LAS DOS CARAS DE ROCK AL PARQUE

LAS DOS CARAS DE ROCK AL PARQUE

LO BUENO -La demostración en vivo de que el rock colombiano es algo más que Aterciopelados. Super Litio, Bloque, Las Almas, Ethereal, Shai, Vértigo, Morfonia, Corporación Macondo, Dogma, Conagua, Bocabajo, Kilcrops, La Pestilencia y El Pez hacen música para exportar.

22 de octubre 1999 , 12:00 a.m.

-El fenómeno de las escuelas de Rock y Rap, que además de plantearse como posible alternativa para la juventud bogotana, demostró excelentes resultados con bandas como Pornomotora y Sha-i -La prensa nacional independiente. Pequeños medios de comunicación manejados por personas que antes que afán de lucro quieren hacer una divulgación del rock. En prensa escrita La Rosca, El rockero, en el planeta virtual Bitácora. En radio, Unimanizales o 107 de Bucaramanga podrían darle lecciones a la gente Planeta Rock.

-El equipo de organizadores que logró conformar un cartel de lujo, con nombres como Café Tacuba, Super Litio, Molotov, los Félics o Neus.

-El interés de la prensa extranjera. Estuvieron presentes corresponsales de El Nacional de Caracas y del programa El Idioma del Rock , de la televisión panameña.

-Por el lado de la música, entre las bandas que ofrecieron un mejor espectáculo estaban Guillotina, Julieta Venegas, Earth Crisis o los Ilya Kuriaki (en su segundo show); Otras que como Víctimas del doctor Cerebro o Laberinto tuvieron que pasar las duras y las maduras para venir a Bogotá pero, con tal tocar aquí, se aguantaron de todo.

-El apoyo así fuese discreto, de entidades como Café de Colombia; -El hecho de que países como Perú, Ecuador y Venezuela vean en Rock al Parque una catapulta para sus mejores bandas con grupos como Huelga de Hambre y Sal y Mileto.

LO MALO -Una prensa privada que, con contadas excepciones, no fue la más colaboradora con el festival y decidió hablar casi exclusivamente de Molotov, los Tacuba o los Kuriaki.

-Unas bandas nacionales que a pesar de estar todo el año quejándose de como la prensa no los apoya y les cierra las puertas, desperdiciaron las oportunidades que el festival les brinda para conectarse. No más de diez agrupaciones llevaban el material necesario para promoverse en los medios de comunicación nacionales e internacionales.

-La disposición errada del espacio para la prensa que tampoco ayudaba l cubrimiento ni a la difusión del festival.

-El hecho de que Ultrágeno cuales quiera que fueran las razones no pudiera tocar.

- La ausencia de los ejecutivos de las casas disqueras para apoyar a las bandas nacionales o buscar nuevos talentos.

-Una fracción del público que protagonizó algunos hechos violentos y que fue completamente intolerante con algunas bandas.

PARA ANALIZAR -La posibilidad de descentralizar el festival involucrando ciudades como Medellín, Cali, Bucaramenga o Barranquilla.

-Replantear los horarios para que las bandas taquilleras puedan probar sus equipos sin que retrasen mucho el espectáculo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.