METEN EN CINTURA A LOS ESPECTÁCULOS

METEN EN CINTURA A LOS ESPECTÁCULOS

Dos colegios de Villavicencio y un club social de la ciudad enfrentarán próximamente una demanda por el no pago de los derechos de autor. En igual situación están tres municipios del Meta, por la omisión en el cumplimiento de sus funciones, al no exigir el paz y salvo por concepto de estos impuestos.

05 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Son ellos los colegios Neil Amstrong y Espíritu Santo, así como el Club Meta y los municipios de Acacías, Granada, Puerto López y Villanueva (Casanare), de acuerdo con lo manifestado por el abogado Polo Yesid Mariño Cristian, representante de Sayco en el Meta.

Con este anuncio del representante de Sayco, Polo Yesid Mariño Cristian, la polémica por el cobro de los impuestos de derechos de autor se pone al rojo vivo, pues mientras el funcionario argumenta que él solamente se está limitando a hacer cumplir las normas legales, las entidades obligadas a pagar estos derechos manifestaron su inconformismo por la falta de claridad en torno a la forma como se aplica la ley (ver recuadro).

De acuerdo con Mariño Cristian, se causan derechos de autor por todas las presentaciones de espectáculos en vivo y por la ejecución pública de obras musicales. El impuesto de derechos de autor se cobra en todo sitio donde se explote la obra musical, que es una creación del espíritu en el campo artístico y que está protegida por la ley , explicó.

Además, algunas organizadores de espectáculos creen equivocadamente que no están obligados a pagar impuestos si el grupo que se presenta no ha grabado ningún disco. Según el abogado de Sayco, son dos cosas diferentes pues la entidad protege es la propiedad intelectual, no a quien la interpreta.

Sobre las numerosas quejas y el inconformismo por el cobro de estos impuestos, Mariño Cristian explicó que lo que sucede es que la gente no ha tomado conciencia de su obligación con estos impuestos.

Hasta febrero de este año, Sayco estuvo en manos de un contador, quien solamente cobraba los impuestos a los espectáculos grandes y a los menores no. Lo que quiere decir que no se estaba aplicando la ley en su totalidad .

El funcionario agregó que de ahí la extrañeza y sorpresa de la gente ante el cobro del impuesto en sitios como colegios, clubes sociales y otros lugares, pese a que desde el pasado 10 de agosto había anunciado mediante un oficio que empezaría a aplicar las normas que lo amparan para cobrar impuestos por estos derechos.

Otra de las inquietudes planteadas por los afectados es que el representante de Sayco ha ofrecido concertar la tarifa a cobrar, propuesta extraña para algunos si se tiene en cuenta que lo establecido por las normas no es negociable, en concepto de muchos.

A esta inquietud, Mariño Cristian respondió que cuenta con autorización de la dirección nacional de Sayco para negociar tarifas en casos especiales, como cuando se trata de obras sociales, por ejemplo. Estoy autorizado para concertar, mas no para exonerar del pago de los impuestos , afirmó el abogado.

(Recuadro) La letra de la ley...

Un conjunto de leyes y decretos amparan los derechos de autor y el cobro de los impuestos por el uso de las obras amparadas por esta norma. Entre estas normas se cuentan las leyes: 48 de 1975, Ley 23 de 1982, Ley 33 de 1987, Ley 44 de 1993 y Ley 232 de 1995.

Igualmente los decretos 2145 de 1985 y 162 de 1996; así como el Acuerdo de Cartagena y la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia, Corte Constitucional, Consejo de Estado, y de varios tribunales y juzgados del país.

Para efectos de la Ley 23 de 1982, se considera ejecuciones públicas las que se realicen en cines, teatros, salas de concierto o baile, clubes, estadios, circos, restaurantes, hoteles, establecimientos comerciales, bancarios e industriales y dondequiera que se interpreten o ejecuten obras musicales o se y transmitan por radio o televisión con participación de artistas.

Igualmente, se extiende a los colegios, fiestas patronales, vías cerradas o peatonales, mangas de coleo, plazas de toros, parques.

Así mismo, las normas señalan que las autoridades administrativas de todos los órdenes se abstendrán de expedir el permiso para la presentación de espectáculos y ejecuciones en vivo hasta tanto se cancelen los derechos de autor a fin de evitar incurrir en delitos penales y acciones disciplinarias.

En cuanto a las tarifas, las normas establecen que para los espectáculos en los que se cobra al público, la tarifa es del 9 por ciento de los ingresos si se trata de artistas nacionales y el 10 por ciento si son internacionales.

En los espectáculos donde no se cobra, la tarifa oscila entre uno y 40 salarios mínimos, dependiendo del número de personas que ingresen al mismo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.