MORDAZA ARMADA

A la mancha que cubre a Colombia por razón del impresionante número de periodistas asesinados o secuestrados se suma ahora el caso del fotógrafo Henry Romero, de la agencia noticiosa Reuters, secuestrado por el Eln para que explique la divulgación de unas fotografías de los secuestrados de la iglesia La María, de Cali, que fueron tomadas por él con la autorización de la guerrilla.

28 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Este atropello cometido por la organización guerrillera pone de manifiesto su desprecio por los derechos elementales y la libertad de prensa, que para ellos solo existe cuando les sirve a sus fines propagandísticos. Por ello es inadmisible que se pretenda imponer, por la vía armada, una mordaza a la prensa. Más que juicio revolucionario contra un fotógrafo, lo es contra uno de los derechos más preciados de los colombianos. O es que el Eln preferiría que no se conociera el drama humano que hay detrás de sus delitos atroces?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.