RECESIÓN DESPROTEGE A TRABAJADORES

RECESIÓN DESPROTEGE A TRABAJADORES

Una preocupante deserción se está registrando en la seguridad social en Colombia.

27 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

Sin duda, son las secuelas de la fuerte recesión que ha sacudido al país y que ha llevado a que 120 sociedades caigan en concordato y que otras 103 estén en proceso de liquidación.

Pero la caída de la economía que se refleja además en alto nivel de desempleo que alcanza el 20 por ciento en las principales ciudades del país, se traduce también en una desprotección a la seguridad social.

En efecto, los derechos básicos a la salud, la recreación y a una pensión por invalidez ó muerte, se han perdido para muchos trabajadores colombianos con la actual crisis.

Las cifras sobre afiliaciones a las fondos privados de pensiones, al Seguro Social, a las entidades promotoras de salud y a las mismas cajas de compensación revelan que hay una deserción de la seguridad social.

Cada vez que un trabajador pierde su empleo la empresa deja de cotizar a la AFP, al ISS, a la Caja de Compensación ó a la EPS y con ello el trabajador queda desprotegido.

Y cuando la empresa entra en concordato, si bien tiene que continuar cotizando con todos los aportes a la seguridad social, hay casos en los cuales suspenden el pago de los aportes, con lo cual el trabajador ve afectados sus derechos.

Para Germán Sánchez quien estuvo al frente del Fondo de Colmena AIG, sencillamente se está reflejando la crítica situación del país en materia de desempleo.

Con los concordatos se presenta una situación preocupante, porque se trata de empresas que están activas. Los empresarios deben tener bien claro que las empresas en concordato están operando y tienen que cotizar , señaló.

Es decir, los trabajadores siguen expuestos a un riesgo de accidente de trabajo.

Hay también casos críticos de morosidad y evasión. Muchas empresas están colgadas en el pago de los aportes a la seguridad social y con ellos los afectados son realmente los trabajadores.

No es fácil cuantificar el número de trabajadores inactivos por evasión o elusión.

Los fondos privados han detectado que muchas empresas si bien están en dificultades, siguen recaudando los aportes de los trabajadores pero no los trasladan a los respectivos fondos.

En pensiones En pensiones el número de trabajadores inactivos viene en ascenso.

Según la Superintendencia Bancaria, al cierre del tercer trimestre del año, se encontraban afiliados al régimen privado de pensiones 3.318.356 trabajadores.

Pero de este número más de la mitad no cotiza desde hace seis meses. Es lo que se llama trabajadores inactivos.

En este grupo se encuentran 1.687.443 trabajadores, es decir cerca de un 51 por ciento de los afiliados a los fondos privados de pensiones.

En un sólo mes, pasaron al conjunto de inactivos cien mil trabajadores.

En el régimen de pensiones los trabajadores tienen un período denominado de carencia que les asegura una cobertura de 26 semanas adicionales desde el momento en que ha parado de cotizar por alguna contingencia.

Una vez pasa este período queda por fuera de la seguridad social en el tema de cobertura de pensión de invalidez y sobrevivencia.

En cuanto a la pensión de vejez, cabe recordar que el trabajador está acumulando semanas de cotización y va formando su capital futuro.

En la medida en que interrumpa sus aportes demorará más la formación de su pensión de jubilación.

En salud En el tema de salud la situación puede ser aún más grave.

Si bien el Seguro Social se mantiene en el primer lugar entre las EPS en materia de afiliaciones, su posición se ha debilitado en los últimos meses.

De siete millones de afiliados que reportaba el presidente de la entidad Jaime Arias Ramírez, a mediados del año pasado, la entidad pasó a tener, según el último reporte de la Superintendencia de Salud cerca de seis millones. Es decir, un millón de afiliados menos.

Si bien una parte debe atribuirse a migración hacia las entidades privadas, una porción responde a factores de pérdida de empleo, liquidaciones y cierres de empresas.

Para Fernando Robledo, presidente de seguridad social en el grupo Colmena, si bien los trabajadores siguen protegidos por una semanas más después de suspendérsele la cotización, en el tema de salud hay una desprotección mayor.

Por ello señala que es importante que, tal como lo viene estudiando el gobierno, los trabajadores que pierdan su empleo tengan la posibilidad de un POS (programa obligatorio de salud) Aunque sea reducido por lo menos por unos seis meses. Pues la gente queda en la calle y fuera de eso sin salud. Una especie de POS sólo para hospitalizaciones, por ejemplo .

Según Robledo, debe buscarse una solución adicional para los trabajadores independientes o subempleados.

En salud los afiliados al régimen público (contributivo), básicamente por el ISS, bajaron en un año más de un millón.

En las EPS se presentó un incremento en régimen contributivo pero una caída en el subsidiado.

Las ARP En el tema de las Administradoras de Riesgos Profesionales, ARP, la situación es un poco más alentadora.

Las cotizaciones a las compañías que ofrecen este ramo a las empresas bajaron de diciembre a abril del presente año.

Sin embargo, se presentó un repunte en julio y se ha sostenido en los últimos meses.

Esto se paga sobre la nómina de las empresas.

En este sentido las compañías saben que suspender este aporte es un riesgo mayor que corren puesto que deben cubrirle al trabajador cualquier accidente laboral que tengan, en caso de no pagar el aporte.

Hasta recreación La crítica situación de desempleo también ha significado un golpe para las cajas de compensación del país.

En junio del año los colombianos afiliados al sistema de compensación familiar ascendía a 3.661.537.

Para este año la cifra se cayó a 3.457.320 afiliados.

En este sentido, los trabajadores que pierden su empleo quedan por fuera de la cobertura de los servicios que ofrecen las entidades como las cajas de compensación.

Según la Superintendencia de Subsidio Familiar a junio, las empresas vinculadas solo aumentaron en un uno por ciento, al sumar 179.761 firmas vinculadas en total a 58 cajas.

El ISS De acuerdo con la Superintendencia Bancaria, el Seguro Social cuenta con 4.597.672 trabajadores afiliados a pensiones.

De este volumen 2.670.034 son inactivos, es decir no cotizan desde hace seis meses.

Esto representa el 58 por ciento de sus afiliados.

Esto termina por complicar la situación del Instituto. El propio ministro de Hacienda, recordaba que por primer vez el Seguro Social ha tenido que echar mano de sus reservas en pensiones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.