 16 pesos.

La mayoría de los cambistas de moneda guardan hermetismo al respecto, pero en Cambios Barbosa, uno de los cajeros reconoce que las operaciones crecieron hasta el 60 por ciento.

Reinaldo Quintero, asistente administrativo del Ley del centro comercial Bolívar, dice que las ventas de septiembre aumentaron cerca del 22 por ciento.

Por fortuna para los cucuteños, que tienen que pagar con los mismos devaluados pesos que ganan, el aumento en la demanda no ha disparado los precios, porque muchos comerciantes tienen promociones para renovar el surtido para la Navidad.

Eso sí, a este lado de la frontera existe el temor de que la pequeña bonanza no se eche a perder a causa de una posible devaluación como producto de las medidas que tome el gobierno venezolano para capotear la crisis económica.

El IVA mostrará bonanza Aunque todavía no hay estadísticas, la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) reconoce el repunte económico asociado al alza en la moneda venezolana. Los resultados concretos solo se podrán saber en noviembre, cuando se recaude el IVA de septiembre y octubre.

Las confecciones se están vendiendo mucho. Jeans, chaquetas de cuero, calzado y productos de lencería, pero en términos generales, están comprando de todo , comenta su directora ejecutiva, Gladys Navarro Uribe.

Alfonso Vergel, de la Dirección de Impuestos y Aduana Nacional (Dian), informó que entre julio y septiembre solo se recaudaron 649 millones de pesos de los 1.054 que se tenían presupuestados por el bajo volumen de ventas, pero posteriormente se han recaudado por pago de deudas en mora 2.350 millones, ante una meta de 1.254 millones, lo que indica que en las calles hay más dinero.

Venezuela enfrenta una sobrevaluación del bolívar frente al dólar, que se estima en 30 por ciento, lo que pone a los gremios empresariales venezolanos en desventaja comercial frente a Colombia, que contrariamente mantiene una política devaluacionista.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.